Sidebar

12
Mar, Nov

Sangrado semanal | Juana Lor

Dice un proverbio indígena que cuando un miembro de la comunidad está enfermo, toda la comunidad lo está. Años me ha costado entenderlo, pero creo que por fin lo logré. El grupo no es diferente de los miembros que lo componen. La opinión de cada uno de ellos cuenta. Si uno de los integrantes llora ante algo que sucede dentro del grupo, no es solamente tal integrante quien llora. Esa persona está vertiendo las lágrimas de todo el grupo. Está expresando algo que sobrevolaba las cabezas de todos o que había anidado en todos sus corazones. Lo mismo sucede con la alegría.

Como en este mundo está ya prácticamente todo inventado, supongo que no les sorprenderá saber que también el ciclo de la vida de un grupo está totalmente estudiado. Aportando muy pocos datos, una persona especialista en grupos puede decirte sin dilación en qué punto concreto de su existencia se encuentra un grupo e incluso cuál será la siguiente fase que atravesará. Parece cosa de magia, la verdad. Como si predijeran su futuro. De hecho, es lo que hacen. Con pasmosa sobriedad de médico.

Al igual que sucedía con aquel famoso anuncio de Cucal, donde las cucarachas nacían, crecían, se reproducían y morían (en una analogía con el ser humano casi más evidentemente brutal que la que establece el propio Gregor Samsa) resulta que los grupos son organismos vivos que también hacen su propio recorrido vital.

¿Quieren conocer las fases del recorrido vital de un grupo? Pues ahí van. Luego no me digan que no les he advertí:

FUSION: Todos van a una, no hay individualismo, un solo ente existe por una ilusión ante un objetivo común.

RITUALIZACIÓN: Comienzan a aparecer las pruebas, es decir, rituales que hay que superar para formar parte del organismo, para demostrar que uno es miembro y que quiere seguir siéndolo.

ORGANIZACIÓN: Se van despejando los diferentes campos de actuación y las diferenciaciones entre los miembros: "Yo soy mejor que tú en esto, así que esto debería hacerlo yo".

FRATERNIDAD TERROR: Periodo de desconfianza de todo el mundo con todos, traiciones e intrigas. Ejemplo: "Robespierre cortando cabezas por doquier en plena Revolución Francesa".

La teoría dice que tras esta fase tan sólo hay dos soluciones posibles:

O bien se produce la DISOLUCIÓN que no es otra cosa que la desaparición del grupo, o bien la INSTITUCIONALIZACIÓN, donde se produce la sub-especialización de cada uno de los miembros del grupo, de forma que su posible sustitución es también factible.

Buenos días y feliz domingo, en grupo, solos, o en compañía.