Sidebar

19
Mié, Jun

Y no es coña | Carlos Gil

Como muchos de ustedes sabrán, en Girona, las gentes del Teatre Bescanó, han encontrado una ingeniosa manera de sortear la demencial subida del IVA al 21% en el precio de las entradas, y para ello, han decidido que si usted es un espectador, en vez de comprar la entrada, compre un kilo de zanahorias, y ellos, le regalan la entrada gratuitamente. Los alimentos de primera necesidad están gravados con un 4% de impuesto del valor añadido. La idea se puede extender, y puede llevar a la reconversión de las propias salas en fruterías, a ser posible ecológicas, lo que nos uniría más a la madre tierra.

Esta ingeniosa iniciativa que, insisto, puede ser imitada para salvar un poco la situación, me lleva a esa imagen popular del palo y la zanahoria, y que este desgobierno de los banqueros del Opus Dei nos está aplicando de una manera sistemática, aunque parece que están solamente en la fase del palo, y no saben cuál va a ser la zanahoria, pero que me malicio yo que de cumplirse todos los avisos que se nos lanzan que va a ser precisament, el IVA con el que ahora peleamos. Sí, me explico un poco más. Están preparando nuevos ajustes económicos, más salvajes todavía, y se habla de un recorte lineal del 25% en los asuntos de Cultura, que afectaría, ojo al dato, incluso a los presupuestos, ayudas y subvencions ya aprobadas. Ese desastre, ese palo, uno más, seguro que sería contestado por el gremio, pero aparecería la zanahoria para una parte del sector y sería la de rebajar el IVA del 21% actual a otro menor. ¿El 15? Venga, lo dejamos en el 12%? Porque al 8% no van a volver, que sería el 10%, según la última subida.

Lo cierto es que este gobierno lo que crea es desconfianza, incertidumbre y desasosiego. No tienen claridad, no ofrecen ninguna expectativa, pero ya que estamos hablando de impuestos, yo maldigo a aquellos que de manera muy española se jactan delante de todos de no pagar, de buscarse las maneas más cutres para pagar menos impuestos que los que deberían. Y me refiero a los profesionales de las artes escénicas, no a los delincuentes habituales de las grandes fortunas. Porque hay que recordar, una vez más, que esa subvención que recibíamos, esa sanidad que teníamos, no era un regalo del Estado, ni fruto de las plegarias de los ultra católicos, sino que llega de los impuestos. De los directos, que son los más justos, en teoría, pero también de los indirectos, de los que pagamos todos en la misma cuantía, sea cual sea nuestro poder adquisitivo. El IVA es un impuesto general. Por lo tanto, todos los individuos que en el territorio español se toman un café, compran un preservativo o viajan en autobús, pagan impuestos y deben ser atendidos por ese Estado.

Se entiende que la gente de rebele contra las injusticias, que es injusto que no se pueda marcar en la declaración de la renta el destino preferente de nuestros impuestos, que no exista la objeción fiscal militar, pero todo lo que el Estado, en sus diferentes formas, central, comunidades autónomas, diputaciones, ayuntamientos, revierte en cultura, sanidad, educación y demás servicios, antes ha salido de los impuestos de los ciudadanos. No al fraude fiscal. Digámoslo bien alto, porque esos señores que nos dan con el palo cobran de nuestros impuestos, por si no se sabía.

Y para terminar la homilía de hoy, un detalle que me deja un poco desconcertado. Los teatros institucionales como el CDN y otros, no tienen IVA en sus entradas. No tengo opinión formada al respecto. Pero en primera instancia me parece que se crea una brecha más ancha entre los teatros con todo pagado (por todos los ciudadanos), y los privados, con todo por pagar.

Nuevo número de la revista ARTEZ


Visita nuestra librería online

Todos los libros de la editorial artezblai

NOVEDADES EDITORIALES

Los cinco continentes del Teratro

Querido lector, quisiera contarte aquí cómo nació la idea de este libro porque el origen, como sabes, es al mismo tiempo, el inicio y el fundamento. A fines del siglo pasado, estábamos sorprendidos de que nuestro libro El arte secreto del actor. Diccionario de antropología teatral –publicado por primera vez en 1983– continuara siendo editado y traducido en diferentes idiomas. Probablemente resultó eficaz su fórmula simple en la que textos e imágenes tienen la misma importancia, y uno constantemente remite al otro; las ilustraciones se volvían protagonistas para sostener un nuevo campo de estudios, la antropología teatral ideada por Eugenio. Si como estudioso del teatro yo había colaborado con la antropología teatral, ahora le pedía a Eugenio su participación en la vertiente de la Historia, con un libro que imaginábamos como un complemento del precedente. Aun teniendo que decidir toda la organización del libro, me respondió que era una buena idea y me propuso que los argumentos giraran en torno a las técnicas, nunca lo suficientemente estudiadas, de los actores.
Precio : Próximamente

Puntos de vista

Es un privilegio el poder dar a conocer el trabajo que desde finales de los años 60 Suzanne Osten ha desarrollado tanto en Suecia como en el resto del mundo, a través de presentaciones, giras, conferencias y workshops. El alcance de la obra de Suzanne se se debiera condensar en unas pocas palabras toda su obra hablaría de: riesgo, compromiso, comunicación, lucha y una inalterable apuesta por los olvidados dentro de los olvidados: los niños. Y junto a ellos los jóvenes. Es a ellos a los que Suzanne ha dedicado una enorme parte de su actividad creadora.
Precio : Próximamente

Poética del drama moderno

El objeto de esta obra es el de definir el nuevo paradigma de la forma dramática que aparece hacia 1880 y que continúa hasta hoy en las dramaturgias contemporáneas. Se tiende así un puente entre las primeras obras de la modernidad en el teatro como las de Ibsen, Strindberg o Chejov, y las más recientes, ya se trate de las obras de Heiner Müller, Bernard-Marie Koltès o Jon Fosse. Jean-Pierre Sarrazac desvela la dimensión rapsódica del drama moderna: una forma abierta, profundamente heterogénea, en la que los modos dramático, épico y lírico, e incluso argumentativo (el diálogo filosófico que contamina al diálogo dramático), no dejan de ensamblarse o de solaparse. Lejos de compartir las ideas de “decadencia” (Luckàcs), de obsolescencia (Lehmann) o de la muerte del drama (Adorno), Poética del drama moderno dibuja contornos, siempre en movimiento, de una forma la más libre posible, pero que no es la ausencia de forma.
Precio : Próximamente

La zanja

¿En qué momento compartimos el viaje que nos hizo ser tan iguales? ¿Cómo reprocharnos y atraernos tanto? La respuesta está en el tiempo pasado, en nuestros ancestros, en el recuerdo común que permaneció oculto. Porque en definitiva, hemos heredado las acciones de unos hombres sobre otros y las influencias sobre el colectivo. La Zanja refleja el encuentro entre dos mundos, ese ciclo infinito que se repetirá una y otra vez. Es un trabajo exhaustivo de creación, surgido de la documentación de las crónicas de la época y nuestros viajes al Perú actual.
Precio : 10€

Pasarela Senegal

En enero de 2007 el diseñador Antonio Miró presentó en la Pasarela de Barcelona un desfile no exento de polémica con ocho inmigrantes sin papeles y una escenografía con una patera y cajas. De tal acontecimiento le surge la idea de la obra a López Llera, quien, a raíz del suceso siente la necesidad de reflexionar sobre el papel del artista en la sociedad del espectáculo2, sobre la validez y efectividad de las denuncias sociales a través del arte y sobre el sentido de su propia escritura. La pieza constituye una magnífica denuncia dramática de la banalización de la cultura y del espectáculo.
Precio : 10€

Hacia una poética del arte como vehículo de Jerzy Grotowski

La reinvención de Pere Sais ondea en el título de la obra: Hacia una poética del arte como vehículo. Grotowski, como se sabe, imaginaba que la “cadena” de las performing arts podía mantenerse tensa entre dos extremos: el arte como presentación por una parte y el arte como vehículo en el extremo opuesto. Al hablar de poética del arte como vehículo se realiza un salto epistemológico.
Precio : 24€