Sidebar

14
Vie, Ago

@Moisés Fernández Acosta

Tras el éxito cosechado con 'Iphigenia en Vallecas' (ganadora de dos Premios Max), Antonio C. Guijosa presenta del 16 de enero al 1 de febrero en la sala madrileña Cuarta Pared 'Solo un metro de distancia', tercera pieza de la compañía Serena Producciones, interpretada por Ana Mayo, Beatriz Grimaldos, Muriel Sánchez y Camila Viyuela.

 

'Solo un metro de distancia' es la tercera producción de Serena Producciones. Su primer espectáculo fue 'Liturgia de un asesinato', en el que se reflexionaba sobre la herencia tanto histórica como familiar, y cómo todavía a día de hoy nos marca. 'Iphigenia en Vallecas' desplazaba la mirada al hoy, a la injusticia social, especialmente al prejuicio de clase y señalaba el lugar tan cómodo que nos reservamos al mirar esa realidad de soslayo.

Ahora dan un paso más al abordar un tema muy invisibilizado: el abuso sexual infantil. A partir de este tema, se reflexiona sobre nuestro posicionamiento, tanto a nivel personal como a nivel social, con un texto propio apoyado en una fuerte labor de investigación y documentación, lo que supone un reto y un avance en la línea estética y de compromiso de la compañía.

Sobre la obra

"'Solo un metro de distancia' es un proyecto al que llevamos tiempo dándole vueltas y que por fin nos ponemos a materializar. Es una obra que cuenta la historia de una mujer víctima de abuso sexual por parte de su padre cuando era una niña. En ella veremos cómo esta mujer lleva a cabo un proceso de recuperación de la herida sufrida y las muchas consecuencias que conlleva, los precios que tiene que pagar para conseguirlo. Y sobre todo se ven las diferentes perspectivas de numerosos testigos que presencian durante un tiempo (corto o largo) su peripecia. Si bien la historia del abuso es la que configura la historia a nivel narrativo, los temas centrales de la pieza serán el daño y la incomprensión.

'Solo un metro de distancia' es una historia sobre el daño. Sobre lo que significa el daño, sobre lo que provoca, lo que conlleva, sobre cómo se vive con él, sobre si se puede superar. Es una historia sobre quienes reciben el daño y sobre quienes son testigos de ese daño.

Decimos que 'Solo un metro de distancia' es una historia sobre el daño y es verdad; pero a la vez esconde una mentira. Es también una obra sobre la incomprensión, sobre la distancia abismal que existe entre lo que creemos que somos y lo que nuestros actos dicen que somos, sobre nuestra incapacidad para entendernos a nosotros mismos, sobre la imposibilidad de entender a los demás. Es una historia sobre esa mirada próxima pero inevitablemente externa de quienes somos testigos de un daño, un sufrimiento, una injusticia, una aberración. ¿Cómo entender una vivencia que no se ha tenido? ¿Cómo convivir con algo que no conseguimos entender? ¿Qué tipos de relación se establecen entre quien tiene una vivencia y quien la presencia? ¿Se puede hacer algo bueno por alguien a quien en verdad no entendemos?"

Sinopsis

Una mujer pasea al atardecer por la playa. Se ve a sí misma disfrutar de la brisa, del rumor de las olas. Aparentemente está tranquila, en paz.

Pero la llamada de su hermana rompe el delicado equilibrio en el que ha vivido: va a tener una sobrina. Y eso precipita un torrente de emociones. Una niña. Una niña pequeña. Una niña pequeña en su familia, en su casa. Vuelven a su mente multitud de recuerdos; ¿de dónde salen esos recuerdos?

Entonces esa mujer se enfrenta de pronto a su infancia, y a una decisión trascendental: revelar el abuso sexual que sufrió o permanecer en silencio.

A lo largo de su periplo otras personas se verán implicadas, testigos más o menos próximos que buscarán entender una realidad incomprensible.

Hay tantas maneras de vivir la vida como de contarla. Por ejemplo, a un metro de distancia, a un solo metro de distancia. A la hora de vivirla, digo. Y de contarla también. Mirar tu vida con esa perspectiva que te da el tiempo, la amistad, el pasado cuando vuelve, la familia, los acontecimientos que suceden porque tienen que suceder...con distancia, vaya. Sin que tú te enteres, sin que lo sepas, lo que sucedió en un determinado momento te empuja por un abismo y te produce cierto vértigo. Pero tienes una nueva oportunidad a un metro de distancia. Solo a un metro de distancia. Esa distancia que te acerca las cosas.

Con el rumor del mar de fondo, cuatro actrices, que no cuatro personajes, nos llevarán por caminos insospechados al centro de una historia que nos emocionará sin tapujos. Ritmo, fuerza,  emociones  (rabia, mucha rabia. Tanta como sorpresa) sobre el escenario. Teatro. Y a menos de un metro de distancia.