Sidebar

12
Mar, Nov

Representantes de las diferentes insituciones públicas que colaboran con la Feria de Palma se dieron cita, junto a la prensa y asistentes a la feria, en el Hotel El Castillo, para inaugurar las cuatros jornadas de este año. En el acto, Ramón López, director de la Feria retomó las palabras que el día anterior dijera Hipólito Plata, Consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, que afirmó que “Palma va a tener un lugar muy importante” en el futuro panorama escénico y cultural de andalucía.

Por su parte el Director General de Innovación e Industrias Culturales de la Junta de Andalucía, Andrés Luque García, afirmó que Palma “ha conseguido consolidarse como referente, como un foco, y lleva siendo desde hace años el evento que permite planificar la programación de las artes escénicas en Andalucía”. Destacó de esta forma el gran esfuerzo de la organización por traer a Palma todo, o casi todo, lo que se puede hacer en el escenario. “Ha catalizado toda la innovación y diversificación que se pueden dar en las artes escénicas”, continuó D. Andrés Luque García y calificó la Feria como un evento plural, rico, que permite y facilita la innovación y la experimentación, sin olvidar nunca la calidad.

De calidad habló también Fernando Expósito, Vicepresidente Primero de la Diputación Provincial de Córdoba, declarando que: “Hay que seguir apostando por eventos de esta categoría y calidad, que aportan tanto a las ciudades cordobesas”. El Vicepresidente Primero de la Diputación Provincial de Córdoba entiende que la cultura es un elemento esencial para el desarrollo económico e industrial de una localidad y la Feria de Teatro ayuda al avance de la provincia de Córdoba, convirtiéndose en un referente, un foco, para el resto de la región y el país.

También estuvo presente el Coordinador Provincial del Instituto de la Juventud, Rogelio Palacios Chups, que por su parte, recordó que la Feria, con apoyo del IAJ, cumple una de las funciones sociales principales que toda institución pública debe realizar, el apoyo a los jóvenes, no de forma económica, sino permitiendo y facilitando su inserción laboral, “dándoles una oportunidad en el campo al que quieren dedicarse en su vida”, en este caso el campo artístico y teatral.

Subdelegado del Gobierno Central, Jesús María Ruiz García, recordó que la Feria es también un mercado, para facilitar la proyección de las diferentes compañías que participan, siendo al tiempo escaparate y foro de debate entre asistentes, programadores y público. Como reiteró la Delegada de Gobierno de la Junta de Andalucía en Córdoba, Maria Isabel Ambrossio, quien también consideró que había que recordar que no sólo las aportaciones económicas son un apoyo para este tipo de eventos necesarios en Andalucía, sino que, en tiempo difíciles, también es importante la colaboración técnica, los operarios de sala y en especial, este año, el material del Centro de Documentación de las Artes Escénicas que ha sido cedido para la exposición Palma en la escena andaluza.

De esta forma se inauguraba oficialmente la XXVII Feria de Teatro en el Sur de Palma del Río, en la que una treintena de compañías, nueve estrenos nacionales, el mercado de la escena y un curso para profesionales marcan la presente edición, de cuatro días, y que ha sabido adaptarse a la situación actual de la economía manteniendo el nivel de calidad artística y organizativa que la han convertido en un referente en el sector. Tras la inauguración oficial, el pistoletazo de salida lo daba la obra Últimos días de una puta libertaria a las 20:00 de la tarde en la Sala Reina Victoria, protagonizada por María Alfonsa Rosso y dirigida por Pedro Casablanc, que registró un lleno absoluto de público, siendo la primera función de la Feria de 2010.