Sidebar

12
Jue, Dic

El PLAN DE ACCIÓN TEATRAL EDUCATIVO EN LA EXTREMADURA RURAL, experiencia social y cultural con objetivos de fomentar en todos los pueblos de la región la afición de los espectadores a las artes escénicas, ha sido eliminado este año de los presupuestos de la Consejería de Cultura, sin dar explicaciones a los profesionales que lo organizamos. Un fiasco que intuíamos en esta legislatura, ejecutado por responsables culturales que, por ignorancia –o algo peor-, no han mostrado interés por esta actividad. Con el anterior gobierno autonómico del PP, en plena crisis económica, el Plan sufrió una reducción de 60 a 20 en la participación de los pueblos (un agravio cuando comparábamos nuestro modestísimo presupuesto con el bochornoso gasto del invento de los Premios Ceres). Pero con el PSOE, esta vez, ha sido peor, por la conducta violatoria y el silencio deliberado de la consejera de cultura extremeña (Leire Iglesias), la secretaria de cultura (Mirian G. Cabezas) y la directora de las artes escénicas (Toni Álvarez), de las que no conozco obra o milagro en su trayectoria cultural, que en ninguna ocasión asistieron –para ver su alcance cultural- a los actos programados del Plan, que formaban parte de sus competencias.

 

Paradójicamente, estas responsables culturales han estado promocionando, con la sonrisa hasta las orejas y aplaudiéndose ellas mismas, la ‘novedad’ de una Muestra Teatral Ibérica (MAE) pésimamente enfocada por oscuros intereses de los arribistas de siempre y de turno, que ha supuesto un despilfarro para lo poquísimo conseguido, ignorando actividades extremeñas de calidad y el debate de los verdaderos problemas del teatro extremeño. Asunto que he cuestionado en diferentes medios (“MAS DE LO MISMO POR IMPOSICION”, en el Periódico Extremadura, 29/11/18 y “BALANCE DE LA III MUESTRA IBERICA DE LAS ARTES ESCENICAS” en la revista internacional de teatro ARTEZ-BLAI, 3-12-18) y tal vez por ello han ejecutado la atrocidad de arrancar de cuajo la actividad del Plan, como consecuencia de un torpe –y malvado- berrinche represivo contra mi persona (firme en la denuncia de las tropelías culturales, desde la trinchera del pensamiento crítico y la dignidad).

Toni Álvarez, que al principio prometió la recuperación del Plan, nos engañó durante tres años. Lo envió a la AUPEX (Asociación de Universidades Populares), explicando que era por cuestiones administrativas, sin decirnos que cobrarían por su gestión (algo que reducía más el presupuesto y, por tanto, los pueblos programados). En la última reunión, hace dos años, le aclaramos que el insuficiente presupuesto solo permitía realizar la clase-espectáculo de animación, que funcionaba muy bien, pero el proceso creativo de las fases teatrales puestas en marcha -solicitadas por todos los pueblos visitados- se había interrumpido. Nuevamente prometió buscar financiación para completar los programas del Plan, pero nada hizo. El año pasado, tal vez por no tener justificaciones, no quiso siquiera recibirnos.

Lamentamos la incompetencia institucional que harta, una vez más, a profesionales de la cultura, que no merecen este maltrato. No deseamos trabajar más en estas condiciones con políticos que se atreven -sin tener ni idea- a asumir cargos culturales y no aprenden a distinguir para proteger la libertad de expresión, como vigía de la dignidad del ser humano. El presidente Fernández Vara, que defendía hace pocos meses la libertad de expresión (“Sin libertad real de información y de opinión la democracia es imperfecta”, decía en la revista CRECER EN EXTREMADURA, 11/5/18), va a quedar en entredicho si no cesa a estas responsables, que transitan por resquicios ignorantes de destrucción del teatro extremeño, abusando desde su parcela de poder, en un paraíso de la impunidad.

Por muchos es sabido que esta actividad cultural, educativa, popular y extremeña ha dejado durante 25 años a la Consejería en MUY BUEN LUGAR EN LA HISTORIA TEATRAL. Historia que algún día nos pondrá a cada uno en su sitio.

COMENTARIOS, EVALUACIONES Y RECUERDOS DE UNA EXPERIENCIA TEATRAL ÚNICA EN EL PAÍS

Los 25 años del PLAN DE ACCIÓN TEATRAL EDUCATIVO EN LA EXTREMADURA RURAL, realizada en TODOS los pueblos de la región -que por la inclusión prioritaria de la formación han dado un paso adelante a aquellas iniciativas de los años 30 de Alejandro Casona y García Lorca-, a juzgar por los comentarios favorables aparecidos, los cientos de certificados y cartas de reconocimiento y las peticiones de continuidad para desarrollar en todas sus fases la iniciativa, han revalidado nuestros planteamientos pedagógicos del teatro al alcance de los pueblos. Los resultados del trabajo en las campañas -con objetivos, contenidos y metodologías, puestos en práctica reafirmaron el funcionamiento pleno de un sistema de formación teatral evolutivo capaz de adaptarse a las necesidades de los participantes y a las posibilidades de los espacios físicos (casas de cultura, plazas públicas y aulas de los colegios) donde se han recreado las diversas actividades celebradas. Actividades que nos han dejado recuerdos imborrables de su valor cultural y de interesantes anécdotas.

ALlgunas reseñas de prensa sobre la actividad:

* “Ha tenido un amplio impacto en la población. Los niños se lo pasaron en grande con las actividades. Fue para ellos una experiencia imborrable”. (“HOY”, 6-3-91. CABEZA LA VACA).

* “Han acudido maestros de Acebo, Perales del Puerto, Cilleros, Moraleja y Hoyos. Estamos seguros que los niños lo recordarán con cariño; los maestros y el pueblo han quedado admirados y agradecidos ante la competencia y entrega de los profesores-artistas”. (“HOY”, 1-5-91. HOYOS).

* “Fue algo maravilloso, que hizo que todos los niños y profesores hayan vivido unos días de emoción y actividad que recordarán con cariño”. (HOY”, 12-5-91. JARAICEJO).

* “Niños y maestros descubren en sí mismos y en los demás una expresividad muchas veces oculta tras un variado abanico de condicionamientos sociales. Una madre se asombra del desparpajo en el escenario de un hijo tímido y apocado. Otros padres se maravillan ante la disciplina autónoma de un retoño revoltoso y habitualmente difícil de apaciguar. Maestros y maestras de todas las edades desempolvan de su organismo domesticado la gracia y desenvoltura de antaño conjugándolas con la experiencia adquirida y su bagaje intelectual. Ambos grupos -niños y mayores- interpretan una función de teatro con un rigor y entrega que envidiarían algunos profesionales. Se aprenden nuevos roles, se da rienda suelta a comportamientos y vías de expresión infrautilizados. Se improvisan con escalofriante autenticidad situaciones ficticias de la vida cotidiana y, por último, se escenifican pequeños montajes en los que los profesores, niños, jóvenes e incluso algunos espectadores parodian con talento obras del repertorio clásico y recrean con entusiasmo parábolas didácticas. Los medios son los justos, pero el objetivo es sacar el mayor partido posible al elemento teatral más raudo y huidizo de todos: la imaginación”. (Eugenio Amaya en “HOY”, Página de Cultura, 5-6-1991).

Algunas apreciaciones de profesores y políticos (en cartas y evaluaciones):

* “Será una experiencia difícil de olvidar y que permanecerá en la mente de todo el pueblo durante mucho tiempo”. (María Soledad Pérez, profesora y alcaldesa de HERNAN PEREZ).

* “Ha sido una experiencia única para la población de esta localidad. Los de la Escuela Itinerante han sido auténticos expertos en implicar a niños y mayores”. (Juan Garlito Batalla, alcalde de SANTIAGO DE ALCANTARA).

* “Excelente. Se representaron las obras en la Plaza del Castillo al aire libre y a viva voz (sin micrófonos) con un increíble silencio total del público”. (Juan Sierra Arias, alcalde de HIGUERA DE VARGAS).

* “El Claustro del colegio que dirijo quiere quedar constancia de que las actividades nos parecieron del todo interesantes y novedosas, tanto para los alumnos como para los docentes”. (Mario Gómez Barrado, profesor de MADROÑERA).

El Recreo fue una formidable herramienta de promoción teatral en los pueblos de Extremadura.

* “Desde la dirección del colegio, valoramos muy positivamente esta experiencia. Su metodología al introducir aspectos importantes de educación en valores y la capacidad para la expresión y el desarrollo del sentido del humor en la escenificación. José Manuel y Diana, nos metieron en sus bolsillos, y arrancaron del público las emociones que todos llevamos dentro. ¡Muchas gracias!”. (Carmen Ginestal Chamizo, profesora de ALBURQUERQUE).

* “Felicitamos a la Consejería de Cultura por esta iniciativa positiva, lúdica, educativa y divertida, y la animamos para que proyectos como este sigan adelante y nuestros alumnos y profesores continúen enriqueciéndose con el buen hacer de estos profesionales”. (Joaquín G. González, profesor de VALVERDE DE LLERENA).

Algunos recuerdos imborrables:

* En la experiencia piloto en Sierra de Gata, visitada en Hernán Pérez –con motivo de su clausura- por el consejero de Cultura Jaime Naranjo (que se asombró de ver la carpa-teatro abarrotada de un público integrado en el espectáculo, procedente de toda la comarca), el elenco artístico recibió -al día siguiente- el agradecimiento del pueblo a su labor “bajo el sonido de las campanas al vuelo y los cohetes que lanzaron para la despedida” (HOY, 19-2-1991).

* Ese mismo año, cerramos la campaña en Puerto Hurraco, nueve meses después del terrible suceso. Instalamos las carpas y el camión-escenario en ese poblado de poco más de 100 habitantes, donde -según algunos vecinos- no quería ir nadie, y organizamos la semana teatral ideando una representación sobre el cuento de “La Ratita Presumida”, para actuar de forma itinerante por varias poblaciones de la zona. Hicimos talleres teatrales en todos los colegios con niños y profesores montando escenas de la obra en cada pueblo. La función teatral se hizo el sábado, iniciándose en la calle principal de Puerto Hurraco con escenas de la Ratita y sus amigas. Estos personajes montaron después en un autobús y recorrieron las plazas de Benquerencia, Helechal, La Nava y Puerto Mejoral, donde se hacían paradas para que la protagonista escenificase sus encuentros con los pretendientes. Al final la Ratita encontraría al ratón de su vida, con el que regresó a Puerto Hurraco en el autobús (junto a los personajes recogidos en cada poblado) para acabar la historia, como en el cuento, con la celebración de la boda. Al autobús le siguieron una larga fila de coches de los mencionados pueblos. Era el público invitado a la boda, que abarrotó la carpa-teatro. Los vecinos del pueblo, integrados en la función, se encargaron de organizar la fiesta-teatro de la ceremonia nupcial, con viandas, dulces y refrescos. Tengo que decir que a muchos nos llenó de emoción contemplar los instantes de alegría de aquellas mujeres vestidas de luto, abrazadas por la magia del teatro (HOY y EXTREMADURA, 15 y 17-6-1991).

* En el 2000 visitamos el pueblo hurdano de Nuñomoral y sus alquerías de El Gasco, Fragosa y Martinlandran. El alcalde socialista Francisco Iglesias, entusiasmado con la actividad, nos pidió realizar el espectáculo de animación teatral en la Casa de la Providencia “El Cottolengo”, un lugar paradisíaco situado entre montañas con bancales, que acoge a niños y adultos con enfermedades incurables, discapacitados y personas abandonadas de las Hurdes. Solidariamente, aceptamos la aventura propuesta. De aquella representación no olvido el rostro asombrado y risueño de las monjas –Hermanas Servidoras de Jesús- viendo actuar gozosos a los pacientes en el juego dramático de Romeo y Julieta.

UNA ACTIVIDAD SOCIAL DEL TEATRO DE GRAN ALCANCE CULTURAL

El Plan, que fue emprendido hace 25 años -en la etapa del PSOE- por la Consejería de Cultura, en colaboración con ayuntamientos y colegios, se planeó con el fin de que la oferta institucional respondiese a otro polo de exigencias en la intencionalidad cultural, desarrollando en poblaciones de Cáceres y Badajoz un modelo de formación teatral, a través de una Escuela Itinerante de Teatro Educativo (coordinada por profesionales del teatro y de la educación), donde los contenidos se han dirigido a que los participantes -niños, jóvenes, adultos- fueran sujetos de la creación.

Los objetivos específicos en las campañas estuvieron encaminados a promover la práctica educativa de la EXPRESION DRAMATICA como medio idóneo en niños y adolescentes para el desarrollo de su expresión oral y corporal en sus más variadas formas, potenciando la creatividad. Y a promover la práctica cultural del ARTE DRAMATICO como medio idóneo en niños, jóvenes y adultos para fomentar la afición a la representación teatral. Los contenidos y actividades llevaron a cabo la animación teatral, con niños, jóvenes y profesores (de infantil, primaria y secundaria), talleres prácticos de TEATRO EDUCATIVO con niños y adolescentes, cursillos prácticos de INTERPRETACION Y MONTAJE ESCENICO con jóvenes y adultos y la representación EL RECREO, fiesta teatral formativa, interpretada por niños, jóvenes, adultos y artistas (con la participación del pueblo). Con singularidad, este espectáculo fue produciendo desde sus inicios un repertorio de más de 15 piezas integradas en la animación y en tres funciones diferentes, como muestra de las prácticas de nuestro sistema evolutivo -por fases- del teatro.

La actividad se inició con las Campañas de Promoción del Teatro y la Música en la Extremadura Rural en 1990-91-92, con las carpas El Recreo y los camiones- escenarios (3 ediciones que llegaron a más de 40.000 espectadores), en la etapa del Consejero de Educación y Cultura, Jaime Naranjo (iniciativa subscrita por la Dirección General de Promoción Cultural de José Higüero), bajo mi coordinación general. Luego, en 1998, se inició otro Plan pensando en los nuevos espacios físicos creados en la región, que ha alcanzado 21 ediciones a las que hay que sumar una edición más realizada en Badajoz y poblados (impulsada por el alcalde Gabriel Montesinos).

El nuevo Plan –que me permitió participar en todos los roles del teatro- partió de un proyecto presentado al Consejero de Cultura Francisco Muñoz, que respondía a las ideas compartidas por los firmantes de un acuerdo presupuestario entre la Junta de Extremadura y el grupo político de Izquierda Unida (IU) para el ejercicio 1998. Ideas dirigidas a conseguir una labor autónoma y organizada de la cultura en los pueblos, y la realización de actividades artísticas en el ámbito extraescolar y de ocio mediante la implicación de municipios y centros escolares. El proyecto fue apoyado personalmente por el Presidente Juan C. Rodríguez Ibarra y por Manuel Cañada (secretario general de IU y diputado regional), desde el convenio Plan de Cultura Popular y Programa Regional de Tiempo Libre en la Escuela. En algunos años para ampliar el programa de participación, por la demanda de tres fases programadas -solicitadas al 100% por los pueblos- la actividad contó también con la colaboración de la Consejería de Desarrollo Rural y la Diputación de Badajoz.

En este tiempo, el Plan ha cumplido sus objetivos cuantitativos satisfactoriamente. La actividad se realizó en todos los pueblos extremeños. Las representaciones –la mayoría con llenos absolutos- han arrojado un balance total de asistencia de más de 170.000 espectadores. En la obra didáctica El Recreo intervinieron alrededor de 13.500 alumnos, actuando en las obras, repartidos entre los distintos escenarios -de casas de cultura o plazas públicas- participantes. Y en los colegios, donde se representó “Teatro de Animación” (como clase-espectáculo), en base a juegos dramáticos y de teatro hecho por niños, que ilustran un modelo de “Pedagogía Teatral en el Aula”, asistieron adicionalmente alrededor de 7.000 profesores.

En los objetivos cualitativos la labor desarrollada también consiguió el respaldo de muchos alcaldes y concejales interesados, de gestores culturales eficaces y de maestros sensibles a los que sorprendieron la originalidad de las actividades. Gente de los pueblos extremeños que han conocido las posibilidades de un trabajo singular como El Recreo realizado en una semana, demostrando que ciertas técnicas de expresión dramática -que concilian el teatro en la educación con el teatro popular- resultan perfectamente asequibles para motivar a todas las edades, integradas en un trabajo teatral. La evaluación en los certificados y cartas emitidas por los ayuntamientos y centros educativos ha sido de EXCELENTE en el 98,7 % de las poblaciones y de NOTABLE en el resto (la Consejería de Cultura siempre dispuso de los certificados cada año).

Como repercusión, la actividad fue invitada a participar en eventos como el Festival Tres Continentes de Canarias, el Festival Iberoamericano de Cádiz, el Festival Internacional de Teatro Infantil de Bilbao, la Muestra Iberoamericana de las Artes de Ciudad Real, etc. En 2008, Antonio Tejero, director general de Calidad Educativa (Consejería de Educación) y Damián Beneyto, director del CEMART (Consejería de Cultura), manifestaron públicamente -en una rueda de prensa de la 11ª Edición- que la actividad es un proyecto extremeño pionero en España y “quizás en el mundo”.

José Manuel Villafaina

Nota final: Agradezco el valioso trabajo y entrega de los artistas –asesores, profesores, actores, músicos y técnicos- que participaron en diversas fases durante los 25 años del PLAN: Alfredo Mantovani, Luis Matilla, Gerardo Ruano, Juan Margallo, Gisele Barret (Canadá), Miguel Murillo, Bartolomé Collado, Diana Carmen Cortés, María Luisa Borruel, Miguel Nieto (DEP), Paolo de Atalaya, Fabián Ramírez (Colombia), Rafael Navarro, Luciano S. del Águila, Antonio Pérez, Eulalia Donoso, Emilia Valares, Alexandra (Polonia), Isabel Castro, Juan Carlos Tirado, Analía Ortiz (Argentina), Carlos Schwaderer (Argentina), Bely Jiménez, Mercedes Barrientos, Enrique E. Rico, Daniel L. Villafaina, Armando Guerra, Agustín Bueno, Manuela Vázquez y el grupo teatral TAPTC? y musical Vilnius (Lituania).