Sidebar

12
Mar, Nov

Plecs de Enfila'tEnric Ases (Barcelona, 1960) lleva más de 25 años como profesional de las artes escénicas y participando en la consolidación de propuestas innovadoras como las de Zotal TeatreLos Los o más recientemente Enfila’t. Actualmente es el coordinador artístico de La Central del Circ, un espacio de entreno, ensayo, creación, formación e investigación para los profesionales del circo.

- Usted tiene una larga trayectoria en las artes escénicas catalanas con proyectos como los de Zotal Teatre o Los Los y ha colaborado con La Fura dels Baus, Tricicle o Teatre de Guerrilla. Cómo ve el sector en la actualidad?
Las artes escénicas, en una sociedad cada vez más virtualizada, más irreal, tienen el poder increíble de ponernos en contacto con el aquí y ahora. Nuestro trabajo como creadores es seguir puliendo nuestras intenciones, seguir buscando los caminos, los lenguajes capaces de conmover y conectar con el espectador contemporáneo. Mientras las artes escénicas sigan provocando catarsis, seguirán existiendo, seguirán siendo necesarias. Creo que, a pesar de la gran crisis económica y de valores que está sacudiendo profundamente la sociedad, como artistas debemos seguir concentrando toda nuestra energía en crear espectáculos necesarios.

 

- En el campo de la docencia y la investigación se ha interesado por los procesos de creación colectiva.
En Catalunya tenemos una rica tradición en procesos de creación colectiva. Este método de trabajo permite a sus participantes expresar lo más auténtico y profundo de ellos mismos. Con el tiempo, la creación colectiva (en la que todos participan/todos deciden) ha evolucionado hacia un nuevo concepto: la creación en colectivo, en la que todos siguen participando, pero donde se pactan a priori unas funciones y unas responsabilidades. Esta diferencia en los procedimientos ayuda enormemente a agilizar el trabajo, a desencallar situaciones de conflicto y permite que cada uno se concentre en su faceta creativa sin renunciar a una implicación rotunda en el “qué” y en el “cómo”. Creo que la creación en colectivo, como evolución natural del concepto de creación colectiva, es el método ideal para trabajar en equipo y para descubrir nuevos géneros y lenguajes escénicos.

 

- FiraTàrrega ha iniciado este año un programa de Apoyo a la Creación que incluye Laboratorios de Creación, residencias artísticas, formación y coproducciones transnacionales. ¿Cómo ve esta nueva línea estratégica?
Creo que el apoyo a la creación debe permitir al artista concentrarse en el trabajo exquisito de comunicar correctamente lo que quiere expresar. Esto representa tiempo y un espacio en condiciones para trabajar e investigar. Por otra parte, el artista debe estar dispuesto a entrenar una doble mirada: una hacia su interior, hacia su alma, y otra hacia el exterior, hacia el mundo. A partir de la justa combinación de estos aspectos, seremos capaces de llegar a las entrañas del espectador. Toda iniciativa enfocada en este sentido tiene un valor increíble.

 

- En Plecs comparte la dirección del espectáculo con Manolo Alcántara y Karl Stets. ¿Cómo ha sido esta experiencia?
Creo que ha sido una suerte de trabajo alquímico, en el que cada uno de nosotros ha aportado elementos propios, visiones, conceptos que se han fusionado con total armonía para acabar creando un imaginario único y original. La implicación rotunda y pasional de todo el equipo de creación y de producción (Clara Matas, Lídia Gilabert, Xavi Eliçagaray y Claudio Inferno) ha hecho posible un trabajo fluído en el que todos hemos dejado huella creativa, nuestra particularitat. Además, Plecs es un ejemplo de la realidad transnacional del circo: un danés, un argentino, un francés, un catalán...

 

- ¿Qué encontrará el público de Tàrrega en Plecs?
Plecs es un espectáculo poético y visual que pretende llegar al espectador a través de los sentidos y la emoción. Hemos trabajado a partir de una estructura narrativa muy sencilla y de unos personajes que se han nutrido de la personalidad de los propios artistas. Podemos hablar de un espectáculo de nuevo circo que, de algún modo, da un vuelco a las disciplinas clásicas. El humor, la música en directo y la espléndida atmósfera escenográfica creada por Xavier Erra (impulsor de la idea original del montaje) hacen de Plecs un espectáculo que llega a todo tipo de público y que, una vez finalizado, persiste en la memoria del espectador.