Sidebar

08
Dom, Dic

Entre la memoria y la mirada sobre el mundo de hoy

 cargamentodesueos okQuisiera dar gracias a Juan Carlos Pérez de la Fuente por su política artística arriesgada y voluntarista en su programación de las salas del Teatro Español. Y particularmente a su compromiso en la recuperación de autores fundadores y fundamentales del teatro español contemporáneo como Max Aub, Alfonso Sastre, Medardo Fraile; y por la creación de obras nuevas implicadas con la realidad social y los conflictos políticos de hoy como, DioS K. Y todavía más por su compromiso de generar proyectos nuevos en el marco de talleres en el Festival Frinje, como fue el caso de DioS K con cuyo estreno se inaugura la quinta sala del Teatro Español.

Con el mismo espíritu de reflejar y desmontar las distintas clases del poder, en este caso del poder económico, con su dominio sobre los políticos, está programada a partir del 3 de marzo, en la sala Arrabal, Muñeca de porcelana, la última obra de David Mamet con José Sacristan y Javier Godino. Estrenada en España por Juan Carlos Rubio, casi inmediatamente después de su estreno reciente en los Estados Unidos.

Dos obras cortas en un acto de dramaturgos representativos del grupo Arte Nuevo, forman parte del espectáculo dirigido por Jose Luis Garci, interpretado por los mismos actores.

En Cargamento de sueños, Miguel Ángel Muñoz (Man), Gary Piquer (Jeschoua), Ana Carlota Fernandez (Frau), y El hermano Gary Piquer (el padre), Miguel Angel Muñoz (Pedro), Ana Fernández (la madre), Ana Carlota Fernández (Lucia), Irene Pozo (Juanita).

El espectáculo es un homenaje a la recuperación de la memoria del movimiento Arte Nuevo, fundado a principios de los años 1940 por un grupo heterogéneo de dramaturgos como Alfonso Paso, Enrique Cerro, Carlos José Costas, Medardo Fraile, Alfonso Sastre.

Su reto fue romper con los códigos y las convenciones del teatro burgués, establecido. Tuvo una vida breve, por razones económicas, de desacuerdos internos y falta de público, disolviéndose unos años después. Cada uno de sus participantes siguió su propio camino. Menardo Fraile se murió en 2013, Alfonso Sastre es el único sobreviviente del grupo.

Las dos obras reunidas en el espectáculo son totalmente distintas. La de Alfonso Sastre, escrita en 1946, dos años antes de Esperando a Godot, está emparentada con el teatro experimental de la vanguardia de esa época y con el teatro existencial, de la inquietud metafísica.

El hermano (1949) va un poco más allá del teatro costumbrista. Es una obra a mi juicio más precursora del teatro pinteriano que del de Buero Vallejo.

En Cargamento de sueños se pueden destacar temas becketianos, pero con una cierta connotación metafísica. Así como la vigilia, la búsqueda de la razón de la existencia, la eternidad, la desesperación, la muerte. Contrariamente a Beckett, Sastre utiliza elementos simbólicos, hoy bastante pesados. Su obra es discursiva, los personajes con nombres simbólicos como Man, Frau, Jeschoua... Sin antes ni después, valoran las ideas, tienen poca existencia dramática.

Cargamento de sueños empieza con una frase provocadora con la cual Man interpela a los espectadores: "Bueno, vamos a ver a qué habéis venido aquí". Luego dice: "es como si la humanidad entera me contemplara esta noche."

La irrupción de la realidad del teatro con la presencia de los espectadores fue en esa época una forma innovadora. Pero también esta frase es una pregunta sobre el sentido de existir.

Al final, antes de partir, (¿ hacia la eternidad o hacia la muerte ?) dice: "En verdad, en verdad te digo que esta noche no has estado solo Manfred."

La obra de Sastre con la dedicatoria "drama para vagabundos" se mueve entre Sartre, Beckett y reminiscencias de Ibsen.

Con su sabiduría de los procedimientos del cine y del teatro, Jose Luis Garci desempolva el texto en su puesta en escena, otorgándole una cierta energía dramática.

El escenario (escenografía de Sebastia Brosa) evoca un no man's land, un cruce de caminos en un paisaje desolado: a la izquierda un viejo colchón sobre el cual Man está sentado, un carro de supermercado sin ruedas, una señal indicadora y a la derecha un bulto de deshechos.

Jeschoua, cantando en inglés, llega al escenario desde el patio de butaca con un bolso. Frau aparece en un momento como un fantasma o el personaje de un sueño.

Jose Luis Garci recurre a la técnica cinematográfica, creando imágenes poéticas, a veces oníricas. Sin embargo, su tratamiento del Hermano de Fraile es realista. En el escenario la cocina con una mesa, las sillas, las puertas de las habitaciones.

Fraile representa en esta obra la realidad cruda, desnuda a partir de la rutina de la cotidianidad de una familia cualquiera: el padre lee el diario, la madre está preparando la cena, la hija vuelve de su trabajo preocupada. Elude las preguntas de sus padres y de su hermano. En este microcosmos familiar, encerrado en la rutina cotidiana, se apoderan los silencios de desconfianza y a través de la radio, irrumpe el ruido del discurso político.

Aislados los unos de los otros, no saben o tienen miedo de comunicar, se dedican a sus ocupaciones, Lucia (la hermana) y Pedro (el hermano) juegan a las damas. Uno a uno van a acostarse, sólo Pedro se queda en el escenario escuchando en la radio a La valse triste de Sibelius.

Las dos obras reunidas en este homenaje al Arte Nuevo tienen hoy el valor de testimonio sobre el teatro rebelde contra la asfixia cultural, social y política en España en aquella época.

Arte nuevo (un homenaje)

Cargamento de sueños, de Alfonso Sastre y El hermano, de Medardo Fraile

En la sala principal del Teatro Español

Del 18 de febrero al 27 de marzo 2016

Como nacen y caen los dioses

DioS K.

Dramaturgia de Antonio Rojano basada en la novela Karnaval de Juan Francisco Ferre