Sidebar

26
Mar, Sep

negro & negro

El pasado 22 de julio en Wroclaw (Breslavia) se puso en escena la presentación final de Anatomía de Lear: duda verdiana uno de los proyectos pertenecientes al ciclo titulado La Voz de los Excluidos realizado por el director de ópera y dramaturgo polaco Michal Znaniecki desde el año 2013. En el marco del proyecto La Voz de los Excluidos se han creado varios espectáculos que han buscado la confrontación directa entre grupos socialmente excluidos y artistas profesionales en el campo del teatro musical. Wroclaw es en 2016 Capital Europea de la Cultural junto a Donostia/San Sebastián. Michal Znaniecki nació en Varsovia hace 47 años. Tras su debut en 1992, ha firmado más de cien espectáculos colaborando con los teatros y festivales más relevantes del panorama internacional en Francia, Italia, Irlanda, Polonia, Alemania, España y Rusia: Rossini Opera Festival, Teatro Scala, Cantiere de Montepulciano, Feste Musicali di Bologna, Opera di Roma, Teatro Comunale di Firenze, Ópera Nacional de Varsovia, Teatro Colón de Buenos Aires... En 2007 realizó, con notable éxito, la puesta en escena de Cyrano de Bergerac en el Palau les Arts de Valencia, con Plácido Domingo como protagonista. Abrió la temporada de ABAO 2007-2008 en Bilbao, con una nueva producción de "El Castillo de Barba Azul", de Béla Bártok. Premios, distinciones y reconocimientos jalonan un curriculum que lo posicionan como unos de los creadores más relevantes e influyentes de Polonia con amplio reconocimiento internacional. Uno de sus últimos proyectos sociales denominado '200.com – Pagliacci' contó con la participación de los habitantes de Como (Italia). Proyecto honrado con uno de los premios más prestigiosos de Europa en el ámbito de la lírica que otorgan anualmente los críticos musicales italianos, el Premio Abbbiati 2015. Hasta ahora Anatomía Lear: duda verdiana ha sido representado en Buenos Aires, Szczevin, Cracovia y Leópolis, siendo en Wroclaw el momento de la representación de la gala final, resumen de todo el proyecto.

Si algo caracteriza el teatro musical de Michał Znaniecki es su compromiso social haciendo posible la confrontación directa entre artistas profesionales y grupos socialmente excluidos como personas mayores, reclusos, enfermos psiquiátricos, huérfanos, minorías étnicas... En este contexto La Voz de los Excluidos se ha convertido en uno de los principales proyectos de la Capitalidad Wrocław 2016.

En Anatomía de Lear: duda verdiana, basada en Rey Lear de Shakespeare crea un espectáculo en el que fusiona la música y el teatro. La idea dramática es la penetración de dos mundos muy diferentes, mitos e imágenes que se sucedieron en el intervalo de los 245 años que hay entre el Rey Lear de Shakespeare y el intento operístico inconcluso de Verdi. El papel principal es un cantante, leyenda del mundo de la música. El peso dramático, en cambio, recae en el bufón del Rey y en el conjunto de los actores. De fondo, las arias más bonitas y más conocidas de Giuseppe Verdi. Según declara Znaniecki, "teatralmente se busca una dramaturgia de emociones que el propio Verdi investigó, revistiendo la fría estructura del libreto con afectos, relaciones y dolores: la vida emotiva del viejo compositor". Un homenaje a Verdi en la celebración del bicentenario de su nacimiento. El hilo conductor es la relación entre el padre y las hijas desarrollandose gran parte de la acción durante un funeral. A partir de el director construye una historia para infiltrarse en última instancia en mundos tan sugerentes como el de Verdi o el de Lear.

Znaniecki busca "vida en el teatro" y habla de temas que interesan al público, de temas que pueden suceder en la vida de cualquiera, conflictos humanos porque los espectadores están vivos. Trata los temas de una manera directa, buscando la desnudez de los personajes, su más profunda intimidad. Las puestas en escena son innovadoras, rompen la cuarta pared implicando al público en la acción dramática cambiando en ocasiones su punto de vista. Siempre con puestas en escena de una calidad excelsior, memorables con 'marca' y sello muy personales.

Me recuerda, salvando las distancias y los conceptos teatrales, al director de escena alemán Wolker Lösch. En Antígona oriental trabaja con actores profesionales y con un coro femenino integrado en su totalidad por ex presas políticas, hijas y exiliadas de la dictadura uruguaya, para contar parte de la historia reciente del Uruguay, país que sufriera una dictadura militar entre 1973 y 1985 y cruza este tema con el mito de Antígona. Espectáculo estrenado en Montevideo. Por eso, Uruguay también es, casualmente, un punto de unión entre estos dos creadores. Znaniecki ha triunfado en Montevideo en muchas ocasiones porque Uruguay le inspira pasión y futuro. El éxito de Onegin en el Sodre fue sonoro. Antígona oriental se representó en San Sebastián hace tres años. Ojalá podamos presentar Anatomía de Lear: duda verdiana en un futuro próximo, o en su defecto cualquier otro espectáculo perteneciente al proyecto La Voz de los Excluidos, dónde la exclusión se convierte en metáfora e impulso para el debate.

Artez - La revista de las Artes Escénicas

 
portada218