Sidebar

19
Lun, Nov

Se cumple medio siglo desde la creación de la Federación Nacional de Teatro Universitario, uno de los principales hitos organizativos protagonizado por los teus españoles en sus más de cinco siglos de existencia. Para ello, este curso se están preparando una serie de actos, entre los que destaca para el 20 de octubre una Gala Conmemorativa con testimonios de la talla de Juan Antonio Hormigón, Margarita Piñero, Jerónimo López Mozo y Javier Navarro de Zuvillaga, entre muchos otros.



La vida universitaria -ese compendio de actividades sociales y extracurriculares que completan la formación como persona crítica del estudiante universitario y que convierten a la Universidad en alma mater- está de celebración, porque en 1967 grupos de toda España se pusieron de acuerdo para organizarse a un nivel superior: buscaban reconocimiento y respaldo institucional, espacios donde ensayar y representar, acceso a cursos, material; pero sobre todo veían en esta unión de grupos la posibilidad de escapar de la censura y la función única que les impedía crecer, trascender, llegar a mayores públicos.

El asociacionismo en la universidad incluso ahora en un régimen democrático no acaba de consolidarse, su naturaleza y problemática no es comprendida por los respectivos vicerrectorados y la burocracia y los tiempos de acceso que hay que cumplir para acceder a espacios, subvenciones y ayudas a veces son disuasorios y siempre resultan insuficientes. La aparición por lo tanto de sindicatos o plataformas de autogestión se debe de percibir como una doble esperanza: permiten una mejor utilización de los recursos disponibles y por otro lado promueve el liderazgo de proyectos propios, es decir, salir de una lógica paternalista de la universidad propia del siglo de las luces, para adentrarse en una dinámica de ciudadanía activa a la que hay que aspirar en este siglo XXI.

A este respecto, el Teatro Universitario es, a través de sus representaciones y montajes, uno de los principales actores para la conformación de público activo, aquel que se siente co-creador de la ficción que está presenciando. En contraposición vemos con preocupación como al individuo se le hace cómplice para que elija la mentira con la que quiera autoengañarse en una suerte de postverdad a la carta. El teatro al mostrar las costuras de la vida permite salir de cualquier alienación para poder tener una visión del mundo un poco más personal y decididamente más crítica. Con razón García Lorca esgrimía que la salud de un pueblo se la conoce por la salud de su teatro.

La Federación durante este curso 2017-18 realizará una serie de actos conmemorativos y publicaciones con las que celebrar este aniversario e invitar a la reflexión de cómo seguir afrontando los retos venideros. La primera cita será el 20 de octubre a las 18:30h en el Paraninfo de la Universidad Complutense donde teus de toda la península se reunirán en una Gala Conmemorativa con la que reivindicar este teatro y a la gente que lo hizo y sigue haciéndolo posible.

Federación Española de Teatro Universitario

Nuevo número de la revista ARTEZ


Visita nuestra librería online

Todos los libros de la editorial artezblai