Sidebar

25
Dom, Ago

Please, continue (Hamlet) ©Marc Ginot

Los Teatros del Canal de la Comunidad de Madrid presentan el ciclo 'Miradas: Roger Bernat / FFF. Fracaso interminable', sobre el dramaturgo Roger Bernat y su compañía teatral FFF. El ciclo incluye la exhibición de cuatro obras: 'Please, Continue (Hamlet)', 'Numax – Fagor – plus', 'No se registran conversaciones de interés' y 'La consagración de la primavera', que se podrán ver entre el 16 y el 19 de mayo.



FFF: The Friendly Face of Fascism (La cara amable del fascismo) es el nombre de la compañía teatral formada por Roger Bernat, Roberto Fratini, Txalo Toloza, Cristóbal Saavedra, Ana Rovira, Marie-Klara González y Helena Febrés. El nombre de la compañía fue acuñado en 2008 por Pedro Soler y Roger Bernat.

PLEASE, CONTINUE (HAMLET) – 16 y 17 de mayo en la Sala Verde

Juicio real al ciudadano Hamlet. Un joven es acusado de matar a su tío después de que este matara a su padre. La actos corresponden a la tragedia shakesperiana, pero también podrían ser los de un drama cotidiano. 'Please, continue (Hamlet)', dirigido y diseñado por Roger Bernat y Yan Duyvendak, propone un juicio penal con abogados, jueces o fiscales reales de cada ciudad en la que se celebra, donde el único actor es el acusado. El desenlace de la obra y el veredicto recaerán en el jurado que representa el público. Se trata de reproducir los casos-tipo con los que los trabajadores de la justicia practican, a modo de ejercicio.

El público tiene un papel fundamental, como no podía ser de otra forma. Tan fundamental que ejercerá de jurado popular y en sus manos estará el desenlace del juicio. Roger Bernat y los suyos han celebrado este peculiar juicio ya en más de 160 ocasiones por 13 países distinos. Hamlet ha sido declarado inocente unas 80 veces. Todo un desafío que llega a Madrid casi para juzgar a la propia justicia.

Por eso mismo, 'Please, Continue (Hamlet)' no puede considerarse una obra de teatro. Es una performance que estimula y provoca el sentido cívico del espectador con relación a su idea de justicia, tan lejana a veces de lo que dicta el Estado. Calificamos muchas veces la administración de justicia de pantomima, y es ahora, cuando más teatral puede parecer, cuando nos ayudará a reconocer el teatro de la vida. También, como admiten los diseñadores de este dispositivo, 'Please, Continue (Hamlet)' nace para cuestionar el rol de los jurados públicos en los tribunales de muchos países, lo que equivale a preguntarse por la objetividad tanto como por la sensibilidad y significa poner el foco sobre el papel del ciudadano en un sistema que le somete pero le arrebata muchas veces la voz y el voto.

NUMAX-FAGOR, PLUS – 18 de mayo en la Sala Negra

Los trabajadores de dos fábricas de electrodomésticos cerradas con 35 años de diferencia son los protagonistas de 'Numax- Fagor-plus', aunque ellos no estarán en escena, solo sus palabras. Numax cerró en 1979; Fagor, en 2013. Se pone en juego una revolucionaria colectivización del discurso, ya que serán los espectadores los que vuelvan a decir lo que dijeron en sus asambleas los trabajadores antes de ser despedidos. De hecho, los espectadores están dispuestos en el espacio de forma que se reproduzca igualmente la dinámica asamblearia.

Aquellas palabras componen un discurso que se ha repetido en muchas ocasiones, pertenece a todos pero probablemente no sabríamos reproducirlo de memoria. Y al verlo sobre una pantalla y al decirlo, comprobamos que no somos nosotros los que recordamos las palabras, sino que es la palabra la que nos recuerda a nosotros. El dispositivo creado aquí por Roger Bernat es una máquina de resucitar palabras y, con ellas, de resucitar lo colectivo en estos tiempos en los que se trata de desactivar la fuerza común para aislar al individuo.

A tal punto se ha llegado que, en la experiencia que dio origen a este proyecto, cuando Bernat se encontró con los trabajadores de Numax y Fagor, se le apareció la traición: "nadie se reconoce en las palabras de su antecesor. Los de Fagor no se reconocen en las palabras de los de Numax. Los antiguos trabajadores de Numax no se reconocen en las palabras de los de Fagor. Ni siquiera se reconocen en sus propias palabras de hace 35 años". Pero esas palabras siguen resonando poderosamente. El propio público las enuncia: "Amnistía laboral. Readmisión de despedidos. Solidaridad con los trabajadores. No al despido libre. Democracia real ya. Violencia es cobrar 600 euros. Esta crisis no la pagamos". ¿Les suena? ¿A qué les suena? ¿Qué pasa con las palabras cuando se colectivizan?

NO SE REGISTRAN CONVERSACIONES DE INTERÉS – 18 y 19 de mayo en la Sala Verde

El público accede a la sala con auriculares de tres canales. Tres intérpretes (una actriz, una poeta y una performer) reproducen las conversaciones de las esposas de tres hombres que fueron a Siria a inmolarse. Además, doblan escenas de 'La batalla de Argel' de Gillo Pontecorvo (película de 1966), e interpretan a Irina, Masha y Olga, Las tres hermanas de Chéjov. Las tres intérpretes hablan a la vez y los espectadores deberán decidir con qué canal se quedan en cada momento. No habrá dos personas que salgan habiendo oído el mismo relato.

La historia parte de unas escuchas policiales. En 2012, tres hombres ceutíes viajaron a Siria de incógnito. La policía pinchó los teléfonos de sus mujeres y amigos y registraron la voluntad de esos hombres de no volver. Murieron ellos y dejaron un reguero de muertos en los atentados que perpetraron. Roger Bernat consiguió una copia de las transcripciones, 14.000 páginas con conversaciones, chats, estados de Facebook... un material que da acceso directo a las fuentes de un conflicto que normalmente llega "cocinado" por los medios de comunicación.

Bernat ha dicho que, con esta obra, "el espectador es obligado a entrar en la etapa más compleja de su madurez cultural: la Edad Hamlética". A medio camino entre el verbatim theatre (teatro que se construye a partir de las palabras reales emitidas por personas en las que se basa la obra) y el teatro documento, pero trascendiendo todo asomo de género, se trata de dejar de ser testigo privilegiado para convertirse en actor perplejo de un drama, donde el espectador entrega su rol de víctima y pasa a ser verdugo. Todo en sentido metafórico, que no cunda el pánico. Esto va de tomar decisiones como sociedad, compartir decisiones con otros espectadores en una idea de teatro como proyecto colectivo y reflejo a pequeña escala de lo que vivimos a diario.

LA CONSAGRACIÓN DE LA PRIMAVERA – 19 de mayo en la Sala Roja

A partir de la coreografía que Pina Bausch diseñó en 1975 para su montaje sobre la inmortal pieza de Igor Stravinsky, Roger Bernat ha construido un dispositivo que entrega totalmente al espectador el poder del re-enactment, de la recreación.

Antes de entrar a la sala, el público recibe auriculares inalámbricos de tres canales. Una vez en el interior, suena La consagración de la primavera, uno de los ballets más importantes del siglo pasado. Se escuchan diversas voces, algo distinto en cada canal, voces en paralelo que se entrecruzan.

Es un juego y, al mismo tiempo, una coreografía. Un movimiento común hecho de movimientos individuales. Los espectadores, de pie siempre, reciben instrucciones a través de los auriculares para que se agrupen, para correr, para mover los brazos, para saltar... "una obra de arte absorbente y sensitiva", como la calificó un crítico tras su paso por Finlandia; una obra vivida desde dentro, que exige del público una implicación máxima. Aquí se viene a bailar, eso está claro.

La propuesta ha pasado ya por diversos festivales de todo el mundo y allá donde se presenta se genera, como escribió un periodista francés, "una energía furiosamente contagiosa". Bernat vuelve a romper totalmente con la separación clásica entre escena y sala, llevando la experiencia inmersiva hasta límites insospechados en su intención de convertir al espectador en actor, sin dejar de reivindicarle como espectador. Un espectador, eso sí, que no deja de tomar decisiones desde el mismo instante en el que se le entregan los auriculares: "¿Me meto o no? ¿Lo hago en serio o en broma? Se trata de reconstruir los mecanismos en los que vivimos. Cuando desaparece el aura del actor y el virtuosismo del bailarín, aparece la dimensión política de estos espectáculos, que en el fondo son juegos de poder", sentencia Roger Bernat.

ACTIVIDADES PARALELAS

- Proyección de 'Desplazamiento del palacio de La Moneda' (10'20", Santiago de Chile, 2014) y 'The Place of the Thing' (10'32", Atenas-Kassel, 2017), de 19h a 20h, los días 16, 17, 18 y 19 de mayo en el vestíbulo de zona taquillas.

- Taller 'Teatro del futuro (pensando en)'. Introducción al teatro del siglo XXI, impartido por La tristura, dirigido a todos los públicos.

En esta segunda sesión nos centraremos en algunas creaciones de la península y de Latinoamérica, diferentes experiencias en el límite de lo performativo y lo participativo. Las corrientes que viajan de un continente a otro y las que operan en su lugar de origen. Y continuaremos hablando de los límites, auto impuestos o no, de la danza, el texto, la confesión, el humor y el amor.

La tristura trabaja alrededor de las artes escénicas, tratando de generar situaciones humanas dentro y fuera del escenario. Se enfrentan a la escena buscando siempre los límites de la representación, mostrando un interés por el teatro contemporáneo, y un compromiso con una forma nueva de hacer las cosas, alrededor de la investigación y de la palabra. La tristura trabaja con la intimidad, el misterio y el deseo.

Fechas: Sábado 18 de mayo de 2019
Lugar: Estudios del Centro Danza Canal
Hora: 11 a 14h.
Dirigido: Personas interesadas en la creación contemporánea, con o sin experiencia previa. A partir de los 16 años. Máximo 25 personas
Precio: 3 euros por sesión
Inscripción: Venta de entrada a través de la web o en taquillas.

- Charla-duelo: 'Desplazamiento del palacio de La Moneda vs. the place of the thing', a cargo de Óscar Cornago y Roberto Fratini, en Sala Roja al acabar la representación. El domingo 19 al terminar la función.