Sidebar

25
Vie, Sep

AsiEsSiAsiFueEl espectáculo 'Así es, si así fue' que se presenta en el Teatro Arriaga de Bilbao los días 28 y 29 de noviembre es una polémica comedia sobre la sociedad española de los siglos XV y XVI, desde los Trastámara a los Austrias. Juan Asperilla, autor del texto, ha realizado una intensa labor de documentación, recogiendo información de canciones y refranes, crónicas, diarios y cartas, poemas y textos teatrales para esta obra dirigida por Laila Ripoll.

 

Excelente interpretación, bellas lecturas dramatizadas y música tocada en directo sobre el escenario. Esta propuesta es la que ofrece la comedia 'Así es, si así fue (España: de los Trastámara a los Austrias)', que llega al Teatro Arriaga los días 28 y 29 de noviembre. La actriz Verónica Forqué es la principal protagonista de la obra y los actores José Manuel Seda, Joaquín Notario y José Luis Patiño completan su reparto. Junto a ellos, subirán al escenario los músicos Marcos León y Rodrigo Muñoz, quienes tocan en directo durante las funciones música popular del renacimiento, ofreciendo un contrapunto a las actuaciones del cuarteto de intérpretes. La dirección de este espectáculo corre a cargo de Laila Ripoll.

Si bien el texto es siempre un elemento fundamental de cualquier obra, en 'Así es, si así fue' merece ser mencionado en un apartado destacado puesto que la dramaturgia de Juan Asperilla es muy poderosa y muy rica en su contenido porque esta obra, en un tono de comedia humanística, muestra la sociedad española desde comienzos del siglo XV hasta mediados del XVI, pero buscando con rigor "la otra cara" y yendo más allá de la historia oficial. Así, la obra realiza un recorrido que reúne las más bellas voces de la tradición oral y escrita de la Baja Edad Media, el Renacimiento y los albores del Barroco. El público conocerá el fin de la dinastía de los Trastámara, la llegada de los Austrias, la coronación en Italia de Carlos V... y muchos otros pequeños pero importantes episodios de la historia como, por ejemplo, la denuncia de Juana la Beltraneja (personaje jamás antes interpretado en el teatro español y que aquí adquiere vida gracias a Verónica Forqué) a su tía Isabel por la usurpación de su trono de Castilla.

Juan Asperilla ha bebido de muchas fuentes y ha utilizado numerosos materiales para dibujar este insólito lienzo histórico y crear un texto rico y complejo. Para su elaboración, ha recopilado desde canciones y refranes hasta crónicas, diarios y cartas, sin olvidar conocidos poemas y textos teatrales. La conjunción de todos los elementos muestra una imagen del pasado de España que, como si de un espejo se tratara, descubre la identidad de la España presente, de forma que los poderosos de ayer son los de hoy y los sometidos de entonces son los de ahora. Tampoco han cambiado demasiado los vicios y virtudes, los deseos y hasta los amores y esperanzas. En definitiva, a través de antiguos personajes de muy diversa condición, se pone sobre el escenario la recreación de una época cuyas semejanzas con la España actual no dejarán de sorprender al espectador. Precisamente por eso, nos encontramos con una obra controvertida y polémica, de las que generan opinión y debate.