Sidebar

19
Lun, Ago

Los bailarines de la Compañía Nacional de Danza han redactado un comunicado de prensa a raíz de las problemáticas que están surgiendo con el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, INAEM, del que forman parte.

 

"Los bailarines de la CND lanzan una señal de alarma"

Los bailarines de la Compañía Nacional de Danza (CND), deseamos lanzar una señal de alarma. Tras unos meses de estabilidad, después de la crisis surgida durante los espectáculos de abril del pasado año en el Teatro Real, donde el INAEM llegó a un acuerdo con nosotros dignificando nuestras condiciones laborales, de nuevo vuelven a recaer en las mismas problemáticas en este año, poniendo nuestra situación profesional en grave peligro.

El complemento salarial que acordamos con la dirección del INAEM, en aquel momento, finalizó este pasado diciembre, pasando pues nuestra situación a ser exactamente la misma de hace un año. Es decir, siendo dependientes de las 60 horas extras que estipula la normativa laboral.

La CND lleva meses de actividad incesante. En enero bailamos en París, en el Teatro de los Campos Elíseos con gran éxito de público y crítica, después de haberlo hecho con gran repercusión en China y en Japón, llevando con orgullo por el mundo la Marca España. Una clara señal de que somos una entidad que funciona y que cumple excelentemente con sus compromisos laborales.

Con las numerosas giras que hemos realizado desde principios de año, alcanzaremos la cuota de las 60 horas extras anuales remuneradas, en el mes de abril, durante el estreno de nuestra nueva producción de "Carmen" en el Teatro de la Zarzuela. Siendo así, la continuación de los espectáculos de la CND seriamente amenazada, además de que nuestro salario volverá a ser inferior a mil euros.

Para que pueda seguir la actividad de la CND y que no se paralice la temporada después de las representaciones de "Carmen", se nos pide que sigamos haciendo horas extras a cambio de "tiempo libre"... Algo que como ya debatimos con el INAEM en su momento, es totalmente incompatible con la agenda de la compañía y con las necesidades laborales de un bailarín, que debe ejercitar todos los días su cuerpo para llegar a la excelencia que se demanda en una entidad nacional como la nuestra.

Trabajamos con esfuerzo para ofrecer una imagen de calidad y excelencia, pero nuestras condiciones son cada vez peores. De hecho, ni siquiera ya tenemos la asistencia médica requerida, puesto que los dos fisioterapeutas de la compañía solicitaron una excedencia a principios de temporada y sus plazas continúan vacantes. Obligándonos a enfrentarnos a situaciones en las que somos nosotros, los bailarines de la CND, los que debemos pagarnos los servicios de un fisioterapeuta si queremos seguir adelante con nuestras jornadas laborales o prevenir lesiones futuras. Algo insostenible en una profesión en la que el cuerpo es nuestra herramienta de trabajo, además de infringir el Convenio Laboral vigente.

Ha llegado un punto en el que no tenemos ni los cuidados básicos que requerimos para ejercer nuestro trabajo con dignidad y con seguridad. Nosotros sentimos un amor pleno por lo que hacemos, y nos consideramos representantes de la imagen que España ofrece fuera de nuestras fronteras. Desde nuestro orgullo profesional y vocacional, deseamos realizar el trabajo que defendemos de una manera impecable y con la calidad artística que una entidad así merece, pero para ello necesitamos de ciertas condiciones laborales dignas, como digno es llevar la danza, el arte y la cultura española a los escenarios del mundo.

Muchas gracias.

Los bailarines de la Compañía Nacional de Danza.