Sidebar

19
Lun, Nov

Velaí! Voici! | Afonso Becerra

Las artes escénicas son tan diversas e ilimitadas que nos permiten dar saltos y hacer viajes de lo más insospechado que podamos imaginar.

A continuación voy a hacer un recorrido por diferentes constelaciones: Una actriz dramaturga nordestina, con raíces que se extienden desde Galicia hasta Rio de Janeiro (Brasil) y que nos presenta el Desvío I de su Teatro-en-Trance. El exotismo y la alegría de la compañía portuguesa Mala Voadora (Maleta Voladora), adentrándose en terrenos complejos, en las piezas Moçambique y Amazónia. La Tristura, de Madrid, abriendo el espacio a los “milenials” en Future Lovers, para ofrecernos su visión del mundo. Y, por último, la aventura del primer empresario de ópera que recorrió la Península y abrió el primer teatro de ópera de A Coruña, hace ahora 250 años.

DESVÍO I de TEATRO-EN-TRANCE. PAULA SANMARTÍN (Teatro Aforo de Vigo, 27 de octubre de 2018)

Desvío I es una pieza breve posdramática, muy singular por la mezcla que hace de aspectos rituales, concentrados en la figura alegórica de una especie de bruja-medium teatral. Al mismo tiempo, se trata del dios Príapo, ya que la bruja agita entre las piernas un miembro descomunal. Sin embargo, el gran pene acaba por ser algo circense, con una nariz de payaso por glande, para desactivar ese poder falocéntrico.

La actriz se quita la máscara y se afirma en la cabaretera, que bromea con nosotras/os sobre el coño hipster.

Lo risible y lo sagrado se casan en este juego, no exento de ironía y, como por arte de magia, también aparece la muerte, la invocación a los seres que nos precedieron y que no solo permanecen en las estampas fotográficas descoloridas.

Todo esto en asociación con unas imágenes audiovisuales en las que se integra, por veces de manera caleidoscópica, la actriz.

Una propuesta diferente, o sea, fuera de lo habitual, con una actriz y un texto magnéticos.

MOÇAMBIQUE y AMOZÓNIA da MALA VOADORA, con texto y dirección de JORGE ANDRADE. (Centro Cultural Vilaflor, CCVF de Guimarães, 27 y 29 de septiembre de 2018)

Moçambique es un viaje entre la fabulación, el documental y la biografía. Un enfoque desenfadado de la historia, que se hace necesario para no clausurarnos en las convulsiones de la misma.

Un distender la historia a través del vestuario colorista, de los números de baile y de los juegos con las referencias diversas, entre ellas el divertimento con las variaciones sobre el anuncio publicitario del concentrado de tomate de la fábrica Andrade & Filhos, alrededor de la que gira, en buena medida, esta fábula. La fábrica de concentrado de tomate que tenían los tíos de Jorge Andrade en Mozambique.

Una epopeya pop sobre las convulsiones de la historia de un país.

Y, en forma de díptico, llegamos a la Amozónia. Sumada a Moçambique llego a una conclusión: no hay reivindicación efectiva si no es también afectiva y si no se hace desde la alegría. Incluso cuando se trata de asuntos graves y de muy difícil solución. He ahí el caso cíclico de los abusos sobre el planeta por parte de la raza humana, sobre todo de las multinacionales y de los grandes emprendedores.

Amazónia es una pieza meta-teatral ecologista, que juega con el formato de la telenovela, en este caso de la econovela, para instalar ironía y humor sobre cuestiones complejas.

Pienso que esa ironía cómica, sobre un asunto grave, es una actitud inteligente: como no vamos a poder solucionar la masacre que ejercemos, directa o indirectamente, sobre el planeta y sobre otros pueblos, entonces es mejor tomar conciencia de una manera que no nos cierre ni nos ponga a la defensiva. Podríamos aplicar aquella frase de Emma Goldman: si no puedo bailar es que ésta no es mi revolución.

FUTURE LOVERS de LA TRISTURA en el FIOT27 de Carballo (Pazo da Cultura de Carballo, 7 de octubre de 2018)

En Future Lovers tuve la sensación de asistir a una especie de botellón filosófico a pie de escenario.

Jóvenes que nacieron en torno al año 2000 y que alcanzan ahora los 18 años, la llamada mayoría de edad. Un grupo de jóvenes que se dan cuenta de que lo más importante que les ha pasado tiene que ver con lo que vivimos con los otros, con las otras. Lo más importante tiene que ver con las relaciones.

Un análisis abierto, sin rencores ni tabús, respecto a la generaciones precedentes o respecto a la crisis económica que atenazó sus años de adolescencia.

La incerteza respecto al amor y a eso de la pareja, que tan importante parece. La incerteza respecto al futuro y, aún así, la ilusión y las ganas todas.

La fiesta, el desfogue, las confesiones, las alucinaciones, los sueños (esa materia intangible que necesitamos más que a Dios), la ausencia de Dios... y aún así seguir adelante sin esa muleta.

Un grupo de jóvenes en la encrucijada a todos los niveles.

Una capacidad de observación de la realidad circundante que impresiona.

Y, en el fondo del escenario, también de esta pieza, desde lo alto de un tronco de un árbol, el búho, símbolo de la sabiduría.

SETARO, EL CONSTRUTOR DE UTOPÍAS. 250 AÑOS DE ÓPERA EN A CORUÑA. Producción de Amigos de la Ópera de A Coruña (Teatro Rosalía Castro de A Coruña, 30 de septiembre de 2018)

Espectáculo sui generis: una mezcla entre teatro, ópera y show pedagógico.

El barítono coruñés Borja Quiza hacía de presentador-narrador-showman, relatando los capítulos más substantivos de la vida de Nicolà Setaro, un napolitano que, hace 250 años, en 1768, abrió un teatro de ópera en A Coruña.

La vida de Setaro, en el relato que compone la dramaturgia de Mario Pontiggia, es de aventura novelesca.

Para el espectáculo escogen piezas de la época de Nicolà Setaro, casi todas arias de ópera de la primera mitad del siglo XVIII, con una cierta relación temática o con una actitud emocional vinculadas a los diferentes capítulos de la aventura vital de Setaro.

Entre los compositores escogidos: Francisco António de Almeida, Baldassare Galuppi, Antonio Vivaldi, Georg Friedrich Händel, Giovanni Battista Pergolesi, Giuseppe Scolari, Wolfgang Amadeus Mozart y Ricardo Broschi.

Borja, además de hacer de narrador, interpretó tres arias y la canzonetta de Don Giovanni "Deh vieni alla finestra" de Mozart.

Y el groso de los números operísticos, ocho arias, fueron interpretados con brillantez y una rica variedad de temperamentos y actitudes emocionales por Vivica Genaux, una mezzosoprano de agilidad vocal desbordante y de una presencia escénica muy dúctil y dinámica.

La Orquesta Barroca Mateus, dirigida por Ricardo Bernardes, compuesta de violines I y II, viola, violonchelo, contrabajo, oboe, trompas, clave, tiorba y mandolina, realizó una ejecución igualmente espectacular y justa.

En conjunto, puedo decir que fue un espectáculo delicioso vocal y musicalmente. Al mismo tiempo, muy instructivo y pedagógico, al descubrirnos, de manera documentada y sintética, quién era aquel pionero de la ópera en la Península Ibérica y el iniciador de la actividad lírica en A Coruña. Homenaje y celebración.

Por mi parte, además, pude disfrutar de la música barroca, en formato escénico, una de mis preferidas. Incluso escuchar una de mis arias favoritas: el aria de Piacere: "Lascia la spina..." de Il Trionfo del Tempo e del Disingano (1708) de Händel.

Sí. Las artes escénicas, en sus ilimitadas posibilidades, a mí me aprenden a dejar la espina y coger la rosa. El prodigio de la rosa.

Nuevo número de la revista ARTEZ


Visita nuestra librería online

Todos los libros de la editorial artezblai