Sidebar

25
Vie, Sep

Ave osos

Adaptado a la situación sanitaria, el Festival de Teatro de Humor de Araia-Asparrena (Álava) celebrará del 14 al 16 de agosto su vigésimo séptima edición.

 

El festival presentará como siempre espectáculos de interior y de calle, pero en ambos casos amoldados a las medidas de aforo y distanciamiento. Uno de los trabajos de interior, en el polideportivo Arrazpi Berri, será el último de la compañía alavesa El Mono Habitado, ‘¡Ave, osos!’, una comedia irónica que pone en cuestión temas sociales con la marca de la casa de la agrupación: partir de una situación irreal para hablar de la realidad. Risa y profundidad de la mano en una pieza protagonizada por Begoña Martin Treviño, Raúl Camino -autor del texto-, Aitor Pérez y Javier Liñera, bajo la dirección de Rolando San Martin.

Entre las piezas de exterior de la localidad de Araia, que también se adaptarán a las circunstancias, estará una de Shakti Olaizola, ‘Baldin Bada’, una mixtura de circo, teatro, música y pintura que no dejará a nadie indiferente. Una pintora y un músico comparten sus disparates con el público, pintando con los pies, haciendo equilibrios imposibles y cantando en posturas raras, reivindicando con todo ello que todo el mundo tiene el derecho de elegir los colores que le rodean. Junto al músico Joseba Negro, la artista Shakti Olaizola, que logró por esta pieza el segundo premio en el festival Circada, estará en Araia y también en un circuito por pueblos que, como cada año, no falla a su cita y recorrerá diversas localidades alavesas. En algunas de ellas estará también el dúo Gag Street Boys con su ‘Yes, we art!’. Dirigida por Eloi Beato, Iñigo Salinero y David Gutierrez protagonizan esta historia de dos amigos que, acompañados por su Art Machine, llegan dispuestos a realizar una actuación en directo. El aparato contiene todas las disciplinas artisticas, pero la autocensura acecha y pondrá todo el borde de la catástrofe, si no se superan los miedos.

Son tres de las piezas de esta insólita edición del festival de teatro alavés, que reducirá esta vez su programación y sus cantidades de público, pero ha luchado los últimos meses por seguir uniendo, pese a todo, a la sociedad y al arte un verano más.

Toda la programación