Sidebar

16
Lun, Dic

Don Quijote somos todos @Marcos Cebrián

La compañía aragonesa Teatro del Temple cumple 25 años de trayectoria y lo celebra estrenando varios espectáculos, algunos de los cuales se podrán disfrutar estos próximos meses. “Queremos celebrar nuestro aniversario trabajando”, afirman.

 

Del 7 al 17 de noviembre, el Teatro Principal de Zaragoza acogerá las funciones de ‘Don Quijote somos todos’ de José Luis Esteban, obra dirigida por Carlos Martín que narra los esfuerzos de un pueblo manchego, de cuyo nombre nadie se acuerda, por no desaparecer para siempre. Abandonado en medio de la España vacía, con malas comunicaciones y escasos servicios, su único patrimonio está en su pasado: ser la cuna del más famoso caballero andante, el ingenioso don Quijote de la Mancha. “Convertimos a don Quijote en un sujeto colectivo, encarnado en todo un pueblo que, en medio de su lucha por la supervivencia, experimenta alguna de las más famosas aventuras de don Quijote. Episodios como los molinos de viento, los galeotes o la cueva de Montesinos adquieren en nuestra propuesta una nueva perspectiva, alumbrando una reflexión mordaz y desprejuiciada sobre nuestro propio quijotismo patrio”, explican desde la compañía.

En el mismo escenario -del 15 al 17 de noviembre- se podrá disfrutar de ‘Europa Cabaret’, una coproducción realizada junto con el italiano Teatro Stabile di Bolzano bajo la dirección de Carlos Martín y Serena Sinigaglia, que cuenta con los textos ‘Divina Europa’ de Michele De Vita Conti y ‘Europa en Marte’ de Roberto Cavosi.

Y el Teatro Salesianos Don Bosco de Valencia ofrecerá del 9 al 11 de diciembre el estreno de ‘Los crímenes de la calle Morgue’, con dramaturgia de Alfonso Plou y dirección de Carlos Martín. Se trata de una adaptación del relato de Edgar Allan Poe protagonizada por Auguste Dupin, un personaje que fija con sus características (de racionalismo lleno de extravagancia) el canon en el que se fijan todos los escritores posteriores del género policíaco a la hora de crear sus detectives, de Sherlock Holmes a Colombo o cualquiera de los últimos modelos. Según los creadores: “Construimos una dramaturgia que mantiene la época del original, y juega con el misterio y la intriga, siguiendo las deducciones de la investigación criminal. Buscamos la agilidad en la puesta en escena y no renunciamos a la ironía y a los momentos de humor dentro de la trama. Contamos con un reparto competente y trasformamos en mujer al acompañante de Dupin y narrador de la historia buscando otro punto de vista al relato”.