Sidebar

03
Lun, Ago

Creando Escena es una plataforma que surge con la intención de aunar necesidades, creencias, reflexiones e inquietudes por parte de artistas profesionales de la creación escénica de Castilla y León, que de manera individual o dentro de una colectividad, siguen trabajando para lograr dignificar su profesión y poder vivir de la misma.

 

La asamblea de artistas Creando Escena se cimenta en las siguientes ideas:

1. Dar cabida, cobertura y asistencia a profesionales de las Artes Escénicas de la región, para que tengan una plataforma de referencia a la hora de compartir ideas, asesoramiento, etc...

2. Promover iniciativas para paliar y gestionar de un modo razonable la situación actual, ya que esta “nueva realidad” nos hace afrontar un contexto incierto, que hace peligrar el tejido ya de por sí precario de nuestro sector.

3. Servir de interlocutor válido hacia la administración pública, para buscar vías de diálogo sobre nuestro sector: gestión de espacios escénicos, políticas de ayudas, profesionalización del sector, etc. 

4. Comunicación directa con “los públicos”. Sentir a la ciudadanía de Castilla y León como parte integrante de las Artes Escénicas. Necesitamos la interlocución de la sociedad.

Evolucionar y revolucionar

Desde la plataforma confiamos firmemente en la labor social, emocional y educativa de las Artes Escénicas como valor de cohesión social, como referente artístico en nuestra región, como forma de afrontar una realidad que nos ha golpeado a todos y como otra forma de convivir y superar esta situación para volver a ver llenas nuestras plazas, nuestros teatros y nuestras calles. Es momento de revisar los planteamientos establecidos y cambiar modelos obsoletos que han demostrado su mal funcionamiento.

El creador y la creadora es el eslabón más débil de la cadena artística, no tiene presunción de poder, no tiene en ocasiones ni voz ni voto. Su manera de expresarse es el propio hecho artístico y no es dueño de su creación ni de su desarrollo al depender de mecenazgos, subvenciones, contrataciones, fiscalidades y un largo etcétera, que en multitud de ocasiones hace que se abandone la idea de la creación antes de empezar a imaginarla tan si quiera.

Nos encontramos ante un sistema que tiene que evolucionar y revolucionar adaptándose a los nuevos tiempos. Las artes deben ser parte integrante de la vida.