Sidebar

12
Mar, Nov

Teatro Casa de Vacas (Parque de El Retiro, frente a embarcadero. Madrid) acoge desde el 12 de octubre la puesta en escena estreno de Locas a cargo de la compañíaTeatro A Cuestas una de las revelaciones teatrales de la temporada, que compartirá protagonismo con otros tres espectáculos a lo largo del mes de octubre. Las representaciones se completan con el monólogo Fotomatón, del dramaturgo venezolano Gustavo Ott y la exitosa James Pomp, licencia para hacer reír sin palabras de Made In JaBón, que precederán al estreno de Locas y con la obra El sueño de una pompa de verano de Made In JaBón que protagoniza Javier Urbina y que se mostrará durante los fines de semana hasta el 30 de octubre.

Locas, primer y sorprendente trabajo del director novel José Pascual Abellán y su compañía Teatro A Cuestas, se representará de miércoles a domingo desde el 12 al 30 de octubre, siempre a las 20.30. La obra culminará la programación prevista tras la reapertura que la Concejalía de Cultura concedió a la sala del Retiro. Interpretada por Ángeles González Cuerda y Maribel Jara, Locas se desarrolla en la aséptica sala de espera de un psiquiatra. Jennifer y Marta, dos pacientes con vidas aparentemente opuestas, desnudan sus emociones para descubrir que ambas comparten la locura como manera de sobrevivir. Locas viene precedida del éxito en la escena alternativa desde su estreno en la Sala Nudo de Madrid hasta su reciente paso triunfal por el Teatro Versus de Barcelona, donde asistieron más de 800 espectadores y recibió elogios de la crítica especializada.

"Aunque muchos se esperaban una comedia, he visto lágrimas en las 43 funciones", reconoce José Pascual, anteriormente maestro de educación especial, que explica así la excelente acogida del público: "todos se sienten identificados con las protagonistas tarde o temprano". Locas muestra en clave de tragicomedia la fragilidad del ser humano y su necesidad natural de inventarse personajes para afrontar la realidad. "La gente sigue pensando en la obra después de haberla visto. Todos estamos implicados, navegamos entre la realidad y la irrealidad. ¿Sólo están locos los diagnosticados?", señala el autor, cuyos personajes pueden pertenecer a cualquier nacionalidad. "Locas es exportable al mundo entero", afirma sobre su obra, para añadir que "plantea un tratamiento de los trastornos de la personalidad, pero se centra en el lado humano de los personajes, en cómo viven su enfermedad sin etiquetarla". Su texto expone la dolorosa dualidad que cada individuo vive silenciosamente en una sociedad golpeada por la angustia y la ansiedad. "Todos tenemos síntomas esquizofrénicos. Los provoca nuestro tipo de vida. Hay que saber desenvolverse a uno y otro lado de la línea", concluye José Pascual.

La obra muestra un pasillo frío y silencioso y está protagonizada por Jennifer y Marta. Jennifer tiene una vida envidiable, aparentemente, con marido, amante y apartamento en Lloret de Mar. Marta sólo ve a su esposo una vez por semana y a sus hijos durante la hora de la comida. Su mejor amiga no para de restregarle su felicidad y ella se refugia cada día en El diario de Patricia. Dos personalidades opuestas. A priori. Dos miradas a uno y otro lado de la delgada línea roja que separa la cordura de la locura. Merecedoras de loables críticas desde el estreno en el Nudo Teatro de Madrid, Ángeles González Cuerda y Maribel Jara encarnan dos maneras de afrontar la madurez por parte de mujeres muy cercanas entre si, no sólo por coincidir en la consulta del psiquiatra. Apoyado en la música original de José Francisco Giménez y una escenografía de corte minimalista, el director novel José Pascual Abellán se presenta oficialmente con una incisiva reflexión sobre las contradicciones vitales de la vida moderna, poniéndonos frente al espejo de uno de sus mayores tabúes, su anverso y su reverso, límite entre realidad y reflejo.

Fotomatón, por su parte, es un espectáculo que del 7 al 9 de octubre presenta la Compañía Homboritondo. Manel Castillejos da vida al futbolista Fernando, uno de los personajes emblemáticos del dramaturgo venezolano Gustavo Ott, en su conocido monólogo Fotomatón, estrenado en 2003 en la Sala Studio de la Comedie Francaise de Paris con traducción de Francoise Thanas e interpretado por Jean Pierre Marinot. Fernando está a punto de marcar el gol de su vida pero muere de manera inverosímil sobre el terreno de juego, al impactarle un objeto en la cabeza. A partir de entonces su fantasma recrea su propia vida familiar entre el cinismo, el humor y la ternura. Manel Castillejos, representante del singular estilo actoral de la compañía Homboritondo, se antoja el rostro idóneo para ilustrar el fracaso tan pesimista como autoparódico de Fernando, dirigido por Jesús G. Salgado. Gustavo Ott ha recibido más de una veintena de galardones como escritor de teatro en España, Francia, EE.UU y Venezuela, entre otros países. Sus textos, caracterizados por la mordacidad y la ironía, han sido traducidos a 14 idiomas.

El Sueño de una pompla de verano se exhibe los sábados y domingos hasta el 30 de octubre presentado por la Compañía Made in JaBón. Un intrépido aventurero al que da vida Javier Urbina sueña que se convierte en mago y puede realizar enormes pompas de jabón, entre otras maravillas. La nueva propuesta de la siempre sorprendente compañía Made in JaBón, Record Guinness en 2009 a la cadena de pompas más grande del mundo, va más allá de las filigranas y conjuga teatro, magia y humor con burla y sarcasmo. Ideal para disfrutar con toda la familia. La espectacularidad de los juegos planteados aumenta gracias a la ayuda del público, hasta el punto de que el show finaliza con un niño metido en una monumental pompa. El protagonista tiene tiempo hasta de experimentar el amor y el desamor. Sin embargo, cuando despierta de su sueño, descubre que ya no existen magos, burbujas gigantes, ni romances imposibles... ¿Ó, tal vez, si? Sólo Javier Urbina puede introducir todos tus sueños en una pompa de jabón.

Otro espectáculo protagonizado por Javier Urbina, James Pomp, Licencia para hacer reír... sin palabras, se representa hasta el 8 de octubre, presentado por la Compañía Made in JaBón, en una creación que aúna teatro, mimo, muchas risas y pompas tan espectaculares como inverosímiles. Con estos ingredientes se desarrolla una historia de un director de cine que, a su vez, protagoniza su propia película con la inestimable colaboración directa del público. Una novedosa fórmula de espectáculo unipersonal que se presenta en los teatros como night show cargado de improvisación, divertido y ácido, culminado además con un número inédito de pompas de jabón gigantes. Con esta pieza el polifacético Javier Urbina, se transforma en un mad doctor, alquimista, mago, actor y mimo.