Sidebar

17
Mié, Jul

Y no es coña | Carlos Gil

De todas las maneras que se quiera explicar, existen diferentes tribus y gremios que conforman la actual estructura operativa de las artes escénicas. La primera cita anual de una parte del negocio se realiza en MadFeria, la feria de Madrid.  Noto que la angustia ha quedado aparcada, ya no es el asunto principal de las conversaciones la situación económica. No se habla mucho del IVA, que ha sido cambiado a favor del gremio, aunque no de manera general, sino con matices. Además, insisto, estamos en campaña electoral a las municipales y eso siempre se nota en una actitud más espléndida de los responsables culturales de las instituciones. Hay que aprovechar el tirón, por si a alguien le da por asentar esos presupuestos de manera ordinaria. Porque escuché a alguien decir con emoción: los reflejos te sientan bien.

Esta Feria es una de las que más veces me he saltado por coincidir con Santiago a Mil y Santiago Off. Este año he vuelto a pasear por las salas del Matadero, las que están un poco secuestradas por una gestión aparentemente de vanguardia que a casi nadie le interesa y con uno de los lugares fundamentales, el bar donde se podía comer algo, cerrado, aquello se resiente. Pero lo primero que uno debe reseñar es que hay un evidente cambio generacional. Se están incorporando nuevas personas, con buena formación, en los lugares de gestión. Y el número de mujeres que acceden a estas responsabilidades crece, lo que es una plasmación positiva de los cambios sociales y culturales que se van produciendo.

Asistí a una de las mesas organizadas por la activa ADGAE (Asociación de Empresas de Distribución y Gestión de las Artes Escénicas) y escuché una de las frases que me ayudan a reafirmarme en alguna de mis dudas sobre la eficacia, la realidad, los estratos de producción y distribución existentes, o dicho de otra manera, los rangos o clases, que se podrían definir por el coste o por la composición de la parte artística. No es fácil, pero algún día sería bueno pensar sobre esta situación, aunque supongo que alguien lo habrá pensado de manera eficaz. Pues la productora de una compañía que va a cumplir veinticinco años aseguró que cuando tiene una obra, un espectáculo, que quiere proteger, para tener muchas actuaciones, no lo presenta en una feria. Y no es un desprecio. Es una constatación de lo anteriormente apuntado. Y que amplío: los teatros de la primera división española, no se nutren de las ferias. O se nutren en un porcentaje menor.

Pero hay otros circuitos, otras programaciones, otros teatros que sí necesitan de estos espectáculos en ocasiones de mucha calidad, pero que no tienen ningún gancho comercial para concitar el número de espectadores que necesitan para cuadrar sus números económicos y políticos, que no siempre van en paralelo. En los casos singulares en los que existe una planificación sociopolítica para inspirar las acciones culturales, entre ellas, la programación de su teatro, cosa que no es lo habitual, porque, desgraciadamente, todavía depende demasiado de la persona responsable y de sus inspiración y contactos.

Confieso que me encantó reencontrarme con personas con las que he compartido muchas estrategias de funcionamiento, en todos los estamentos a lo largo de estos últimos treinta o cuarenta años. Los que, digamos, llevan varios quinquenios peleando por la dignidad de la gestión, que son cómplices con muchos grupos y compañías a las que han seguido y ayudado. Es una manera de comprender que cada gesto de hoy, cada decisión, por pequeña que sea, tiene consecuencias en el tiempo. Y lo bueno y también lo malo o perfectible de hoy, viene de lo que algunos con buena voluntad hicimos sin pensar en que los tiempos cambian.

Me está saliendo demasiado melancólica esta homilía. Me encanta ver que existe una evidente necesidad de volver a crear discurso más allá de los coyuntural, de lo de cada día, porque estamos trabajando con algo que va bastante más allá de nuestros salarios, quinquenios o egos: estamos hablando de Cultura, y dentro de ella, algo fundamental: las Artes Escénicas. Los viejos ya andamos repartiendo besos desde lejos. No pintamos, ni debemos pintar, nada. O justo lo que sirva para dar fe de vida de la existencia de otras generaciones que se dejaron la vida en crear algunas condiciones para desarrollarse de una manera mejor. Cuando Juan Margallo y Petra Martínez cuentan algunas anécdotas, me gustaría que entendieran los escuchantes que muchas son categoría funcional. Historia.

Nuevo número de la revista ARTEZ


Visita nuestra librería online

Todos los libros de la editorial artezblai

NOVEDADES EDITORIALES

Los cinco continentes del Teratro

Querido lector, quisiera contarte aquí cómo nació la idea de este libro porque el origen, como sabes, es al mismo tiempo, el inicio y el fundamento. A fines del siglo pasado, estábamos sorprendidos de que nuestro libro El arte secreto del actor. Diccionario de antropología teatral –publicado por primera vez en 1983– continuara siendo editado y traducido en diferentes idiomas. Probablemente resultó eficaz su fórmula simple en la que textos e imágenes tienen la misma importancia, y uno constantemente remite al otro; las ilustraciones se volvían protagonistas para sostener un nuevo campo de estudios, la antropología teatral ideada por Eugenio. Si como estudioso del teatro yo había colaborado con la antropología teatral, ahora le pedía a Eugenio su participación en la vertiente de la Historia, con un libro que imaginábamos como un complemento del precedente. Aun teniendo que decidir toda la organización del libro, me respondió que era una buena idea y me propuso que los argumentos giraran en torno a las técnicas, nunca lo suficientemente estudiadas, de los actores.
Precio : Próximamente

Puntos de vista

Es un privilegio el poder dar a conocer el trabajo que desde finales de los años 60 Suzanne Osten ha desarrollado tanto en Suecia como en el resto del mundo, a través de presentaciones, giras, conferencias y workshops. El alcance de la obra de Suzanne se se debiera condensar en unas pocas palabras toda su obra hablaría de: riesgo, compromiso, comunicación, lucha y una inalterable apuesta por los olvidados dentro de los olvidados: los niños. Y junto a ellos los jóvenes. Es a ellos a los que Suzanne ha dedicado una enorme parte de su actividad creadora.
Precio : Próximamente

Poética del drama moderno

El objeto de esta obra es el de definir el nuevo paradigma de la forma dramática que aparece hacia 1880 y que continúa hasta hoy en las dramaturgias contemporáneas. Se tiende así un puente entre las primeras obras de la modernidad en el teatro como las de Ibsen, Strindberg o Chejov, y las más recientes, ya se trate de las obras de Heiner Müller, Bernard-Marie Koltès o Jon Fosse. Jean-Pierre Sarrazac desvela la dimensión rapsódica del drama moderna: una forma abierta, profundamente heterogénea, en la que los modos dramático, épico y lírico, e incluso argumentativo (el diálogo filosófico que contamina al diálogo dramático), no dejan de ensamblarse o de solaparse. Lejos de compartir las ideas de “decadencia” (Luckàcs), de obsolescencia (Lehmann) o de la muerte del drama (Adorno), Poética del drama moderno dibuja contornos, siempre en movimiento, de una forma la más libre posible, pero que no es la ausencia de forma.
Precio : Próximamente

La zanja

¿En qué momento compartimos el viaje que nos hizo ser tan iguales? ¿Cómo reprocharnos y atraernos tanto? La respuesta está en el tiempo pasado, en nuestros ancestros, en el recuerdo común que permaneció oculto. Porque en definitiva, hemos heredado las acciones de unos hombres sobre otros y las influencias sobre el colectivo. La Zanja refleja el encuentro entre dos mundos, ese ciclo infinito que se repetirá una y otra vez. Es un trabajo exhaustivo de creación, surgido de la documentación de las crónicas de la época y nuestros viajes al Perú actual.
Precio : 10€

Pasarela Senegal

En enero de 2007 el diseñador Antonio Miró presentó en la Pasarela de Barcelona un desfile no exento de polémica con ocho inmigrantes sin papeles y una escenografía con una patera y cajas. De tal acontecimiento le surge la idea de la obra a López Llera, quien, a raíz del suceso siente la necesidad de reflexionar sobre el papel del artista en la sociedad del espectáculo2, sobre la validez y efectividad de las denuncias sociales a través del arte y sobre el sentido de su propia escritura. La pieza constituye una magnífica denuncia dramática de la banalización de la cultura y del espectáculo.
Precio : 10€

Hacia una poética del arte como vehículo de Jerzy Grotowski

La reinvención de Pere Sais ondea en el título de la obra: Hacia una poética del arte como vehículo. Grotowski, como se sabe, imaginaba que la “cadena” de las performing arts podía mantenerse tensa entre dos extremos: el arte como presentación por una parte y el arte como vehículo en el extremo opuesto. Al hablar de poética del arte como vehículo se realiza un salto epistemológico.
Precio : 24€