En la ceremonia de entrega de los Premios Pulitzer, celebrada ayer, 12 de abril, la pieza de teatro musical 'Next to normal' se hizo con el galardón en la categoría de 'Drama', cuyo objeto es reconocer una pieza de autor americano, preferiblemente original en sus conceptos y de acuerdo al estilo de vida americano. De este modo, los diez mil dólares con los que está dotado el Pulitzer han ido a parar a manos del músico Tom Kitt y el letrista Brian Yorkey. 'Next to normal' es un potente musical rock que trata el tema de la enfermedad mental en el seno de una familia suburubana.

Junto a 'Next to normal' -obra que ya había obtenido otros importantes premios, entre ellos tres 'Tonys'–, las obras finalistas de esta edición de los Premios Pulitzer en la categoría escénica eran 'The Elaborate Entrance of Chad Deity' de Kristoffer Diaz, una pieza que desde la sobreactuación y la exageración de los profesionales de la lucha libre aborda temas como la globalización y los estereotipos que se atribuyen a diversas etnias; 'Bengal Tiger at the Baghdad Zoo' en la que Rajiv Joseph trata lo caótico de la Guerra de Irak, utilizando para ello una red de personajes que incluye un tigre enjaulado, para reflexionar sobre la violencia y el sinsentido de la muerte; y por último 'In the Next Room or the vibrator play' por Sarah Ruhl, un trabajo que mezcla la comedia y la tragedia mientras examina la práctica médica en el siglo XIX, para tratar cuestiones sobre l sexualidad femenina y la emancipación.

Artez - La revista de las Artes Escénicas

 
portada2162

Guardar

Guardar