Velaí! Voici! | Afonso Becerra

AFONSO BECERRA DE BECERREÁ (Becerreá, 1973)Dramaturgo y Director de escena. Doctor en Artes Escénicas por la Universitat Autònoma de Barcelona. Titulado Superior en Arte Dramático por el Institut del Teatre de Barcelona, en la especialidad de Dirección Escénica y Dramaturgia. Titulado en Interpretación por el ITAE de Asturias. Premio Álvaro Cunqueiro de la Xunta de Galicia. Ejerce la docencia en la Escola Superior de Arte Dramática de Galicia.Además de artículos y colaboraciones en diversos volúmenes colectivos, ha publicado, como dramaturgo y ensayista, las siguientes obras: Textículos dramáticos e posdramáticos (Laiovento, 2013 e 2014), Roberto Vidal Bolaño e o xogo do teatro (Laiovento, 2012), 9999 en Banqueiros de Francisco Pillado Maior [Coord.] (Laiovento, 2012), Dramatículas (Laiovento, 2010), É un dicir (Revista das Letras. Nº 833. 19/08/10. Galicia Hoxe), Crio-Xénese (Laiovento, 2007), Dramaturxia. Teoría e práctica (Galaxia, 2007), Rexurdimento (RGT, 2006), O ritmo na dramaturxia (Universidade da Coruña, 2005) e Agnus Patris (Xerais, 2002).Como traductor publicó Un pé xigante esmágaos a todos, de Xavi Morató (RGT Nº 83, 2015), Mata o teu alumno, de Carles Mallol (RGT Nº 79, 2014), O principio de Arquímides de Josep Maria Miró Coromina (RGT Nº 71, 2012), por el que recibe el Premio María Casares (2016), O tempo de Lluïsa Cunillé (RGT Nº 67, 2011), Na meta de Thomas Bernhard, en colaboración con Ana Contreras (Difusora das Letras, Artes e Ideas, 2010), A muller que perdía todos os avións de Josep Maria Miró Coromina (RGT Nº 63, 2010), Esquecer Barcelona de Carles Batlle (RGT Nº 59, 2009), Oasis de Carles Batlle (RGT Nº 55, 2008), O show de Kinsey de Jesús Díez (RGT Nº 54, 2008), Origami de Carlos Be (RGT Nº 50, 2007).En 2009 fundó, junto a Ana Contreras, la Cía. ÓNFALO TEATRO S.L. con la que estrenaron “Neuras” de Mª Xosé Queizán (Auditorio de Cangas, 18/11/09), y “NA META (Sálvese quen poida)” de Thomas Bernhard (MIT Ribadavia, 17/07/10). Anteriormente trabajó en los espectáculos: “Rosalía 21” (Producciones Bles S.L. Teatro Mella de La Habana, 23/02/08), “Porno” de Dani Salgado (Teatre Lliure de Barcelona, 22/04/04), “Assaig Obert” de Dani Salgado (Teatre Lliure de Barcelona, 2003), “¿Tiene fantasmas este castillo?” de Jordi Ardid (Històrica Produccions S.L. de Barcelona. Castell de Montjuïc, 15/07/02), “Paraules i records de Mossen Cinto Verdaguer” (Històrica Produccions S.L. de Barcelona. Vil·la Joana, 09/06/02), “Macbeth” de Shakespeare (Teatre Malic de Barcelona, 06/06/02), “Cavallitus” de Antonio Morcillo (Teatre Nacional de Catalunya. 32 Festival Internacional de Teatre de Sitges, 09/06/01), “Rexurdimento. Visións dun cego” (Nove Dous Teatro S.L. Auditorio do Carballiño, 15/10/2000), “La barca nova” de Ignasi Iglesias (Teatre Nacional de Catalunya, 06/10/99), “La doma de la furia” de W. Shakespeare (ITAE de Asturias. Palacio Valdés de Avilés, 14/06/96), “El porque de las cosas” de Quim Monzó (ITAE de Asturias. Sala Quiquilimón de Xixón, 04/03/96).Pertenece al Consejo de Redacción de la RGT (Revista Galega de Teatro) y es colaborador, entre otras publicaciones, de la revistas de artes escénicas ARTEZ, Primer Acto, Danza en escena. De 2006 a 2009 formó parte del Consejo Asesor del CDG (Centro Dramático Galego). Es uno de los fundadores, en 2015, de DramaturGA, Asociación Galega de Dramaturxia. Vocal de la Sección de Literatura Dramática de la Asociación de Escritoras/es en Lingua Galega (AELG).Además dirige la Asociación Cultural A Pipa de Becerreá desde 1988, que organiza el Certame Literario da Alta Montaña Luguesa y las Noites Poéticas inauguradas por Uxío Novoneyra en 1996.

 

  • Artezblai colaboradores Afonso Becerra

    Llevamos más de un mes confinados, bajo el decreto de “estado de alarma”. Unos pocos días antes del encierro, llegó a mi casa una grata novedad, el Volumen III de la Historia de la danza contemporánea en España, publicada por la Academia de las Artes Escénicas de España, con la ayuda del INAEM.

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Afonso Becerra

    Estas semanas de confinamiento obligado, para enfrentar la pandemia del coronavirus Covid-19, sin artes escénicas y con la restricción en las relaciones interpersonales directas, cuerpo a cuerpo, están, en muchos casos, sacándonos de nuestros lugares habituales, quizás de aquello que alguien ha llamado “zonas de confort”. En muchos casos, porque en otros el confinamiento y la soledad es la circunstancia necesaria para pensar y reflexionar, para leer o para escribir, por ejemplo. La concentración o atención plena en una actividad determinada no deja de ser, en cierto sentido, una forma de confinamiento. Por eso, quizás, hay confinamientos y confinamientos. Algunos, paradójicamente, nos pueden producir una sensación de libertad y expansión. Y a estos es a los que me quiero referir aquí, porque, en mi opinión, tienen mucho que ver con las artes, en su capacidad para captar, seducir y atraer nuestra atención, involucrando no solo nuestro pensamiento, sino también nuestras emociones y ánimos.

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Afonso Becerra

    Pese a todo, si podemos, a poco que podamos, celebremos la vida. Pese a todo, si podemos, a poco que podamos, intentemos pensar en lo que nos gusta, hacer lo que nos gusta, ser libres dentro del confinamiento. A poco que podamos, démosle la vuelta a lo fastidiado, animémonos.

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Afonso Becerra

    Lo que a mí me gusta es escribir sobre el mundo y sobre nosotras/os, a través de la lente del teatro y de su danza. Pero estas semanas, el confinamiento, por la pandemia del coronavirus Covid-19, impide las artes comunales y comunitarias.

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Afonso Becerra

    Las circunstancias son excepcionales. El coronavirus Covid-19 ha desplazado el foco de interés de los héroes multimillonarios del fútbol a las heroínas y héroes abnegados de la ciencia y la medicina. Nunca nuestra sociedad estuvo tan atenta y pendiente de las personas que se dedican a la investigación científica. Un sector tan invisible para la sociedad, como el de la dramaturgia para las artes escénicas, o casi.

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Afonso Becerra

    ¿Y sobre qué voy a reflexionar esta semana, si a mí lo que me gusta es analizar espectáculos? ¿Qué puedo contar, si lo que suelo contar aquí es la relación que las artes escénicas nos proponen, cuando el estado de alarma, por el coronavirus, ha cancelado las relaciones sociales? Y cuando las artes escénicas proponen diversos tipos de relación de afecto y visión, ahora abolidos.

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Afonso Becerra

    Es muy probable que una persona, durante su vida, realice más de 10.000 gestos diferentes. Catalogarlos o contarlos debe de ser una tarea titánica y quijotesca, también cómica por lo extemporáneo de la misma. En Francia siempre han existido espíritus tan inquietos y curiosos como el de Étienne Souriau y su estudio titulado Les Deux cent mille situations dramatiques (Flammarion, 1950), Las doscientas mil situaciones dramáticas. Ahora, en la danza, el coreógrafo Boris Charmatz ha generado una dramaturgia colaborativa con 23 bailarinas/es, cuya consigna básica parece ser la realización de gestos y movimientos únicos, producidos por cada una de las 23 personas a lo largo de 1 hora, haciendo, en total, una suma de 10.000. Ninguno de ellos se puede repetir en esa hora de duración que abarca la pieza. Por tanto, la propia idea de pieza es paradójicamente contestada con esas células de movimiento, los gestos diversos, cuya atracción radica, precisamente, en su calidad inmanente y formal de ser efímeras. Gestos como fulguraciones que se encienden y se extinguen para que aparezcan otros gestos, sin una solución de continuidad causal apreciable. De esta manera, estamos, todo el tiempo, ante una continua sorpresa, ante una continua novedad multiforme y, consecuentemente,…

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Afonso Becerra

    El miedo es una emoción básica. Una reacción psicosomática ante un estímulo interno o externo, ligada a nuestro instinto de supervivencia y preservación. El miedo nos libra de peligros. No obstante, las emociones también son culturales y solo se manifiestan según unos patrones morales, éticos, ideológicos. Jaume Melendres, en La dirección de actores. Diccionario mínimo, define el concepto emoción de una manera muy clara e inequívoca: reacción psicosomática ante un estímulo interno o externo que presupone una evaluación cognitiva de la situación. Esa evaluación cognitiva, evidentemente, es cultural.

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Afonso Becerra

    En muchas ocasiones, yo diría en la mayoría, las espectadoras y los espectadores, cuando van al teatro, quieren que el espectáculo les hable de algo. Que les hable de algo concreto y perceptible, que les cuente algo. Como si la experiencia artística compartida, con el despliegue de sensaciones y emociones, entre ellas la estética, no fuese suficiente y siempre necesitásemos una coartada argumental. Ese afán confortable de querer saber, de querer que nos expliquen la vida, no deja de ser un engaño.

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Afonso Becerra

    ¿Se puede recordar la danza? Sí se puede. Igual que se pueden recordar experiencias y vivencias intensas. Porque la danza, además de otras cosas, es también una experiencia y una vivencia intensa y extensa, que se expande. No solo bailan las bailarinas y los bailarines en el escenario, también baila, en otra medida, la espectadora y el espectador. ¿Se puede pensar la danza? Sí se puede. Igual que se piensa incluso el amor, igual que se piensa el sexo, igual que se piensa la muerte, aunque de ésta ningún ser vivo tenga experiencia directa.

    Leer más »
Botón volver arriba