Sidebar

14
Sáb, Dic

'La patética historia de Niño Piña en cinco actos', la sexta obra de la compañía Viviseccionados, se estrenará en la Sala Carme Teatre de Valencia el 7 de febrero. La obra es una búsqueda para encontrar si hay luz en aquello que consideramos horrible, extraño y deforme y, sobretodo, revelar la oscuridad que esconden los seres luminosos y bellos, los buenos.

 

La compañía de teatro Viviseccionados presenta el estreno de 'La patética historia de Niño Piña en cinco actos' el 7 de febrero en Valencia. La Sala Carmen Teatre acogerá los días 7, 8, 9 y 10 esta obra que tiene como protagonista a Niño Piña – un chico que nació con una malformación craneal – contada a través del texto de Jose Andrés López y la coreografía de Olga Magaña. Ambos comparten espacio escénico junto a los intérpretes Román Méndez de Hevia, Elena Esparcia, María Pizarro, Mikel Arostegui.

La sexta producción de Viviseccionados investiga en la deformación física, emocional y social, en la que el horror y la belleza se dan la mano bajo la pregunta de "¿qué es un monstruo?". Sus diferentes lenguajes están desarrollados por artistas de distintas disciplinas y durante un proceso de creación que les une a partir de la danza, el texto o el espacio sonoro de manera simultánea y retroalimentándose.

"En esta propuesta, investigamos sobre la identidad, la apariencia física, las limitaciones del cuerpo, la aceptación y/o la exclusión y sobre resignificar la bondad de los buenos y la maldad de los malos", comenta Jose Andrés López. "En cuanto a la danza, nos valemos de las limitaciones físicas nuevas que nos ayudan a explorar el propio movimiento", afirma el joven director y dramaturgo.

'La patética historia de Niño Piña en cinco actos' cuenta con la producción de Viviseccionados, además del trabajo fotográfico de Virginia Rota, la ayudantía de dirección de Olga Magaña, el espacio sonoro y la música original de Carlos Gorbe y la plástica de Antiel Jiménez.