Sidebar

23
Lun, Sep

Y no es coña | Carlos Gil

Novecientos dos. Novecientos dos boletines. Novecientos dos lunes en los que nos comunicamos con todos ustedes mandándoles este resumen de noticias, críticas, convocatorias, estrenos, temas, crónicas, opinión desde diferentes puntos de la tierra sobre asuntos alrededor de las artes escénicas. Más de diecisiete años cumpliendo con este compromiso entre ustedes y nosotros. Una labor que nos satisface, que nos ocupa de una manera interrelacionada, que mantenemos económicamente sin ningún tipo de ayuda institucional en estos momentos, que se sostiene con la voluntad de los colaboradores a los que nunca estaremos suficientemente agradecidos y de los anunciantes, que son el alivio para no desesperar.

 

Son muchos años en esta aventura, cada vez intentamos acercarnos mejor a lo existente en Iberoamérica y Europa, si ustedes nos siguen desde hace mucho, estarán de acuerdo en que hemos mejorado en nuestra operativa, en nuestro formato y seguimos en ello. Es mucha información la que se acumula y a la que ustedes pueden acceder con un click y debemos cada cierto tiempo reforzar la estructura, adaptarnos a los nuevos avances tecnológicos. Se necesita soporte tecnológico e inteligencia humana, de la redacción, la maquetación y de recibir y editar noticias, colaboradores, críticas, seleccionarlas, intentar darle una coherencia interna, lo que en teatro llamaríamos una dramaturgia, para que este acto de comunicación no sea una acumulación de noticias sin más sentido que el que nos llegan de servicios de prensa o de compañías, grupos o festivales. Sabemos lo que ponemos y lo que dejamos de poner.

Tenemos una referencia muy clara, usted forma parte de los más de veinte mil suscriptores de este boletín repartidos por todo el mundo teatral. Ellos repican las cosas, nos dan una fluidez en este periódico digital que es notable, dentro de su especialidad, lo que nos hace recibir muchas propuestas de colaboración, muchas noticias, lo que nos mantiene muy bien informados y, esperamos, seamos capaces de transmitirla para nuestros seguidores más fieles. Nos orientamos con los más activos, los que nos interpelan. 

En estos diecisiete años, diecinueve, si contamos desde que empezamos como portal, han ido apareciendo multitud de webs, de revistas especializadas digitales, lo que hace que esta competencia sature un poco, que el tráfico que nosotros tenemos se debe ir seleccionando de una manera específica, no podemos aspirar a la generalidad, no queremos tener ningún detalle totalitario. Modestamente seguimos cumpliendo una función, esperamos mejorar, no hay mejor manera que insistir, no por tozudez sino por creer que cumplimos una función de puente entre creadores, programadores, curadores, públicos y aficionados. 

Novecientos dos lunes, novecientos dos abrazos, novecientos dos momentos de comunicación global. 

Nos leemos el próximo lunes, como hace novecientos dos. Será el novecientos tres.