Sidebar

23
Jue, Ene

Juan Carlos Lérida presenta del 27 al 29 de septiembre y junto con 12 artistas en escena 'Doce', propuesta que forma parte del proceso de investigación 'La liturgia de las horas' que el coreógrafo ha iniciado para llevar a cabo una aproximación al flamenco desde cuerpos y lugares ordinarios y comunes y que el Mercat de les Flors tiene como proyecto asociado.

 

'Doce' es encuentro de celebración y extenuación donde el coreógrafo Juan Carlos Lérida es acompañado por 12 artistas en una pieza de danza y música que evoca el sacrificio como una ceremonia de expiación.

'Doce' es una creación abierta apoyada en los fundamentos y poéticas del Flamenco Empírico, metodología desarrollada por Juan Carlos Lérida a través de la repetición y deconstrucción de las bases técnicas y expresivas del flamenco con una mirada crítica sobre su construcción social, política y cultural.

Esta propuesta es parte de 'La liturgia de las horas', un proceso de investigación  y creación a partir de la simbología que genera el número 12 y la conceptualización del recorrido de Jesucristo desde la Santa Cena hasta la Resurrección. 'La liturgia de las horas' se formalizará en un acto artístico itinerante de 12 horas de duración, a partir del encuentro con gremios, trabajadores y colectivos (estreno 2021).

En esta ocasión, 'Doce' se centra en un encuentro con los oficios de las artes escénicas, llevando a escena músicos, cantaores, bailarines, videomakers y técnicos.

Después de la trilogía dedicada a los cuerpos del flamenco ('Al Cante', 'Al Baile' y 'Al Toque', piezas en las que ha colaborado con otros artistas, como El Niño de Elche o David Climent de loscorderos.sc), Juan Carlos Lérida se sumerge durante dos años en la investigación sobre la posibilidad de realizar un evento durante 12 horas continuadas y las consecuencias que esto puede generar en el contexto social de un lugar concreto.

Así pues, a partir de la simbología del número 12 y de una abstracción del recorrido de Jesucristo, Lérida ha empezado a habitar diferentes espacios para desvelar en cuales se dan las posibilidades que permitan a su cuerpo adentrarse en una lectura política, social, cultural y económica en relación a la espiritualidad y a la carnalidad en sus liturgias y rituales.

Lérida ya ha presentado dos aproximaciones: la primera ha sido 'El Monte de los Olivos', en la que el artista se centra en los oficios donde la palabra es el vehículo de expresión. Para llevar a cabo este trabajo contó con el crítico de danza Oriol Puig Taulé, proponiendo una conversación bailada. Y la segunda ha sido 'Máquinas sagradas', una investigación en un taller de mecánica de coches que tuvo lugar en la última edición de la Fira Mediterrània.