Sidebar

12
Mar, Nov

No todo vale
Obra: Modern Art Modern
Autores: Lourdes Doménech, Gerard Doménech, Carles Bigorra, Toni Albà
Intérpretes: Lourdes Doménech, Gerard Domènench, David Ferré
Escenografía y vestuario: Watashi Tachi
Música: Antonio Santoyo
Dirección Carles Bigorra, Toni Albà
Producción: Copi Rait
Bilborock – 16-02-05
Bajo el paraguas de la vanguardia y la modernidad, en las diferentes disciplinas artísticas, se ha instalado una especie moda en la que puede parecer que todo vale. Cualquier extravagancia, lo más absurdo, lo que pueda chocar más, es considerado como lo más relevante, aunque en la mayoría d las ocasiones las sospechas de fraude, o de falta de rigor, o de basarse simplemente en una actitud frívola de asustar a los bienpensantes anide como única inspiración.
Este montaje de esta nueva compañía parte de esta idea y la desarrolla con elementos tradicionales del trabajo de payasos, de clown modernos, que se acercan a los hechos, con planteamientos aparentemente naturalistas y los van distorsionando hasta llegar a una parodia cruel. Tanto, que en ocasiones, puede parecer que no hayan medido su crítica farsesca y algún espectador pueda entender que todo aquello que no sea simple, ramplón y como de toda la vida, ya no es arte, y tampoco se trata de eso.
La generalización a la que someten a las artes plásticas, la música, la danza o el teatro, se encaja perfectamente, provoca en ocasiones carcajadas, pero no deja un resquicio al pensamiento. La ejecución, el ritmo escénico, la concreción en las acciones, que son lo importante del trabajo, no llevan como compañía un momento para relativizar, para abrir un espacio al arte contemporáneo comprometido como uno de los vectores del avance de la sociedad. Estamos totalmente de acuerdo en que todo no vale. Pero no estigmaticemos todo aquello que no comprendamos porque es algo muy reaccionario.
El trío actoral funciona, hay un guión trasversal, Lourdes Domènech consigue un papel que mantiene durante toda la obra que es absolutamente delicioso, los elementos escénicos son clásicos de este tipo de propuestas, se juega con el espacio y el vestuario y provocan momentos delirantes con sus juegos metateatrales, bajo una iluminación simple y eficaz y una banda sonora incidental.
Carlos GIL