Sidebar

22
Dom, Sep

@Sasha Onyshchenko

Les Grands Ballets Canadiens de Montréal llegan por primera vez a Barcelona y al Gran Teatre del Liceu del 14 al 19 de septiembre con un programa doble que permitirá ver por primera vez en el Estado español el 'Stabat Mater' de Pergolesi con coreografía del rumano Edward Clug, y la Séptima sinfonía de Beethoven, una de las obras cumbre del difunto coreógrafo alemán Uwe Scholz, descrita por Wagner como “apoteosis de la danza”. Dina Gilbert dirigirá a la Orquestra Simfònica del Liceu, que en la primera pieza también contará con las voces de la soprano Kimy Mc Laren y la mezzosoprano Maude Brunet.

 

El programa doble que presenta Les Grands Ballets Canadiens de Montréal fue la carta de presentación del reciente director artístico de la compañía Ivan Cavallari. Un espectáculo que recibió una excelente acogida por parte de la crítica y el público canadiense en su estreno y que refleja perfectamente el estilo que esta importante compañía ha querido potenciar desde que nació hace 60 años, el equilibrio entre el nuevo repertorio y la técnica clásica.

El coreógrafo rumano Edward Clug, talento emergente de la danza europea, consigue establecer un diálogo actual con el 'Stabat Mater' de Pergolesi, una obra cumbre del barroco italiano. Lo hace potenciando la intensidad del poema y la evocadora música de esta partitura, que a pesar de relatarnos el dolor de una madre que acaba de ver morir a su hijo, “no deja de ser portadora de vida y esperanza”, tal como asegura Cavallari.

Uwe Scholz (1958-2004) dejó un importante legado de ballets neoclásicos a partir de monumentales sinfonías del repertorio académico. Un buen ejemplo es una de sus obras maestras, la Séptima sinfonía de Beethoven, que Scholz transformó en un ballet sur pointes y que dota de una escenografía y un vestuario “refinados y minimalistas, cediendo todo el espacio a la danza”, tal y como apunta Cavallari.