Sidebar

24
Jue, Ago

Foro fugaz

Arduo ejercicio el de una lectura pública de una obra de teatro. Dicho así, sin previo aviso, parecería una invitación al aburrimiento. Y sin embargo…

Sin embargo todo depende de la obra leída, de la calidad interpretativa de los  lectores, de la atención del público, de la puesta de la Lectura-Teatro. El ejercicio es muy útil para aquel que está afinando su texto, pues puede observar la reacción que provoca su obra, el ritmo y fluidez de los diálogos, el vigor de los personajes. De hecho cuando el oficio de dramaturgo tenía un prestigio inconfundible, la lectura de su obra era un momento capital… Esos ejemplos pertenecen al pasado, pero no quiere decir que estén caducos.

Recientemente se llevó a cabo en el Instituto Cultural Mexicano de París la lectura de dos obras de teatro mexicanas publicadas por la editorial francesa Editions Théâtrales, en su colección de obras para jóvenes, traducidas al francés por Françoise Thanas el ángel guardián de la difusión del teatro hispanoamericano en Francia.

Se trató de Lágrimas de agua dulce de Jaime Chabaud y Papá está en la Atlántida de Javier Malpica, ambas leídas por la compañía Bouquet de Chardons con la presencia de Jaime Chabaud en la sala. Al final de la lectura dramatizada Chabaud dialogó con el numeroso público asistente, acompañado por Françoise Thanas. La plática giró en torno al oficio del dramaturgo en México y en el mundo actual.

Para abrir el debate fue muy importante la lectura de fragmentos de las obras. La compañía Bouquet de Chardons que dirige Ariane Dumont-Lewi resaltó el valor de los textos gracias a la calidad interpretativa de los actores-músicos que dieron a los diálogos una profundidad escénica inmediata con su voz y con sus instrumentos musicales.

¿Qué es el teatro? ¿Qué es esta invención humana por excelencia que ha permanecido a través del tiempo? El teatro es un espacio elemental y atávico. Más de 2 500 años de producción continua en occidente demuestran su eficacia. Y en pleno siglo XXI sus elementos primordiales siguen funcionando: una voz, un canto, un conflicto.

Para el espectáculo en el Instituto Cultural Mexicano en París se necesitó únicamente un texto interesante y perturbador (las obras de Chabaud y Malpica), una buena lectura-actuación de la compañía Bouquet de Chardons, y la fuerza de unos instrumentos musicales. Porque gracias a esta especial compañía de las afueras de París tuvimos música en vivo interpretada por los lectores-actores lo que dio una dimensión muy especial a esta velada. Un regalo ancestral y primitivo.

El teatro tiene esa magia atávica que repercute en nuestro interior: palabra, voz y canto… mientras exista la humanidad y en cualquier circunstancia y espacio…

Durante la plática entre Chabaud y el público, se destacaron las bondades de la traducción para llevar al teatro a otros ámbitos más allá de las fronteras de la lengua. Aunque también se insistió en el aislamiento del teatro que raras veces y gracias a los festivales sale de sus respectivos países.

No es la primera vez que se lee en París una obra de Chabaud. En 2014 el conocido actor francés Denis Lavant ya había presentado una Lectura-Teatro de la obra Divino Pastor Góngora en la Casa de América Latina en París. También en esta ocasión se admiró la eficacia escénica de los textos de Chabaud y de la lectura de obras teatrales para dar aliento a la creatividad dramática, cuando les dan aliento buenos actores. ¡El texto teatral vive! aunque muchos falsos amigos de la escena pretendan lo contrario.

Enrique Atonal 

Artez - La revista de las Artes Escénicas

 
portada217

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar