Sidebar

25
Dom, Ago

El pasado fin de semana se clausuró el festival internacional VII Semana Mágica tras seis funciones de la Gran Gala Internacional de Magia en el Teatro Jovellanos y en el Teatro-Auditorio de Pola de Siero, y decenas de actuaciones que se celebraron por todos los rincones de Gijón y Siero, sumando un total de 83 espectáculos. Se trata de una cita que viene desarrollándose desde el año 2011 en Gijón y que este año se extendió a Siero.

 

La Semana Mágica ha superado en esta última edición los 23.000 espectadores en sus decenas de espectáculos (muy por encima del récord de 18.000 espectadores de la edición de 2014 y de los 4.000 con los que arrancó en su primera edición), a pesar de haberse tenido que suspender varios espectáculos al aire libre por las malas condiciones meteorológicas, lo que demuestra del interés y del poder de atracción que la magia de los números 1 del mundo ha suscitado entre los ciudadanos asturianos y del apoyo creciente que año tras año dan los ciudadanos y turistas que llenan los espectáculos del festival, convirtiéndolo en uno de los principales festivales de magia de Europa y el que cuenta con la programación más extensa del Estado español a pesar de encontrarse muy lejos de los mejor dotados económicamente.

Durante casi 3 semanas, ilusionistas llegados de diferentes países como Corea del Sur, Italia o México y algunos de los más importantes del Estado español, invadieron las calles, plazas y teatros para llevar la magia a todos los rincones de Gijón y Siero. La pasada semana el festival se despidió con su acto central que, como en anteriores ediciones, fue la Gran Gala Internacional de Magia, en la que actuaron conjuntamente 5 de los números uno de la magia internacional representando entre todos ellos las diferentes disciplinas del ilusionismo. La afición al ilusionismo que el evento ha creado en Asturias ha llevado a que la Semana Mágica dure ya 3 semanas y que su acto de clausura, la Gran Gala Internacional, se tenga que repetir durante 6 funciones, durando ya solo el acto de clausura lo que en un principio iba a durar todo el festival, para intentar dar cabida a la creciente afluencia de público.

También se desbordaron las actuaciones de calle, llegando a superar con creces la asistencia prevista, lo que hacía que muchas personas no tuviesen cabida a pesar de los numerosos pases que se hicieron de cada espectáculo de calle. Un festival consolidado en Asturias y que, a pesar de crecer en programación cada año, sigue recibiendo en cada edición muchos más espectadores, en ocasiones venidos de otras comunidades autónomas (especialmente Galicia, País Vasco y Castilla y León). "Desde la organización estamos muy agradecidos tanto al público de Gijón y Siero, como al de toda Asturias y turistas que cada año respaldan con su presencia el festival. Asimismo, agradecemos especialmente también a los medios de comunicación, y a todos los profesionales que en ellos trabajan, el buen trato que siempre nos ofrecen y, por supuesto, a los Ayuntamientos de Gijón y Siero y nuestros patrocinadores por hacerlo posible con su colaboración", afirman.

"Lo que está claro es que esta cita navideña es ya un referente cultural no sólo en Asturias sino también a nivel nacional. Y son muchos los artistas internacionales que cada año contactan con nosotros para poder participar en el que ya es considerado en el sector como uno de los festivales internacionales de magia de más prestigio de Europa, por lo que ello supondría para sus currículums. También es incontestable el respaldo por parte de los miles de ciudadanos que cada año llenan el festival y disfrutan del mismo, así como su satisfacción tras acudir a los diferentes especáculos. Es una muestra de como trabajando duro, aún con un presupuesto muy austero respecto a festivales similares, hemos colocado a Gijón, Siero y Asturias en general, en el mapa mundial del ilusionismo. Pero se hace imprescindible garantizar este festival con un respaldo institucional sólido y estable", destaca José Armas "El Ilusionista", Director del festival internacional Semana Mágica.