Sidebar

23
Lun, Sep

Estrenos
El 11 de noviembre se estrena en el madrileño Teatro Amaya la obra 'En el nombre de Ala' del autor Manuel Martínez, dirigida por José Bornás, e interpretada por Ruth Gabriel, María Isasi, Pilar Barrera, Ivana Heredia, José Lifante y Carlos Álvarez. La obra permanecerá en en Amaya hasta el 11 de diciembre.
“Hay mucha gente que cree que en el nombre de algo supremo cualquier cosa puede ser justificable” Así explica Manuel Martínez el título de “En el Nombre de Alá” Un texto en el que el autor pretende proyectar, cómo la intolerancia bien política, religiosa o de cualquier otra índole puede acabar con todo lo que se ha construido a través de generaciones.

Sinopsis de la Obra “Desde un universo paralelo, afirma Martínez, Nostradamus nos apunta una de sus profecías aún no interpretada. Cataluña se separa de España. La gente adinerada se marcha debido a la situación económica y a las guerras, empujada por una altísima inmigración musulmana .Cataluña se convierte entonces en una República Islámica. Las Guerras Civiles acosan a Cataluña durante más de 20 años. Tras ellas, España consigue reunificarse y se ordena bajo la figura de un Rey. Un grupo islámico de mujeres terroristas, no contentas con el nuevo orden establecido, guiadas por motivos religiosos y en pro de una Cataluña libre, planea un atentado terrorista…” Las luchas ideológicas de fondo Las luchas ideológicas entre el Cristinanismo y el Islam se hacen patentes durante toda la obra. La intransigencia entre religiones y nacionalismos. La intolerancia de unos con otros.

Análisis del texto por el Director
Desde lo más remoto de los tiempos el ser humano se ha sentido a la vez atraído y atemorizado por lo que no podía controlar, por lo que no lograba medir y clasificar. Hay ciertas parcelas del saber humano que están en ese breve espacio que se disputan la fe y la ciencia y que en algunos momentos se desdibujan. Aquí en este peligroso terreno se sitúa “En el nombre de Alá”, Manuel Martínez conocedor del mismo se atreve a adentrarnos. Y guiándonos, nos muestra como todo lo que nos sucede tal vez ya esté escrito. Como quizás no somos nosotros los que tomamos las decisiones sino que hay alguien o algo que está por encima de nosotros y ante el cuál, pobres mortales, no podemos hacer demasiado. El texto nos muestra un futuro posible, en el que una república islamista ha sido desprotegida de su poder y ha sido sometida bajo el mandato de un gran rey católico. Una célula terrorista intentará realizar un gran atentado para destronar a este rey y recuperar la libertad para su pueblo. Una vez cometido solo significa una radicalización en las posturas unidas al odio y la rabia provocadas por ese acto de sangre. Los personajes de Martínez se mueven entre la razón y el sentimiento, entre el odio y la filosofía cabalgando en esa línea de la que antes hablábamos que separa la fe de la razón y claro a veces se caen de un lado y a veces lo hacen del otro”.