Sidebar

17
Lun, Jun

Y no es coña | Carlos Gil

Escribo tras conocerse los resultados electorales en Andalucía y la irrupción de Vox, un partido sin caretas ideológicas, alineado en la extrema derecha y que proclama por escrito y a gritos su homofobia, su racismo, su inconstitucionalidad, su machismo y su animadversión a la cultura, dando cabida a todas las regresiones imaginables, en lo político, lo social y lo cultural. Parece que llegan para quedarse y van a condicionar de manera expresa a todas las otras derechas tan propensas a caerse hacia la derecha más extrema, lo mismo que la justicia, tan preocupada por el humor de unos y tan ciega con las manifestaciones de apología del franquismo.

Se está convirtiendo en una notica cotidiana que las salas de teatro, sean privadas, públicas o públicas con gestión privada, suspendan actuaciones por la simple provocación de las hordas fascistas, esas manadas negras que campan a sus anchas por las calles y que están organizadas como grupos terroristas que son. Siempre suspenden las actuaciones de cómicos, humoristas, a los que la caverna mediática protofascista señala de manera criminal. Se trata de una coordinación perfecta, y como las estructuras culturales están con una flojera democrática absoluta, se ponen nerviosos sus responsables y suspenden las actuaciones contratadas por las amenazas. Pero nadie puede contabilizar las funciones no contratadas por miedo o por algo mucho más reconocible: la censura. Y se ejerce de manera impune, desde hace tiempo, pero ahora se va a incrementar, porque esta presión de los ultras pretende esos efectos perniciosos, que cunda el miedo, la autocensura, se acabe con la libertad de expresión y se cree un estado totalitario dirigido por sus ideologías represoras.

Si no se atiende a estos desvaríos, si no se implementan políticas concretas para impedir que triunfen las posturas más cavernícolas, si las estructuras básicas no se refuerzan con posturas firmes frente al avance de la regresión, la censura y los ataques a la libertad de expresión sin condiciones, significará que van ganando, si no han ganado ya en algunos puntos. Es tarea de todos, defender las libertades es una obligación. Luchar contra la represión es una necesidad, reafirmarse ideológicamente dentro de los principios democráticos es una urgencia.

Se rogaría a la justicia que miren los códigos penales a su alcance por si amenazar a los cómicos y los locales donde están anunciados tiene su reproche policial y judicial. Y que las fuerzas y cuerpo de seguridad no sean capaces de asegurar la seguridad de locales, actuantes y públicos es demasiado sospechoso. Los gobiernos deben ponerse a defender las libertades de todos e impedir las posturas fascistas y violentas. No sea que pensamos que son cómplices por omisión.

Un recuerdo personal, de hace 42 años. Barcelona, Sala Villarroel, Colectivo el Búho, obra: La Sangre y la Ceniza de Alfonso Sastre, sobre Miguel Servet, dirección de Juan Margallo, una función de fin de semana, mi hijo de año y poco correteando por la sala, saludamos a todos porque va empezar a entrar el público y nos vamos. Al llegar a casa alerta en el contestador automático. Ha explotado una bomba en la Villarroel. En un hueco en el pasillo de entrada a la sala, por donde corría el niño. Han sido los fascistas de siempre, localizados, con nombre y apellido. 

Al día siguiente, acudo para ayudar a los compañeros y empezamos a revisar los bolsos y cachear a los espectadores que van a ver la función. No he pasado más miedo en mi vida. ¿Qué hacer si se encuentra una bomba en un bolso, o una pistola en una sobaquera? Ni rastro de la policía. Si acaso, camuflada para vigilarnos. Franco había muerto hacía unos meses. La famosa transición seguía en pañales. Campaban a sus anchas los franquistas, tardofranquistas y ultras.

Sería terrible repetir estas escenas en este principio de siglo. Y si no nos reforzamos en nuestras creencias democráticas, si no denunciamos todas las actitudes censoras y represivas, si no se para estas actitudes violentas, un día amaneceremos y tendremos al dinosaurio ahí, esperando para comernos. 

Por la Libertad de Expresión.

Por la Libertad.

Ni un paso atrás.

 

Nuevo número de la revista ARTEZ


Visita nuestra librería online

Todos los libros de la editorial artezblai

NOVEDADES EDITORIALES

Los cinco continentes del Teratro

Querido lector, quisiera contarte aquí cómo nació la idea de este libro porque el origen, como sabes, es al mismo tiempo, el inicio y el fundamento. A fines del siglo pasado, estábamos sorprendidos de que nuestro libro El arte secreto del actor. Diccionario de antropología teatral –publicado por primera vez en 1983– continuara siendo editado y traducido en diferentes idiomas. Probablemente resultó eficaz su fórmula simple en la que textos e imágenes tienen la misma importancia, y uno constantemente remite al otro; las ilustraciones se volvían protagonistas para sostener un nuevo campo de estudios, la antropología teatral ideada por Eugenio. Si como estudioso del teatro yo había colaborado con la antropología teatral, ahora le pedía a Eugenio su participación en la vertiente de la Historia, con un libro que imaginábamos como un complemento del precedente. Aun teniendo que decidir toda la organización del libro, me respondió que era una buena idea y me propuso que los argumentos giraran en torno a las técnicas, nunca lo suficientemente estudiadas, de los actores.
Precio : Próximamente

Puntos de vista

Es un privilegio el poder dar a conocer el trabajo que desde finales de los años 60 Suzanne Osten ha desarrollado tanto en Suecia como en el resto del mundo, a través de presentaciones, giras, conferencias y workshops. El alcance de la obra de Suzanne se se debiera condensar en unas pocas palabras toda su obra hablaría de: riesgo, compromiso, comunicación, lucha y una inalterable apuesta por los olvidados dentro de los olvidados: los niños. Y junto a ellos los jóvenes. Es a ellos a los que Suzanne ha dedicado una enorme parte de su actividad creadora.
Precio : Próximamente

Poética del drama moderno

El objeto de esta obra es el de definir el nuevo paradigma de la forma dramática que aparece hacia 1880 y que continúa hasta hoy en las dramaturgias contemporáneas. Se tiende así un puente entre las primeras obras de la modernidad en el teatro como las de Ibsen, Strindberg o Chejov, y las más recientes, ya se trate de las obras de Heiner Müller, Bernard-Marie Koltès o Jon Fosse. Jean-Pierre Sarrazac desvela la dimensión rapsódica del drama moderna: una forma abierta, profundamente heterogénea, en la que los modos dramático, épico y lírico, e incluso argumentativo (el diálogo filosófico que contamina al diálogo dramático), no dejan de ensamblarse o de solaparse. Lejos de compartir las ideas de “decadencia” (Luckàcs), de obsolescencia (Lehmann) o de la muerte del drama (Adorno), Poética del drama moderno dibuja contornos, siempre en movimiento, de una forma la más libre posible, pero que no es la ausencia de forma.
Precio : Próximamente

La zanja

¿En qué momento compartimos el viaje que nos hizo ser tan iguales? ¿Cómo reprocharnos y atraernos tanto? La respuesta está en el tiempo pasado, en nuestros ancestros, en el recuerdo común que permaneció oculto. Porque en definitiva, hemos heredado las acciones de unos hombres sobre otros y las influencias sobre el colectivo. La Zanja refleja el encuentro entre dos mundos, ese ciclo infinito que se repetirá una y otra vez. Es un trabajo exhaustivo de creación, surgido de la documentación de las crónicas de la época y nuestros viajes al Perú actual.
Precio : 10€

Pasarela Senegal

En enero de 2007 el diseñador Antonio Miró presentó en la Pasarela de Barcelona un desfile no exento de polémica con ocho inmigrantes sin papeles y una escenografía con una patera y cajas. De tal acontecimiento le surge la idea de la obra a López Llera, quien, a raíz del suceso siente la necesidad de reflexionar sobre el papel del artista en la sociedad del espectáculo2, sobre la validez y efectividad de las denuncias sociales a través del arte y sobre el sentido de su propia escritura. La pieza constituye una magnífica denuncia dramática de la banalización de la cultura y del espectáculo.
Precio : 10€

Hacia una poética del arte como vehículo de Jerzy Grotowski

La reinvención de Pere Sais ondea en el título de la obra: Hacia una poética del arte como vehículo. Grotowski, como se sabe, imaginaba que la “cadena” de las performing arts podía mantenerse tensa entre dos extremos: el arte como presentación por una parte y el arte como vehículo en el extremo opuesto. Al hablar de poética del arte como vehículo se realiza un salto epistemológico.
Precio : 24€