La tercera escena | Carlos Taberneiro

Sus padres, emigrantes gallegos, le trajeron al mundo en Venezuela en 1953. Pero desde edad muy temprana residió en Galicia y a los 18 años se trasladó a Madrid, donde realizó estudios de Arquitectura Técnica en la Universidad Politécnica y de diseño publicitario en la escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos.Desde el inicio de los años setenta su actividad personal y profesional se centra en las Artes Plásticas y las Artes escénicas, vínculo que marcaría su trayectoria personal hasta la actualidad. Realizó diversos cursos de reciclaje profesional y de formación específica, relacionados con las artes plásticas, la artesanía, las artes escénicas y con sus responsabilidades laborales y de gestión política y sindical.Trabajó hasta el año 1988 como autónomo en producción y comercialización de artesanía teatral (especialidad de títeres y, sobre todo, máscaras), y en el diseño, producción y dirección de espectáculos teatrales.En 1976, tuvo su primer contacto con las artes escénicas en la Universidad politécnica de Madrid creando un grupo de teatro universitario con el que realizó diversos montajes y participó en el circuito de teatro en este ámbito y en varios festivales tanto nacionales como internacionales.En 1980 participó en la creación de un colectivo con el que participaron en la recuperación de actividades festivas de los carnavales de Madrid y diversas muestras y exposiciones como” Feria del Carnaval” en la Plaza de Santa Ana de Madrid (1983) o escenificación de “Combate de Don Carnal y Doña Cuaresma” en la Fiesta de Carnaval del Ayuntamiento de Madrid (1985).También impartió diversos cursos de enseñanza no reglada y talleres de confección de máscaras y títeres, de interpretación, de creación del personaje, y de interpretación con máscaras.En el año 1987 entró a trabajar en el área de Cultura del Ayuntamiento de Móstoles. Desde 1990 a 2003 abrió un paréntesis de excedencia en su actividad laboral para desempeñar cargos de representación sindical y política en tareas de gobierno.Ha realizado dentro del área de Cultura y, entre otras, diversas funciones relacionadas con las Artes Plásticas y las Artes Escénicas. En relación con estas últimas, se le encarga la gestión y Programación de una Muestra de Teatro Universitario en colaboración con la Universidad Rey Juan Carlos, durante tres ediciones; de una Temporada de Títeres en el Parque Liana de Móstoles, durante cuatro ediciones y de la Muestra Nacional de Teatro Aficionado “Villa de Móstoles”, durante diez ediciones.Tiene una larga experiencia en vida asociativa habiendo formado parte de Juntas directivas de diversas asociaciones vecinales, profesionales, de artes escénicas, sindicales y políticas.En relación con las artes escénicas fue Presidente de Unión Internacional de la Marioneta (UNIMA) de la Comunidad de Madrid durante 4 años organizando en este período un Congreso Nacional de Títeres y el 1er Certamen Nacional de Teatro de Títeres “Villa de Madrid” (1991). En 2009 participó como socio fundador en la creación la Federación Escenamateur, que un año después se transformó en Confederación.Actualmente es Responsable de Relaciones Internacionales de la Confederación Escenamateur y Vicepresidente del Consejo Internacional de Federaciones de Teatro Amateur de lengua greco latina (CIFTA). Acudió como delegado, por el Centro Nacional AITA/IATA España, a las dos últimas asambleas generales de dicha organización formando parte de la comisión de redacción de los documentos congresuales.Edita, desde 2007, el blog www.teatroaficionado.blogspot.com especializado en Teatro Amateur y participa en redes sociales (Facebook y Twitter) distribuyendo y ampliando los contenidos del propio Blog.Ha escrito diversos artículos y ha hecho aportaciones para el propio blog, en redes sociales y para varias revistas y ha participado en distintas charlas, coloquio invitado por distintas entidades y federaciones de Teatro Amateur del estado español.

 

  • Artezblai colaboradores Carlos Taberneiro

    No es más teatro… ni seduce, todo lo que reluce

    Las técnicas de mercadotecnia, aplicadas a los espectáculos teatrales para transformarlos en meros productos de consumo, ayudan muy poco, aunque produzcan nutridos ingresos, a establecer los necesarios vínculos duraderos con el público. No serán suficientes estas medidas si no aspiran a seducir al público, a despertar en el espectador la pasión por el teatro. Los hacedores de espectáculos teatrales deben tener en cuenta que los espectáculos de entretenimiento sin sustancia ni alma, las puestas en escena sobrecargas de “brilli brilli”, los exhibicionismos escénicos que forjan espectadores “voyeurs”, las interpretaciones impostadas y las concesiones gratuitas al público para mendigar su aplauso, no bastarán para ensanchar esa base social que sustenta, alimenta, mantiene, enriquece y hace crecer las artes escénicas. Todo espectáculo, sea cual sea su lenguaje expresivo o enfoque artístico, debe buscar en el público el restablecimiento del vínculo emocional crónico que conduce a la pasión y liberarle de sus etiquetas de “cliente”, al que hay que “trabajar” o de “audiencia” despersonalizada, para restituirle su esencia de persona como expresión de su singularidad.

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Carlos Taberneiro

    Alentando la pasión por las artes de la escena

    El único vínculo común que nos une a espectadores, por un lado, y a todos aquellos que intervienen en la ideación, desarrollo y puesta en escena del hecho teatral, por el otro, es que todos vivimos en el mismo planeta de las artes escénicas. Pero, aunque todos respiremos el mismo aire y tengamos una cita inexorable con la Parca, pocos somos los que trascendemos ese vínculo circunstancial con las artes de la escena para convertirlo en permanente. No es frecuente que nos paremos a valorar y reflexionar sobre esa relación esporádica o casual, para transformarla en duradera e íntima, no siempre idílica, pero si vivificante. Una forma de afianzar nuestra relación con las artes escénicas es la de establecer, y hacer nuestro, un vínculo emocional con ellas. Cuando hacemos crónica la emoción, que es en sí misma una alteración del ánimo intensa pero pasajera, se transforma en pasión. Y será la pasión la que tonificará esa relación y fortalecerá nuestro sentido de pertenencia a la gran familia del teatro.

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Carlos Taberneiro

    Recobrando un vínculo emocional crónico con el teatro

    Las salas y espacios destinados a la manifestación final del hecho teatral -la representación-, y que esta dramática pandemia no haya abocado al cierre definitivo, empiezan a abrir tímidamente sus puertas y a ser habitados de nuevo. Tras los momentos más trágicos de este trance sanitario, que nos ha condenado a una reclusión sin precedentes y a un cierre forzado de esos espacios, procede recuperar, con las debidas precauciones, el latido de la vida escénica, y liberar al teatro de ese resuello que la tiránica enfermedad epidémica le metió en el cuerpo. Y ahora qué, público y oficiantes del hecho teatral, recuperamos esa ligazón, quizás podamos aprovechar para reflexionar sobre lo que hemos echado en falta los unos de los otros y sobre los obstáculos que dificultan el estrechamiento de esa relación deseada y tan necesaria para fortalecer el futuro de las artes escénicas. 

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Carlos Taberneiro

    Teatros deshabitados, pero vivientes

    De todos los ámbitos que los humanos transitamos, y en los que nos desarrollamos y convivimos, los que más me inspiran son los que tienen vocación de convertirse en templos de la creación, los que se han consolidado, o están en vías de hacerlo, como centros de acogida del hecho artístico en general y del teatral en particular. Me refiero al θέατρον théatron, theātrum o teatro, nombre por el que conocemos al espacio físico, al marco donde toma forma, donde es engendrado y donde nace el arte del teatro.

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Carlos Taberneiro

    INAEM, adversión por lo amateur

    Hace al menos tres años, Escenamateur (la Confederación que aglutina a una amplia mayoría del tejido asociativo teatral amateur español) solicitó al Consejo Estatal de las Artes Escénicas y de la Música (órgano dependiente del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música -INAEM-), la creación de un grupo de trabajo para debatir sobre la situación actual y perspectivas de futuro del teatro amateur en el territorio español. 

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Carlos Taberneiro

    Profesionalidad en la profesión y en la afición (y 2)

    La profesionalidad es una cualidad abstracta que no se puede definir con una simple frase. Además, tiene un componente subjetivo dado que puede ser apreciada y percibida de forma diferente dependiendo de cada persona y de su nivel de exigencia hacia los valores que esta reconozca en una profesión o afición.

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Carlos Taberneiro

    Profesionalidad en la profesión y en la afición (1)

    La falta de profesionalidad es sin duda uno de los males que más contribuye a la degradación de las artes escénicas y al hartazgo, y huida de los teatros, de un público cada vez más exigente y preparado. Me refiero a esas notables carencias en los requisitos de profesionalidad exigibles a todo espectáculo digno que se desee ofrecer a un público al que consideremos merecedor del máximo respeto.

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Carlos Taberneiro

    ¿Haz de varas, o varas sueltas?

    Muchas son las frases o proverbios que sintetizan en pocas palabras la gran importancia del trabajo en equipo, de la colaboración y la solidaridad entre personas en la consecución de un objetivo común. Pero es a Esopo, el escritor griego que vivió entre el final del siglo VII a. C. y el principio del siglo VI a. C., a quien se le atribuye una de las primeras reflexiones escritas sobre las virtudes y ventajas de la unión. En su fábula “La pelea de los hijos del labrador” narraba como dicho labrador explicaba a sus hijos, enfrentados entre sí, valiéndose de un haz de varas, que cada vara suelta era frágil y se podía romper fácilmente, pero que reunidas en un manojo eran irrompibles, dando así a entender a sus hijos que la sólida unión en armonía les haría fuertes, y la separación y la discordia les debilitaría. Esa enseñanza pasaría a la historia resumida en la expresión “la unión hace la fuerza”.  Una frase a la que se recurre para ensalzar las virtudes del trabajo en equipo. Es indudable que el tejido social se fortalece cuando se asocia. 

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Carlos Taberneiro

    Sobre competencia desleal e intrusismo

    Hay dos argumentos que de forma recurrente vienen siendo esgrimidos por algunos detractores del teatro amateur a la hora de referirse a su actividad… el intrusismo y la competencia desleal. Son más los asuntos por los que se ataca al teatro aficionado como son la presunta falta de calidad de sus trabajos, la poca solidez y seriedad de los grupos, etc. De ellos me ocuparé en otra ocasión. Pero antes quiero ocuparme de los dos argumentos antes mencionados, dado que son las falacias más utilizadas quizás porque, aquellos que recurren a ellas, consideran que son las que más denigran y debilitan a aquello que desean atacar.

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Carlos Taberneiro

    El teatro amateur y el Tercer Sector

    En un artículo anterior “El teatro amateur y el asociacionismo sin fines lucrativos” traté de explicar que los grupos de Teatro amateur y las asociaciones de grupos, sean federaciones o confederaciones, cumplen todos los requisitos formales y legales exigibles a las Asociaciones Sin Fines Lucrativos (ASFL)… son organizaciones; no distribuyen beneficios; están institucionalmente separadas del gobierno; son autónomas; y son de participación voluntaria. En este artículo intentaré exponer el papel que desempeñan, como tales ASFL, en el sistema económico. 

    Leer más »
Botón volver arriba