Sidebar

26
Dom, May

©Javier Naval

Del 12 de octubre al 6 de enero, El Pavón Teatro Kamikaze (Madrid) acogerá las funciones de 'El precio', clásico de Arthur Miller que produce Bitò y que Sílvia Munt lleva a escena junto con los intérpretes Tristán Ulloa, Gonzalo de Castro, Eduardo Blanco y Elisabet Gelabert.

 

Sobre el espectáculo

Dos hermanos se reencuentran en el desván de la casa familiar después de 16 años sin hablarse. En breve, la casa debe ser demolida y Víctor, un humilde policía a punto de retirarse, junto con su mujer Esther, convocan al hermano mayor, Walter, cirujano de éxito, a un encuentro con el tasador para decidir el precio de los viejos muebles familiares. Están en el desván, examinando los objetos depositados bajo una capa de polvo. Pero estos viejos trastos no son lo único que hay en la casa: también hay un montón de recuerdos, fantasmas que llevarán a los protagonistas a pensar en cómo podrían haber sido las cosas si, en cierto momento, hubieran tomado otras decisiones.

En palabras de Sílvia Munt

“Arthur Miller tiene una obsesión que convierte en don, de forma magistral: radiografiar lo más íntimo del ser humano. Como un experimentado cirujano, va trepanando con delicadeza en el más recóndito de los pliegues más escondidos de nuestras decisiones vitales, enseñando aquello más profundo y revelador de forma inexorable. Y, como en un nítido espejo, nos vemos reflejados de una manera u otra, intentando digerir el porqué de todo…

Sea el crack del 29 –en el caso de nuestra obra– o el de 2008, las crisis económicas hacen tambalear los fundamentos de nuestro sistema, dejando consecuencias devastadoras. Las cuestiones más esenciales surgen ante la adversidad, poniendo a prueba nuestra sociedad y a cada uno de nosotros.

¿Cómo reaccionamos ante la precariedad económica dentro de una misma familia? ¿Qué aprendemos si es que aprendemos alguna cosa? ¿Cómo afrontamos el futuro? ¿Cuál es el precio de nuestras decisiones?

Miller hace el ejercicio perfecto colocando cuatro personajes en un mismo espacio y unidad de tiempo y… ¡consigue el milagro! Lo irreversible de nuestras decisiones, la fuerza de nuestras convicciones, la fragilidad ante el paso del tiempo, la inercia, la capacidad de estimar, la supervivencia, se debaten dolorosamente dinamitando el minúsculo equilibrio sobre el cual estamos instalados”.