Sidebar

17
Jue, Ago

ultimo tren a treblinkaDonostia / San Sebastián 2016 Capital Europea de la Cultura presenta el estreno de 'Último tren a Treblinka', montaje que pretende rendir homenaje a la figura del pediatra, pedagogo y escritor Janusz Korczak. El espectáculo se estrenará el 1 de octubre en el donostiarra Centro Cultural de Larratxo.

 

El judío polaco Janusz Korczak fue un innovador pedagogo, autor de publicaciones sobre la teoría y la práctica de la educación. Precursor de la lucha en favor de los derechos y la igualdad de los niños, fue director, con la ayuda de Stefania Wilczynska, de un orfanato de Varsovia donde vivieron 200 niños judíos. Allí formó "una verdadera república infantil", con una Constitución y un Código Penal. Creó un tribunal compuesto por los pupilos del centro donde los propios niños examinaban los casos llevados por ellos mismos al juicio y podían juzgar incluso a sus educadores. Además, fundó una revista redactada a partir del material enviado por los niños y dedicada principalmente al lector infantil. Así, buscaba fomentar el respeto, la democracia y la participación. "Compartió con los niños todas las horas del día y de la noche. Fue el médico, el limpiabotas, el contador de cuentos, el compañero de juegos, el bibliotecario, el tutor sentimental, el levantador de mesas, el fiscal de la Asamblea de Justicia, el editorialista de la Gaceta, el flautista, el actor, el payaso, el pelador de patatas, el luchador que conseguía el dinero para la subsistencia. Conocía sus secretos, sus vergüenzas, sus ilusiones, y cuando era posible oír el silencio del orfelinato, cumplía su última tarea: controlar la respiración de los niños dormidos."

Korczak, que desempeñó este cargo durante 30 años, fue también uno de los primeros en promover la investigación en el campo del desarrollo, la psicología y el diagnóstico educativo del niño. Pese a que pudo salvar su vida, decidió no abandonar a sus pupilos y murió junto a ellos el 5 de agosto de 1942 en el campo de exterminio alemán de Treblinka. En 1972 se le concedió, a título póstumo, el Premio de la Paz de los libreros alemanes. Se sabe también que en base a sus planteamientos se elaboró la Convención de los Derechos de los Niños (Ginebra 1959). En palabras de Korczak: "No se puede dejar el mundo tal y como está".

En la propuesta de Vaivén Producciones, el público, aposentado en las camas-literas, será testigo de ese último día en el orfanato, y de cómo funciona el mismo. De esta manera quieren dar a conocer algo del legado pedagógico, humano y social de Korczak, tal y como lo han hecho las corrientes pedagógicas más modernas que han estudiado a fondo sus prácticas autogestionarias y las han aplicado.

El espectáculo se estrenará el 1 de octubre en el donostiarra Centro Cultural de Larratxo, que, transformado en un orfanato surgido en el ghetto de Varsovia, ofrecerá funciones a lo largo de todo el mes. Los centros escolares acudirán los días de diario, mientras que las representaciones abiertas a todos los públicos tendrán lugar los fines de semana: los días 1, 8, 9 y 15 (castellano), y 2 y 16 (euskera). Según afirman, se trata de un espectáculo para público familiar, pero no al uso, ya que además de espectadores adultos, podrán acudir también niños a partir de 10 años, buscando así una propuesta con carácter intergeneracional. La pieza, interpretada por 9 actores, es una idea original de Ana Pimenta que cuenta con el texto Patxo Telleria, la dirección de Mireia Gabilondo, la escenografía de Fernando Bernúes y la música de Iñaki Salvador. "Nuestro espectáculo es un homenaje a estas víctimas y un recuerdo a Janusz Korczak, ese ser excepcional que luchó hasta la muerte por dignificar la vida de los niños; pero también una denuncia que señale con dedo acusador cómo todavía hoy, la mayor parte de los pobres del mundo son niños, y la mayor parte de los niños son pobres", afirman desde la producción.

Artez - La revista de las Artes Escénicas

 
portada217

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar