Sidebar

17
Dom, Ene

Amor trágico
Obra: Fedra
Versión: Juan Mayorga
Intérpretes. Ana Belén, Alicia Hermida, Fran Perea, Chema Muñoz, Javier Ruiz de Alegría, Daniel Esparza
Escenografía: Francisco Leal
Vestuario: Pedro Moreno
Iluminación: Oscar Sáinz
Música original: Mariano Díaz
Dirección: José Carlos Plaza
Producción: Pentación Espectáculos, Festival de Mérida
Teatro Arriaga –Bilbao- 20-11-07
En esta versión del recientemente galardonado con el Premio Nacional de Teatro, Juan Mayorga el amor carnal, la obsesión amorosa, sexual, posesiva se coloca por encima de toda visión política, económica o estratégica. Fedra ama por encima de toda condición a su hijastro Hipólito, tanto que enferma y en su delirio habla de su secreto a Enone, que es quien urde un encuentro propicio a la consumación. Una escena tórrida, en la que los dos cuerpos se atraen y se repelen debido a sus miedos, a sus renuncias. Teseo, esposos y padre es la sombra que impide que se llegue a sus últimas consecuencias.
La vuelta de Teseo desata los nervios, llega la traición, Fedra miente, acusa a Hipólito de violación, y es cuando la tragedia se desencadena en cascada. Los códigos de honor, los convencionalismos, los intereses de Estado aparecen para que el desenlace sea fatal, y los dos amantes acaban abrazados en el instante final. El amor no puede con la historia, pero la inflama. El amor lo intenta todo, pero el destino lo corrige.
El texto suena a nuevo, con una estructura narrativa perfectamente condensada y seleccionando lo imprescindible por encima de lo transitorio, que el equipo actoral lo defiende con profundidad, especialmente cuando la sabiduría escénica de Alicia Hermida se enseñorea majestuosamente y da pie a que Ana Belén, Chema Muñoz o Fran Perea puedan mostrar sus capacidades interpretativas todos ellos muy bien dirigidos por José Carlos Plaza, en una escenografía muy sugestiva, perfectamente iluminada. Buen teatro de texto.
Carlos GIL