Sidebar

21
Lun, Sep

Por séptimo año consecutivo se celebra en la ciudad cuna de Portugal, Guimarães, el Festival Internacional de Danza Contemporánea GUIdance. Una de las citas más atractivas del invierno en la franja atlántica de la península.

Rui Torrinha, su director artístico, nos ofrece un programa en el que predominan obras de aliento optimista y formalización bella y sensual. Las dos balizas que enmarcan el festival así nos lo revelan: Russell Maliphant, con su Conceal / Reveal, y Wim Vandekeybus, con Speak Low If You Speak Love.

Conceal / Reveal de Russell Maliphant (Grande Auditório del Centro Cultural Vilaflor. CCVF. 02/02/17) también es una flor coreográfica, hecha de luz y movimiento en un fluir que nos envuelve. Compuesta por tres piezas: Both, And, Two x Three, y Piece No. 43 en las que se puede apreciar una osmosis entre la coreografía, la iluminación y la música, como si se tratase de tres vectores energéticos que se enroscan y trenzan, de manera fluida e ininterrumpida, según infinitas combinaciones.

Asentado en un lenguaje proveniente del ballet (Maliphant comenzó en el Royal Ballet de Londres), del que recoge una estilización virtuosa y compleja, la textura adquiere una cualidad interior, lírica, que se escapa de lugares concretos para mantenerse ondulante y suave. La práctica del Tai Chi y de la Rolfing Structural Integration (Integración estructural) otorgan esa textura, difícil de describir, de la que hablamos.

Maliphant, según explica el programa de mano, practica Tai Chi desde su época en el Royal Ballet, en los años ochenta. En cuanto a la metodología Rolfing, hace referencia a la bioquímica americana Ida Rolf, que estudió, en los años sesenta, cómo la gravedad, los músculos y los tejidos de conectividad del cuerpo desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento de una postura equilibrada y en una gestión del esfuerzo más eficaz. Ida Rolf, según se expone en el programa del GUIdance, partía de la convicción de que hay un alineamiento más natural para cada persona, que se traduce en una organización más fácil entre el ser y la gravedad. También se recogen las palabras de Maliphant al respecto: "Rolfing analiza el flujo en el cuerpo y el flujo alrededor de las articulaciones observando cómo se mueven las articulaciones y si hay partes que parecen menos energéticas o fluidas que otras. Se aplica normalmente para alinear la postura, pero puede ser fácilmente transferido para la fluidez del movimiento coreográfico."

En Both, And la bailarina se desdobla en una sombra, luego en dos y luego en tres sobre el velo que cubre, a modo de pantalla translúcida, el proscenio. El diálogo de Dana Fouras con las luminarias del fondo, a base de giros y de un sutil movimiento de tronco y brazos, con profusión de ondulaciones, aberturas y oposiciones, genera una especie de poema o de hechizo, con aires orientales.

En Two x Three tres bailarinas, Dana Fouras, Grace Jabbari y Yu-Hsien Wu, bajo tres cuadrados de luz cenital, se vuelven ráfagas de brazos y piernas. Despliegan giros que se expanden a partir de las articulaciones, codos, hombros, cadera, rodillas... en un canon en el que la amplificación repetitiva, a velocidades diferentes, crea momentos absorbentes. La coreografía juega a realizar trazos en el aire. La armonía plena, que funde cuerpos y luz, a través de las texturas gráciles del movimiento, nos atrapa como un lazo suave y liberador.

La música de Andy Cowton se envuelve en el movimiento del mismo modo que lo hace la luz de Michael Hulls.

Los tres cuerpos se abren como cálices capaces de aspirar luz, música y expectación.

Conceal / Reveal se cierra con Piece No. 43 y reúne a Solomon Allen, Dana Fouras, Grace Jabbari, Jordan Lennie y Yu-Hsien Wu en un juego entre el movimiento y la escultura espolvoreada por descargas de luz que corren, cenitales, por encima de los cuerpos, apagando y encendiendo el movimiento.

En general, Conceal / Reveal parece apelar a una mirada contemplativa, como podría acontecer con el disfrute ante un paisaje natural de mar o de montaña. El paisaje nunca es estático si la contemplación es atenta. El paisaje es una composición incesante de movimientos. Russell Maliphant, en su concepción coreográfica, y Michael Hulls, en su coreografía lumínica, crean un movimiento que nos lleva hacia su interior para encontrarnos en él, no más allá ni más acá.

Afonso Becerra de Becerreá.