Sidebar

16
Lun, Dic

La voz antigua | Maite Tarazona

"Por Amor al Arte" no es una expresión vacía, no es una frase hecha comodín de conversaciones cotidianas o resonancia pastoril de cupidos creadores.

"Amor" y "Arte" son armas letales cuya combinación articula redes defenestradoras de los más aguerridos artistas:

Redes de Precariedad: por amor al arte.

Redes de Subsidios Sociales a falta de otras alternativas viables a IVAs y cuotas de autónomos impagables: por amor al arte.

Redes de Subvenciones entretejidas hasta el infinito sin manuales de instrucciones decodificadores de coincidencias espaciales y temporales: por amor al arte.

Redes de Festivales a los que no accederás pero a los que igualmente enviarás tu material: por amor al arte.

Redes Alternativas a las redes alternativas de los circuitos alternativos: por amor al arte.

Redes de Residencias, peregrinas o estupendas, soporte a la creación o perpetuadoras de su propia existencia: por amor al arte.

Redes de Ruletas rusas, subidas y bajadas emocionales ante el desconcierto del creador ingenuo y utópico: por amor al arte.

Redes de "Este agua no beberé" de la que beberás: por amor al arte.

Redes de Nómadas imperturbables, sin casa, con oficio y sin beneficio a la espera de esos tiempos mejores que uno siempre espera por llegar: por amor al arte.

Redes de Producción y distribución unipersonal, gestión de transportes, pagos y gestiones de piezas teatrales deficitarias mantenidas con vida por trabajo, por dignidad y por hacer lo que uno vino a hacer, que es contar historias de la mejor manera posible: por amor al arte.

Por amor al arte uno paga a otros sin cobrar: por amor al arte.

También por amor al arte se viven las experiencias más preciosas dentro y fuera de un escenario, por amor al arte se ve brotar la risa, la lágrima o el más puro desconcierto. Por amor al arte las noches en vela se convierten en carrusel de imágenes a las que uno se sube sabiendo que formarán parte de su próximo trabajo, sin saber ni cómo ni porqué. Por amor al arte se encuentran personas preciosas en la vida a las que uno da una y mil veces gracias por conocer.

Por amor al arte seguimos contando y encontrando (nos).

Por amor al arte nacen proyectos que a veces salen adelante.

El amor al arte contiene la plenitud y los duelos más profundos.

El arte es el amor por la vida y el amor por la vida es arte.

Y sí, trabajo por amor a ese arte en el que sobrevivo y del que todavía no sé cómo vivir.