Sidebar

21
Dom, Jul

Mirada de Zebra | Borja Ruiz

El psicólogo Karl Duncker vivió obsesionado por lo que llamó la "fijación funcional", un bloqueo mental que se produce en la resolución de problemas cuando nos obsesionamos en que lo objetos solo pueden utilizarse con el fin para el que fueron concebidos. De la misma manera que los escritores escriben historias para dar a conocer sus ideas y hacerlas comprensibles, los científicos diseñan experimentos con la misma intención. En el fondo, algunos experimentos no son sino fabulas científicas con moraleja incluida. Como no podía ser de otra manera, Duncker diseñó un experimento para que aquello de la "fijación funcional" adquiriese un sentido llano e inmediato.

El experimento de Duncker consiste en plantear el siguiente problema: hay que situar una vela encendida pegada a la pared, sin que la cera que se va derritiendo caiga sobre la mesa que está debajo. Para ello disponemos, sobre la mesa, de una vela, una caja con chinchetas y unas cerillas. Si tienen tiempo y los elementos a mano, pruébenlo ahora y vuelvan más tarde. (...). ¿Qué tal les fue? Si no tienen tiempo, no me queda más remedio que desvelarles la solución: la única manera de alcanzar el objetivo es utilizar la caja de las chinchetas como soporte de la vela, de manera que con una chincheta se adhiere la caja a la pared, y sobre la caja se sitúa la vela encienda con una cerilla. Toda la cera de la vela caerá sobre la caja. Para llegar a esta resolución hay que entender que la caja puede ser no solo el contendor de las chinchetas, sino el soporte que permite sujetar la vela junto a la pared. Es decir, es necesario romper con la "fijación funcional" y utilizar uno de los objetos con un fin distinto al que fue diseñado. La creatividad y el arte viven permanentemente en esta rebeldía.

Esta fábula científica de la vela y el pensamiento creativo tuvo una segunda parte a cargo de otro psicólogo, Sam Glucksberg, que realizó un nuevo experimento a partir de ella. Tomó dos grupos de personas y les retó con el problema de Duncker. A los del primer grupo les dijo que el objetivo era medir el tiempo medio en que cada individuo tardaba en resolverlo. Al los del segundo, sin embargo, les puso uno recompensa económica: el 25% de los participantes que lo resolviesen más rápido, se llevarían 5 dólares, y el más rápido, 20 dólares. ¿Se imaginan que pasó? Pues piensen al revés y acertarán: el grupo que no estaba incentivado con dinero resolvió el problema una media de tres minutos y medio más rápido.

Pensarán que fue casualidad; que el ser humano se rige por una regla de tres inamovible, según la cual rinde a medida que se le recompensa. Pero resulta que la versión del experimento de la vela de Glucksberg se ha repetido infinidad de veces con el mismo resultado. ¿Cómo se explica todo esto? Pues porque que motivar con incentivos materiales funciona muy bien cuando se llevan a cabo tareas mecánicas y sencillas como contar clavos, pulir una pared, poner tapones a botellas o apretar tuercas. En estas situaciones, el individuo tiene el objetivo claro, se concentra fácilmente en él, y ahí la gasolina extra que supone ganar más dinero funciona a la perfección. Pero cuando la tarea es creativa, cuando la resolución de un problema requiere de un chispazo talentoso, esa gasolina no sólo no funciona, sino que produce el efecto contrario. El individuo, ante la presión de resolver con la mayor celeridad posible el problema, cierra su mente; y esa concentración que tan beneficiosa resultaba en tareas mecánicas, se vuelve en su contra, impidiéndole hallar soluciones fuera del rango ordinario. Es decir, una motivación estrictamente material fomenta la "fijación funcional" y facilita el bloqueo en la resolución de tareas creativas.

Daniel Pink, un abogado que ha dedicado muchos años al estudio de la motivación en el trabajo, utiliza como modelo el experimento de Glucksberg para concluir que para hacer frente a soluciones creativas son más importantes las motivaciones intrínsecas que las extrínsecas; esto es, que lo que realmente incentiva la creatividad no es una recompensa estrictamente económica, sino que la tarea resulte importante, atractiva y placentera para el individuo. Pink deja un ejemplo irrefutable para sostener esta teoría: en los años 90 Microsoft puso en marcha una enciclopedia virtual para lo cual contactó con infinidad de expertos a los que incentivaba económicamente; sin embargo, en la actualidad la enciclopedia virtual más reconocida es Wikipedia, cuyos artículos son realizados por personas que no reciben dinero a cambio y que simplemente lo hacen porque les atrae y les interesa en el tema en cuestión.

Como dice el título de la columna, esta saga del experimento de la vela es una fábula. Ahora les toca a ustedes, mentes creativas, extraer su moraleja de ella.

Nuevo número de la revista ARTEZ


Visita nuestra librería online

Todos los libros de la editorial artezblai

NOVEDADES EDITORIALES

Los cinco continentes del Teratro

Querido lector, quisiera contarte aquí cómo nació la idea de este libro porque el origen, como sabes, es al mismo tiempo, el inicio y el fundamento. A fines del siglo pasado, estábamos sorprendidos de que nuestro libro El arte secreto del actor. Diccionario de antropología teatral –publicado por primera vez en 1983– continuara siendo editado y traducido en diferentes idiomas. Probablemente resultó eficaz su fórmula simple en la que textos e imágenes tienen la misma importancia, y uno constantemente remite al otro; las ilustraciones se volvían protagonistas para sostener un nuevo campo de estudios, la antropología teatral ideada por Eugenio. Si como estudioso del teatro yo había colaborado con la antropología teatral, ahora le pedía a Eugenio su participación en la vertiente de la Historia, con un libro que imaginábamos como un complemento del precedente. Aun teniendo que decidir toda la organización del libro, me respondió que era una buena idea y me propuso que los argumentos giraran en torno a las técnicas, nunca lo suficientemente estudiadas, de los actores.
Precio : Próximamente

Puntos de vista

Es un privilegio el poder dar a conocer el trabajo que desde finales de los años 60 Suzanne Osten ha desarrollado tanto en Suecia como en el resto del mundo, a través de presentaciones, giras, conferencias y workshops. El alcance de la obra de Suzanne se se debiera condensar en unas pocas palabras toda su obra hablaría de: riesgo, compromiso, comunicación, lucha y una inalterable apuesta por los olvidados dentro de los olvidados: los niños. Y junto a ellos los jóvenes. Es a ellos a los que Suzanne ha dedicado una enorme parte de su actividad creadora.
Precio : Próximamente

Poética del drama moderno

El objeto de esta obra es el de definir el nuevo paradigma de la forma dramática que aparece hacia 1880 y que continúa hasta hoy en las dramaturgias contemporáneas. Se tiende así un puente entre las primeras obras de la modernidad en el teatro como las de Ibsen, Strindberg o Chejov, y las más recientes, ya se trate de las obras de Heiner Müller, Bernard-Marie Koltès o Jon Fosse. Jean-Pierre Sarrazac desvela la dimensión rapsódica del drama moderna: una forma abierta, profundamente heterogénea, en la que los modos dramático, épico y lírico, e incluso argumentativo (el diálogo filosófico que contamina al diálogo dramático), no dejan de ensamblarse o de solaparse. Lejos de compartir las ideas de “decadencia” (Luckàcs), de obsolescencia (Lehmann) o de la muerte del drama (Adorno), Poética del drama moderno dibuja contornos, siempre en movimiento, de una forma la más libre posible, pero que no es la ausencia de forma.
Precio : Próximamente

La zanja

¿En qué momento compartimos el viaje que nos hizo ser tan iguales? ¿Cómo reprocharnos y atraernos tanto? La respuesta está en el tiempo pasado, en nuestros ancestros, en el recuerdo común que permaneció oculto. Porque en definitiva, hemos heredado las acciones de unos hombres sobre otros y las influencias sobre el colectivo. La Zanja refleja el encuentro entre dos mundos, ese ciclo infinito que se repetirá una y otra vez. Es un trabajo exhaustivo de creación, surgido de la documentación de las crónicas de la época y nuestros viajes al Perú actual.
Precio : 10€

Pasarela Senegal

En enero de 2007 el diseñador Antonio Miró presentó en la Pasarela de Barcelona un desfile no exento de polémica con ocho inmigrantes sin papeles y una escenografía con una patera y cajas. De tal acontecimiento le surge la idea de la obra a López Llera, quien, a raíz del suceso siente la necesidad de reflexionar sobre el papel del artista en la sociedad del espectáculo2, sobre la validez y efectividad de las denuncias sociales a través del arte y sobre el sentido de su propia escritura. La pieza constituye una magnífica denuncia dramática de la banalización de la cultura y del espectáculo.
Precio : 10€

Hacia una poética del arte como vehículo de Jerzy Grotowski

La reinvención de Pere Sais ondea en el título de la obra: Hacia una poética del arte como vehículo. Grotowski, como se sabe, imaginaba que la “cadena” de las performing arts podía mantenerse tensa entre dos extremos: el arte como presentación por una parte y el arte como vehículo en el extremo opuesto. Al hablar de poética del arte como vehículo se realiza un salto epistemológico.
Precio : 24€