Sidebar

19
Lun, Nov

Rigor didáctico del juglar

La aparición de los juglares durante la Edad Media supuso una importante fuente de intercambio cultural y de información en el medio rural, hábitat dominante de la época. Al igual que los capiteles de las iglesias románicas impartían catequesis con sus figuras esculpidas en piedra entre la población analfabeta, los juglares difundían sucesos verídicos e inventados por medio de la música y de actuaciones escénicas de rústica factura apoyadas en la diversión.

La compañía chilena Tryo Teatro Banda se define a sí misma como “Juglaría Contemporánea” en cuanto al estilo de interpretación. Y, ciertamente tienen todos ingredientes juglares en el sentido formal de sus montajes: utilizan la música instrumental y vocal maravillosamente, narran historias verídicas trabadas con la ficción en un admirable juego teatral asumiendo diversos personajes, y divirtiendo en grado sumo a todo tipo de público que se queda atrapado en la complicidad.

En el marco del 33 Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz, Tryo Teatro Banda ha representado durante dos días con plena satisfacción de los asistentes, la “Expulsión de los Jesuitas” de Francisco Sánchez bajo la dirección de Andrés del Bosque. La obra, entre risas y parodias, entre bromas y veras, entre cánticos y músicas, entre disfraces y personajes históricos, narra la epopeya de la Compañía de Jesús desde su entrada al territorio chileno en 1593, hasta 1767, fecha de su expulsión.

El presente trabajo de la compañía chilena tiene antecedentes expositivos y de investigación en una trayectoria artística de cerca de dos décadas. Algunos de sus montajes anteriores se han podido ver en España. Aparte de ediciones anteriores del FIT de Cádiz, la obra “Cautiverio Felix” se pudo ver en la Feria de Teatro de Castilla y León en Ciudad Rodrigo, que yo recuerde ahora; la pieza narra las vicisitudes de un español en la época de la colonización que convivió con los mapuches hasta el extremo de aprender su lengua y costumbres, lo que le salvó la vida en la invasión española. El otro espectáculo, “Pedro de Valdivia, la gesta inconclusa” habla de otra realidad conocida en España acerca de la colonización.

En “La expulsión de los Jesuitas” se incide en la historia colonizadora española en Chile centrada en la actuación positiva de la Compañía de Jesús en aquel país americano. Perfectamente documentados los hechos por medio de una investigación profunda y rigurosa realizada por Tryo Teatro Banda, la pieza describe la labor de los Jesuitas como mediadores entre la Corona Española de Felipe IV, los mapuches –etnia que todavía hoy mantiene su lengua y sus costumbres en un pulso por su independencia al sur de Chile- sometidos a esclavitud con el beneplácito de los caciques del norte y los representantes del virreinato español.

Criollos chilenos, indios, mapuches y el poder español se enfrentaron en continuas peleas por asumir el poder y la dominación. Pero la Compañía de Jesús supo establecer los puntos de encuentro y mantuvo periodos de transigencia mutua. Los Jesuitas apelaron al Papa y al rey español, instauraron un sistema de justicia social, un entendimiento político, mayor equidad en las relaciones laborales y sociales, crearon la primera escuela de música en Chile. Fundaron misiones que no solo tenían un carácter evangelizador –que también-, pero poseían un componente de entendimiento y respeto mutuo entre los nativos de los diferentes grupos, los colonos, los criollos, los caciques y los gobernantes para vivir en paz.

Pero en 1670, el rey borbón Carlos III necesitaba dinero para su Corte española –cuestiones que no vienen al caso- y decretó la expulsión de los Jesuitas en todos los territorios de su reino, también en Chile, donde apareció un acusado sentimiento de independencia. La favorable labor de la Compañía de Jesús en aquel país quedó interrumpida bruscamente dejando al pueblo chileno en la más absoluta incomprensión.

Bueno, todo lo anterior está narrado por cinco bufones acompañados de multitud de instrumentos musicales extraordinariamente oportunos y conjuntados, y con canciones polifónicas trufadas con acciones sorprendentes, algunas mágicas, junto a un juego escénico trepidante; cambian de situaciones y personajes con absoluta naturalidad y destreza, a veces se transforman en una especie de marionetas humanas; fantástica la estatua de Santa Clorofila, formidable la procesión del entierro, potente rock de “el fin justifica los medios”. En fin, diversión, diversión y diversión con un contenido didáctico muy recomendable para todo tipo de público, sobre todo para unos españolitos de hoy que precisamos conocer la otra, la auténtica verdad –el imperialismo nos ha aportado una visión sesgada de la historia- de nuestro periodo de colonización.

La compañía Tryo Teatro Banda aporta rigor en la historia que cuenta en “La expulsión de los Jesuitas” porque el trabajo es el resultado de un proceso de profunda investigación documental. Y aporta rigor escénico y musical de enorme calidad artística. Quizá nadie se debería perder este espectáculo que se dispone a girar por el territorio español.

Gracias al FIT de Cádiz algunos críticos y espectadores podemos despojarnos de tópicos falsos y tenemos la oportunidad mejorar nuestra “artística” mentalidad.

Manuel Sesma Sanz

Espectáculo: La expulsión de los Jesuitas. Dramaturgia: Francisco Sánchez y Tryo Teatro Banda. Elenco: Daniela Ropet, Alfredo Becerra, Diego Chamorro, Eduardo Irrazábal y Francisco Sánchez. Iluminación: Tomás Urra. Sonido: Julio Gennari. Dirección: Andrés del Bosque. Compañía Tryo Teatro Banda de Chile. Sala Central Lechera de Cádiz. 33 Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz.

Nuevo número de la revista ARTEZ


Visita nuestra librería online

Todos los libros de la editorial artezblai