Sidebar

17
Lun, Jun

Bueno, llegan rumores interesados y parece que el INAEM ha encontrado una solución mágica a todos los problemas que acechan a las Artes Escénicas y la Música: Una ley. Así, sin más, hacemos una ley, la aprobamos, vemos si se puede poner en marcha y el que venga atrás que arree. Me parece que es necesaria una ley, pero no cualquier ley. Una ley para solucionar los problemas estructurales del INAEM, no es una Ley para asegurar que las Artes Escénicas y la Música en todos sus niveles esté protegida, tenga financiación suficiente y desarrollo de planes. Los problemas del INAEM son graves, pero son parciales. Se debe pensar para qué se quiere un INAEM, dentro de qué modelo general, y a partir de ahí hacer las aproximaciones necesarias, posibles, no para que las unidades de producción del Estado español tengan un ámbito más flexible, sino para que funcione en todos los ámbitos de producción y exhibición, en todo el Estado español, no solamente en Madrid. Y ahí la solución de la una ley tiene sus condicionantes políticos y constitucionales y estatutarios.

Repetimos el concepto: hay varios estatutos de autonomía vigentes que cuando llega a Cultura, después de dos puntos pone: EXCLUSIVIDAD DE LA AUTONOMÍA. De ahí en adelante, comprendiendo que no existe en ninguna reglamentación general, ni autonómica ni local en la que se obligue a los titulares de los edificios públicos, las salas y teatros, que son en su inmensa mayoría de titularidad local, de los ayuntamientos, la cuestión se vuelve complicada. El Teatro, es una COMPETENCIA IMPROPIA. Los ayuntamientos pueden tener teatros, hacer programaciones, pero no están obligados por ninguna ley. Si lo hacen, bien, pero si dejan de hacerlo, no pasa nada. Me temo que ni siquiera habría manifestaciones populares reclamando su reapertura. Estamos ante un gran dilema, que no se soluciona solamente con buena voluntad, sino con estudios profundos y comparados con lo que se hace en otros países, negociaciones políticas y consensos con los sectores afectados. Porque, insisto, una Ley para salvar la gestión del INAEM y hacerla más eficiente, no es suficiente, es arreglar una parte del problema, y eso no garantiza nada. O casi nada. Y quizás con un cambio de la reglamentación sería un paso para solucionar algunos de los evidentes problemas.

Porque la Ley, esa Ley que algunos reclamamos desde hace décadas, debe fijarse en el TODO, no en la parte, y tener vocación general y de futuro, no para arreglar los grifos y pintar el salón, sino para revisar todo el edificio, incluso la urbanización y los accesos. Y perdonen por la metáfora tosca. Una ley que acabe en sí misma sería un fracaso absoluto. Y una ley se aprueba con un rango de ley, y no me diga nadie que es de una urgencia como para que sea por Decreto Ley, sino que lo que reclama la Cultura, las Artes Escénicas y la Música, deben fundamentarse en una Ley orgánica aprobada por una inmensa mayoría de los partidos políticos para que sea irreversible durante unos años. 

Dicho lo cual, aplaudo que se piense en algo más que en cambiar nombres de responsables, pero apunto, el Teatro, la Danza, la Música en España, en el Estado español de las Autonomías, se hace en su inmensa mayoría fuera de la jurisprudencia del INAEM. Este dato hay tenerlo muy en cuenta. No vivir en una burbuja centralista. Todo puede cambiar, Vox muerde en los tobillos y pide la anulación de las autonomías y la devolución de algunas competencias, no he visto que Cultura figure entre sus preocupaciones. 

De momento, solicitamos que sigan reunidos, que sigan buscando soluciones, pero que amplíen sus objetivos de manera más ambiciosa. Para que no se quede en algo inservible antes de ponerse en marcha.

 

Nuevo número de la revista ARTEZ


Visita nuestra librería online

Todos los libros de la editorial artezblai

NOVEDADES EDITORIALES

Los cinco continentes del Teratro

Querido lector, quisiera contarte aquí cómo nació la idea de este libro porque el origen, como sabes, es al mismo tiempo, el inicio y el fundamento. A fines del siglo pasado, estábamos sorprendidos de que nuestro libro El arte secreto del actor. Diccionario de antropología teatral –publicado por primera vez en 1983– continuara siendo editado y traducido en diferentes idiomas. Probablemente resultó eficaz su fórmula simple en la que textos e imágenes tienen la misma importancia, y uno constantemente remite al otro; las ilustraciones se volvían protagonistas para sostener un nuevo campo de estudios, la antropología teatral ideada por Eugenio. Si como estudioso del teatro yo había colaborado con la antropología teatral, ahora le pedía a Eugenio su participación en la vertiente de la Historia, con un libro que imaginábamos como un complemento del precedente. Aun teniendo que decidir toda la organización del libro, me respondió que era una buena idea y me propuso que los argumentos giraran en torno a las técnicas, nunca lo suficientemente estudiadas, de los actores.
Precio : Próximamente

Puntos de vista

Es un privilegio el poder dar a conocer el trabajo que desde finales de los años 60 Suzanne Osten ha desarrollado tanto en Suecia como en el resto del mundo, a través de presentaciones, giras, conferencias y workshops. El alcance de la obra de Suzanne se se debiera condensar en unas pocas palabras toda su obra hablaría de: riesgo, compromiso, comunicación, lucha y una inalterable apuesta por los olvidados dentro de los olvidados: los niños. Y junto a ellos los jóvenes. Es a ellos a los que Suzanne ha dedicado una enorme parte de su actividad creadora.
Precio : Próximamente

Poética del drama moderno

El objeto de esta obra es el de definir el nuevo paradigma de la forma dramática que aparece hacia 1880 y que continúa hasta hoy en las dramaturgias contemporáneas. Se tiende así un puente entre las primeras obras de la modernidad en el teatro como las de Ibsen, Strindberg o Chejov, y las más recientes, ya se trate de las obras de Heiner Müller, Bernard-Marie Koltès o Jon Fosse. Jean-Pierre Sarrazac desvela la dimensión rapsódica del drama moderna: una forma abierta, profundamente heterogénea, en la que los modos dramático, épico y lírico, e incluso argumentativo (el diálogo filosófico que contamina al diálogo dramático), no dejan de ensamblarse o de solaparse. Lejos de compartir las ideas de “decadencia” (Luckàcs), de obsolescencia (Lehmann) o de la muerte del drama (Adorno), Poética del drama moderno dibuja contornos, siempre en movimiento, de una forma la más libre posible, pero que no es la ausencia de forma.
Precio : Próximamente

La zanja

¿En qué momento compartimos el viaje que nos hizo ser tan iguales? ¿Cómo reprocharnos y atraernos tanto? La respuesta está en el tiempo pasado, en nuestros ancestros, en el recuerdo común que permaneció oculto. Porque en definitiva, hemos heredado las acciones de unos hombres sobre otros y las influencias sobre el colectivo. La Zanja refleja el encuentro entre dos mundos, ese ciclo infinito que se repetirá una y otra vez. Es un trabajo exhaustivo de creación, surgido de la documentación de las crónicas de la época y nuestros viajes al Perú actual.
Precio : 10€

Pasarela Senegal

En enero de 2007 el diseñador Antonio Miró presentó en la Pasarela de Barcelona un desfile no exento de polémica con ocho inmigrantes sin papeles y una escenografía con una patera y cajas. De tal acontecimiento le surge la idea de la obra a López Llera, quien, a raíz del suceso siente la necesidad de reflexionar sobre el papel del artista en la sociedad del espectáculo2, sobre la validez y efectividad de las denuncias sociales a través del arte y sobre el sentido de su propia escritura. La pieza constituye una magnífica denuncia dramática de la banalización de la cultura y del espectáculo.
Precio : 10€

Hacia una poética del arte como vehículo de Jerzy Grotowski

La reinvención de Pere Sais ondea en el título de la obra: Hacia una poética del arte como vehículo. Grotowski, como se sabe, imaginaba que la “cadena” de las performing arts podía mantenerse tensa entre dos extremos: el arte como presentación por una parte y el arte como vehículo en el extremo opuesto. Al hablar de poética del arte como vehículo se realiza un salto epistemológico.
Precio : 24€