Sidebar

17
Mié, Jul

@Victor Iglesias

La Zaranda presenta ‘El desguace de las musas’, nuevo espectáculo que se estrenará del 1 al 3 de febrero en el Teatro Principal de Zaragoza. Producido junto con el Teatre Romea de Barcelona y el Teatro Español de Madrid, recalará en dichos espacios en marzo y mayo, respectivamente. Antes, en el mes de febrero, pasará por espacios de Valencia, Granada, Sevilla, Eibar y Galdakao.

 

La pieza, como es habitual en la compañía, cuenta con el texto de Eusebio Calonge y la dirección de Paco de La Zaranda. En esta ocasión, además del elenco formado por Gaspar Campuzano, Enrique Bustos y Francisco Sánchez, cuentan con el trabajo de los intérpretes Gabino Diego e Inma Barrionuevo, y de la soprano Mª Ángeles Pérez-Muñoz. Todo ello con un objetivo: descubrir cómo comenzó el teatro a perder su espíritu creativo y pasó a convertirse en mero negocio.

Eusebio Calonge lo explica así: “El costroso cortinaje de lentejuelas desprende pestes a sudor y desinfectantes. Las notas musicales se esparcen por la penumbra mal ventilada antes de diluirse en el fondo de los vasos. Bajo los focos que desparraman azul noche, el diezmado coro de vicetiples ensaya una rudimentaria coreografía. Pereza de albornoces, chándales y mallas remendadas, aderezado con boas desplumadas, brillantes baratijas y acoples de micrófono. Carnes yertas que entierran tantos deseos, miradas desnudas que saben de tantos ocasos. La mueca de la muerte oculta tras el maquillaje barato. En el espejo del camerino, rodeado por bombillitas fundidas, quedó escrito con pintalabios, la verdadera historia, donde el género frívolo se convierte en trágico.

Allí se refugian estos restos de coristas, vedettes desfondadas, ruinas de caricato, agonía y furor de una cultura, a la hora de cierre, la nostalgia bailando en la penumbra, la hora en que las sillas se colocan sobre las mesas.

Es esta la alegoría de una cultura apuntalada, que espera su desplome, situada en un antro lúgubre infestado por las ratas que asoman a nuestros trabajos, donde un núcleo de artistas aislados y contracorriente resiste, agotados, entre la resignación y el encono, sin ningún heroísmo, más bien a merced de una época que renuncia a lo poético.

Las piedras angulares sobre la que reposa esta obra son los desechos de un mundo olvidado, desprestigiado por la propia cultura, abolido por el poder de la industria cultural: la revista, las varietés, chascarrillos, boleros, ripios de rapsoda, es solo una metáfora de esa puerta de servicio por la que entra ya el teatro, ni siquiera entrada de artistas, a una maquinaria demoledora, hábilmente engrasada para la aniquilación del arte. Y es ahí donde siempre hemos querido incidir, en la destrucción del espíritu humano, que va más allá de la denuncia social, porque esa abolición no solo va a acabar con los derechos sino a instaurar una dictadura sin precedentes, que suministra niveles de anestesia industriales por todas sus pantallas, camuflada bajo nombres que se han vaciado de contenido, dejando solo la cáscara de las palabras, como “Cultura” o “Teatro”, sin ningún vigor, sin ninguna trascendencia que permee a la sociedad, totalmente ya suprimibles. El espíritu de búsqueda que alimentó las últimas vanguardias se va disolviendo con la expansión del poder de lo económicamente correcto. Los grandes autores, redecorados o como pesadas lápidas, o los novedosos nombres en papel couché, los catálogos de los enfant terribles, totalmente digeribles por los festivales, todo un biombo para ocultar el teatro de compañía, el que verdaderamente mantuvo su pulso con la sociedad y fue cambiando las formas de un teatro anquilosado.

El teatro reducido a desguace, donde cada uno va usando las piezas que sirvan para aguantar en un mundo tecnológicamente implacable, cada vez más ruidoso y menos humano. Donde se cacarea la rebeldía pero de hecho el sometimiento a las normativas de los despachos es total. Hemos decidido desandar sobre sus huellas para saber dónde comenzó este extravío que llevó del espíritu creativo a la mera mutación en negocio”.

Nuevo número de la revista ARTEZ


Visita nuestra librería online

Todos los libros de la editorial artezblai

NOVEDADES EDITORIALES

Los cinco continentes del Teratro

Querido lector, quisiera contarte aquí cómo nació la idea de este libro porque el origen, como sabes, es al mismo tiempo, el inicio y el fundamento. A fines del siglo pasado, estábamos sorprendidos de que nuestro libro El arte secreto del actor. Diccionario de antropología teatral –publicado por primera vez en 1983– continuara siendo editado y traducido en diferentes idiomas. Probablemente resultó eficaz su fórmula simple en la que textos e imágenes tienen la misma importancia, y uno constantemente remite al otro; las ilustraciones se volvían protagonistas para sostener un nuevo campo de estudios, la antropología teatral ideada por Eugenio. Si como estudioso del teatro yo había colaborado con la antropología teatral, ahora le pedía a Eugenio su participación en la vertiente de la Historia, con un libro que imaginábamos como un complemento del precedente. Aun teniendo que decidir toda la organización del libro, me respondió que era una buena idea y me propuso que los argumentos giraran en torno a las técnicas, nunca lo suficientemente estudiadas, de los actores.
Precio : Próximamente

Puntos de vista

Es un privilegio el poder dar a conocer el trabajo que desde finales de los años 60 Suzanne Osten ha desarrollado tanto en Suecia como en el resto del mundo, a través de presentaciones, giras, conferencias y workshops. El alcance de la obra de Suzanne se se debiera condensar en unas pocas palabras toda su obra hablaría de: riesgo, compromiso, comunicación, lucha y una inalterable apuesta por los olvidados dentro de los olvidados: los niños. Y junto a ellos los jóvenes. Es a ellos a los que Suzanne ha dedicado una enorme parte de su actividad creadora.
Precio : Próximamente

Poética del drama moderno

El objeto de esta obra es el de definir el nuevo paradigma de la forma dramática que aparece hacia 1880 y que continúa hasta hoy en las dramaturgias contemporáneas. Se tiende así un puente entre las primeras obras de la modernidad en el teatro como las de Ibsen, Strindberg o Chejov, y las más recientes, ya se trate de las obras de Heiner Müller, Bernard-Marie Koltès o Jon Fosse. Jean-Pierre Sarrazac desvela la dimensión rapsódica del drama moderna: una forma abierta, profundamente heterogénea, en la que los modos dramático, épico y lírico, e incluso argumentativo (el diálogo filosófico que contamina al diálogo dramático), no dejan de ensamblarse o de solaparse. Lejos de compartir las ideas de “decadencia” (Luckàcs), de obsolescencia (Lehmann) o de la muerte del drama (Adorno), Poética del drama moderno dibuja contornos, siempre en movimiento, de una forma la más libre posible, pero que no es la ausencia de forma.
Precio : Próximamente

La zanja

¿En qué momento compartimos el viaje que nos hizo ser tan iguales? ¿Cómo reprocharnos y atraernos tanto? La respuesta está en el tiempo pasado, en nuestros ancestros, en el recuerdo común que permaneció oculto. Porque en definitiva, hemos heredado las acciones de unos hombres sobre otros y las influencias sobre el colectivo. La Zanja refleja el encuentro entre dos mundos, ese ciclo infinito que se repetirá una y otra vez. Es un trabajo exhaustivo de creación, surgido de la documentación de las crónicas de la época y nuestros viajes al Perú actual.
Precio : 10€

Pasarela Senegal

En enero de 2007 el diseñador Antonio Miró presentó en la Pasarela de Barcelona un desfile no exento de polémica con ocho inmigrantes sin papeles y una escenografía con una patera y cajas. De tal acontecimiento le surge la idea de la obra a López Llera, quien, a raíz del suceso siente la necesidad de reflexionar sobre el papel del artista en la sociedad del espectáculo2, sobre la validez y efectividad de las denuncias sociales a través del arte y sobre el sentido de su propia escritura. La pieza constituye una magnífica denuncia dramática de la banalización de la cultura y del espectáculo.
Precio : 10€

Hacia una poética del arte como vehículo de Jerzy Grotowski

La reinvención de Pere Sais ondea en el título de la obra: Hacia una poética del arte como vehículo. Grotowski, como se sabe, imaginaba que la “cadena” de las performing arts podía mantenerse tensa entre dos extremos: el arte como presentación por una parte y el arte como vehículo en el extremo opuesto. Al hablar de poética del arte como vehículo se realiza un salto epistemológico.
Precio : 24€