Sidebar

04
Mar, Ago

Foro fugaz | Enrique Atonal

La lista de los eventos deportivos, culturales y sociales cancelados en este 2020, es larga. A todos estos desvelos se suma ahora la anulación del festival de más arraigo en México: El Cervantino de Guanajuato que debía realizarse en octubre. 

 

Al anunciar la cancelación de los eventos, los organizadores prometieron cinco días de Festival, pero por vía digital. Es una alternativa interesante porque nos enseñará cuán importante es el contacto, la presencia, el eco de las salas, en la urbe. Porque en los días del Cervantino la fiesta es en las calles, en las plazoletas, en los rincones de la ciudad colonial y minera que es Guanajuato. Nada substituye al ambiente que damos los seres humanos a los espectáculos colectivos, esa es la razón de ser de toda actividad cultural, la opción digital es una quimera. 

La historia de este evento cultural es significativa porque tiene su raíz en las actividades teatrales de la Universidad de Guanajuato. En 1953 el maestro Enrique Ruelas decide representar los Entremeses Cervantinos en la Plazoleta de San Roque en la zona más popular de la ciudad. Muy pronto estas representaciones adquirieron fama internacional hasta que en 1972 se propone la creación de un festival internacional dedicado a Cervantes. Desde entonces hasta este año el festival se ha presentado sin interrupción. Ahora el virus arruinó esta magnífica cita anual. Es la primera vez que se suspende, y .en las condiciones actuales puede ser la última. 

Normalmente el Festival Cervantino propone durante veinte días espectáculos de teatro y danza, conciertos de música clásica y popular, conferencias, exposiciones, en pocas palabras, es pura energía vital derramada en los adoquines coloniales. El público asiste desde múltiples lugares del país para participar en los eventos. Emulemos a Hemingway y digamos que Guanajuato era una fiesta. Pero este año no. 

En 2020 el país invitado era Cuba, una lástima no poder ver las propuestas llegadas de la isla. No se dio a conocer el programa, pero habría que notar si fueron invitadas las producciones independientes que abundan fuera del régimen comunista cubano. No será este año, el próximo, prometen, si hay vacuna. 

Con más de 40 mil muertos en México en los finales de julio, y ningún signo de que habrá una mejoría para el mes de octubre, era inevitable que el festival se cancelara. Además de que hay severos recortes presupuestales para la cultura y problemas de seguridad en la zona; el todo ha confluido en la anulación  de las actividades del festival. Otro golpe para la vida cultural de México. 

¡Si hay vacuna! El carnaval de Río de Janeiro se celebrar en febrero 2021 a condición se encuentre un remedio al Covid-19. Lo mismo ocurrirá con los Juegos Olímpicos de Tokio, aunque ahora la población pide que se suspendan definitivamente. Y los teatros de Broadway sólo abrirán con la condición de que las salas puedan llenarse normalmente. 

¡Ay, por favor, que aparezca el Deus ex Maquina de la vacuna, nos urge frenar al virus y regresar a los festivales, al teatro, a los estadios, a la vida comunitaria! Nos urgen los besos de despedida, los abrazos por el gusto de vernos, los ágapes y las tertulias sin temores… ¡Nos urge el teatro!

Paciencia y medremos, Sancho amigo, rememoremos a Cervantes, ahora que nos quedamos huérfanos de festival en Guanajuato.

París 2020