Sidebar

20
Lun, May

Y no es coña | Carlos Gil

Nacimos como portal en el año 2000, en principio para dar soporte a la revista ARTEZ, fuimos creciendo incorporando noticias puntuales, una agenda de toda Euskal Herria y un Tablón de Anuncios que se iban renovando constantemente. Allí alojamos la incipiente Librería Yorick, y poco a poco, con la ayuda de muchos, fuimos creciendo, especialmente desde que decidimos hacer el boletín semanal, que esta semana alcanza el número 567, es decir si se divide por 52 se sabe nuestra antigüedad sin posibilidad de esconder la edad.

La evolución nos ha llevado a darle muchas vueltas, a renunciar al Tablón de Anuncios por pensar que es una labor ímproba para una entidad privada que nunca ha recibido ayuda para el mantenimiento de esta herramienta, y porque en estos años han proliferado las páginas, portales, blogs y demás espacios virtuales de titularidad privada o pública que han ido tomando el relevo en estas cuestiones.

Hace muchos meses que segregamos de www.artezblai.com, la Librería Yorick, www.libreriayorick.com totalmente autónoma, con su sitio, su vida, su relación con el exterior bien diferenciada. Y desde hace más de un año, incluso la revista ARTEZ tiene su sitio exclusivo, www.revistadeteatro.com, por lo que en esta transformación en diario, todos los datos que proporcionan las empresas de medidas de flujos o audiencias, se refieren de manera separada a cada sitio, y podemos decir que en la última lectura, la del mes de noviembre de 2012, los datos nos dicen que tenemos en el periódico digital de las artes escénicas, 5.960 visitas diarias de media. Un dato importante debido a la especialización, pero que en datos globales del mismo mes nos indica que servimos nada menos que 1.172.905 páginas.

Estos números estadísticos que nos llenan de orgullo son debidos a ustedes, los lectores, los asiduos, los que forman parte de ese gran número de suscriptores que reciben en todas las partes del mundo nuestro boletín semanal. Pero especialmente en los últimos tiempos, a los colaboradores habituales, a quienes desde diferentes partes del globo y de forma altruista, es decir sin remuneración, se preocupan de cubrir su parte de responsabilidad con los lectores, con un compromiso intelectual que se agradece por lo que tienen de solidaridad y de contribución a ir creando una Comunidad repartida por diversas partes del mundo, realmente interactiva.

Ellas y ellos son quienes han ido haciendo el caldo gordo, quienes le han ido dando consistencia, los que han ido creando su propio grupo de seguidores que a su vez se han ido transfiriendo a sus vecinos y poco a poco han ido creciendo en número, y por lo tanto en influencia. La conexión con las redes sociales también han contribuido a este crecimiento. Y eso se nota en los comentarios de vuelta, algunas polémicas que se han creado, especialmente cuando se han publicado críticas a algunos espectáculos no demasiado a favor del mismo o se han escrito comentarios que han arañado en la piel de los afectados.

Queremos mantener este espacio tan vivo como hasta ahora. Mejorarlo, recibir sugerencias, comentarios, críticas. Vamos a ir ampliando el número de colaboradores de otras partes del mundo, porque queremos conocer de la vida teatral de muchos sitios, por curiosidad, por necesidad, por considerar que es una manera de crecer, aprender, reciclarse. Por ello solicitamos a todos que nos manden información de sus actividades, sus estrenos, de sus programaciones. Que pueden servirse de nuestra plataforma para sus denuncias, manifiestos. Para darse a conocer, para conocer a otros semejantes, con las mismas inquietudes.

No es fácil, requiere de mucho esfuerzo humano su mantenimiento. No es suficiente el soporte publicitario que recibimos. Las instituciones no acaban de apostar por algo tan consolidado en el tiempo y de una eficacia de difusión comprobada y comprobables como sería adecuado, y nos encontramos con que desde que fuimos pioneros hace ya doce años largos hasta la fecha han aparecido tantos portales, blogs, revistas digitales y asimilados que es un auténtico laberinto.

No hay organización gremial, estatal, local o provincial que no tenga una página. Cada vez que llega alguien a un puesto de responsabilidad institucional, lo primero que le venden es una página web. En ocasiones se hacen, a un precio descomunal, y mueren a los meses, pero eso sí, son muy bonitas. Sabemos por experiencia que no se trata de tener el sitio mejor diseñado, sino el que se renueve diariamente, el que sea útil para el gran número de aficionados o profesionales de las artes escénicas que tienen la necesidad de recibir información puntual, pero también reflexión, crítica, entrevistas, temas.

Por ello estamos trabajando en esta dirección para que sea verdaderamente un diario, ágil, que despierte la necesidad de visitarlo diariamente. Son muchos que así lo hacen, pero quisiéramos ser muchos más.

Una vez más, gracias a todos.