Mirada de Zebra | Borja Ruiz

Director, actor, pedagogo e investigador teatral. Fundador y director de Kabia Teatro desde 2006 con quien ha creado 8 espectáculos. Ha recibido una veintena de premios tanto por sus espectáculos como por su labor de investigación. Entre los premios se incluyen dos PREMIOS ERCILLA a la Mejor Producción Vasca gracias a «Decir lluvia y que llueva» (2010) y a «Alicia después de Alicia» (2017) o el I PREMIO ARTEZBLAI DE INVESTIGACIÓN, gracias al libro «El arte del actor en el siglo XX». Desde 1999 imparte docencia teatral ligada a la interpretación, la expresión corporal, historia del teatro y dirección de escena. Ha sido profesor entre otros en el curso «La formación del actor / actriz» de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), en el Máster de Artes y Ciencias del Espectáculo de la UPV/EHU, en la Escuela de Arte Dramático de ARTEBI y en el Centro de Formación Escénica BAI – Bizkaiko Antzerki Ikastegia, así como en las compañías Gaitzerdi y Kabia Teatro. Con sus espectáculos, cursos y conferencias ha recorrido América (Nueva York, Miami, Brasil, México y Argentina) y Europa (Portugal, Francia, Italia, Inglaterra, Suecia, Suiza, Eslovenia, Serbia, Kosovo y Bélgica). Ha publicado más de 200 artículos en revistas de Artes Escénicas. Es, además, Doctor en Farmacología, con una larga carrera en el ámbito científico. Fue profesor de Farmacología de la UPV/EHU (2010-2013). 

 

  • Artezblai colaboradores Borja Ruiz

    Fracasar mejor

    No somos médicos, pero nos diagnosticamos con un test. Pagamos impuestos para sostener una salud pública de calidad, pero el test de diagnóstico lo pagamos de nuestro bolsillo. No somos rastreadores, pero llamamos a nuestros contactos estrechos si nos hemos contagiado. No somos guardias de seguridad, pero verificamos la entrada a un establecimiento con pasaporte Covid. No somos epidemiólogos, pero decidimos voluntariamente confinarnos para prevenir más contagios. No somos policías, pero vigilamos que el vecino o la vecina cumpla con las normas impuestas por otros, por muy arbitrarias que éstas sean.  La estrategia de responsabilizar a los individuos con tareas que son de orden público parece algo puntual, achacable a esta época de pandemia, pero es algo que lleva sucediendo silenciosamente desde hace tiempo en este viejo continente. Augusto Boal ya lo advirtió en los años 80 cuando al intentar poner en marcha su Teatro del Oprimido en Europa, se…

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Borja Ruiz

    La fertilidad del pensar con cuerpo

    Las canciones, como los yogures, tienen fecha de caducidad. Sé que no pierden propiedades musicales con el tiempo, me refiero a que tienen una suerte de fecha de caducidad emocional y llegado a un número de escuchas las canciones ya no erizan la piel como lo hacían en un principio. Afortunadamente siempre hay excepciones, canciones con alma sempiterna, que no importa las veces que se escuchen que siempre son capaces de abrir canales escondidos y poner en pie el vello. En mi caso, hay un disco que nunca caduca en mi piel: “La leyenda del tiempo” de Camarón de la Isla. Da igual las veces que pasen por mis oídos sus canciones que la descarga eléctrica siempre me llega a los poros.  Como muchas letras de las canciones del disco son poemas de Lorca, pensé que Camarón habría investigado profundamente el significado de esos versos. Estaba lejos de la realidad.…

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Borja Ruiz

    Mary Overlie y su brújula paradójica

    Mary Overlie, la coreógrafa y bailarina estadounidense, la mujer que creó los Viewpoints, transformando así la manera de pensar, percibir y accionar la danza y el teatro en medio mundo, murió hace semanas. Mary y sus Viewpoints han sido desde hace 10 años una de mis brújulas esenciales para orientarme en las clases, en los entrenamientos, en las creaciones. Hablo de brújula en relación con Mary y los Viewpoints como si fuese una herramienta para no perderse, cuando quizá es lo contrario: una invitación al extravío consciente, donde la investigación no consiste en definir una serie de conceptos para tener una falsa sensación de conocimiento, sino en emprender una búsqueda personal profunda donde se desdibujan los límites que habitualmente separan el arte de la vida cotidiana, la danza del teatro, la belleza de la fealdad o lo significativo de lo banal. Mary Overlie, la persona que ideó esta brújula paradójica que…

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Borja Ruiz

    Un lugar al que volver

    Jaume Plensa, un artista con manos de escultor y mente de filósofo, que uno no sabe si moldea pensamientos o piensa volúmenes o viceversa, habla de un recuerdo muy particular para explicar qué persigue cuando crea una escultura. Jaume recuerda un día de gran tormenta, uno de esos que condensan el cielo con lluvias de múltiples densidades, vientos en todas las direcciones y nubes que abarcan la tonalidad completa del gris al negro. Según cuenta, él se encontraba en la orilla de un puerto cuando, de repente, apareció un pájaro entre la tempestad para posarse encima de uno de los mástiles donde se atracan los barcos. Esa sencilla imagen del pájaro sobre el mástil, dice Jaume, representa lo que para él debería ser la escultura: un lugar al que volver. 

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Borja Ruiz

    En las pupilas

    Recuerdo las clases de espacio escénico de José Luis Raymond cuando miro por la ventana… y veo cuerpos dibujando composiciones antes nunca vistas en la escenografía urbana. Cuerpos estratégicamente dispersados que ocupan equilibradamente toda la superficie de un parque, de un paseo, de una calle, como si cada una de esas superficies fuese una balsa encima del mar y las personas se moviesen percibiendo que esa balsa imaginaria no debe hundirse nunca. Giro la cabeza y veo a personas en líneas gesticulando mientras esperan en la frutería o en la carnicería y recuerdo la coreografía de Pina Bausch, “Seasons March”, que aparece en el documental “Pina” de Win Wenders, con todos esos bailarines y bailarinas marchando en fila al tiempo que ejecutan gestos perfectamente coordinados; y recuerdo, cómo no, la voz de la propia Pina susurrando: “¡Danzad, danzad o estaremos perdidos!”.

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Borja Ruiz

    Y ahora… estamos sin aquí

    En el Tíbet algunos budistas, artistas ellos, crean unos cuadros especiales llamados mandalas de arena. Es una labor minuciosa y ardua, donde estos monjes se concentran durante días alrededor de una mesa rociando polvos de diferentes colores con los que dibujan formas geométricas de tonalidades preciosas. El resultado es una obra pictórica de tal belleza y precisión que uno jamás creería que está hecho con arena. Pero lo más sorprendente no es la obra de arte en sí, sino su final, pues los budistas destruyen el mandala en cuanto lo acaban. Sin dejar tiempo para deleitarse con el fruto de su esfuerzo y sin despeinarse (hablando metafóricamente, pues todos están calvos), los budistas cogen unos cepillos, barren el cuadro y reúnen toda la arena pigmentada en una urna. Poco después se trasladan a un entorno natural que puede ser un bosque, un río o una colina, y esparcen la arena…

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Borja Ruiz

    Alma de cucaracha

    Hemos resistido… Al no porque es demasiado caro. Al no porque no se entiende. Al no porque es demasiado contemporáneo. Al no porque no es suficientemente moderno. Al no porque el “sí” está reservado para otros/as.

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Borja Ruiz

    Otrx

    Siempre me ha dado la sensación de que las reuniones de toda índole, de trabajo, familiares o de amigos se juegan en dos planos de comunicación diferentes. Por un lado, está el nivel de las palabras, la parte más evidente, aquello que se verbaliza y se puede transcribir, es decir, el desarrollo oral del orden del día. Y por otro lado está aquello que se camufla y asoma entre las palabras, los silencios, los gestos, la atmósfera, las energías de las personas, aquello que nunca quedará reflejado en ninguna memoria escrita. Imagino que las reuniones remedan la dinámica de la tierra, donde en la parte visible tenemos el manto superficial, con sus mares, desiertos y bosques, y por debajo, gobernando el movimiento de esa superficie, están las placas tectónicas, con sus movimientos silenciosos, aparentemente indetectables, pero determinantes. 

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Borja Ruiz

    El derviche del desierto

    En el paisaje desértico del sur de Irán, a 45 kilómetros de la ciudad de Sirjan, hay una construcción que quiebra el horizonte de arena. En ese punto geográfico, sobre la sinuosa silueta de las dunas, estampándose contra el azul del cielo, se yerguen unos extraños árboles secos sobre cuyas ramas cuelgan pesadas piedras que ocupan el lugar de lo que antaño habrían sido, quizá, hojas verdes y frutos rojos. Esta arboleda misteriosa que parece un tejido trasplantado proveniente de otro lugar se conoce como el Jardín de las Piedras. 

    Leer más »
  • Artezblai colaboradores Borja Ruiz

    Site-Specific Performance (3): La organicidad

    (Tercera y última entrega sobre “site-specific performance”: un panorama personal sobre cómo se puede entender la relación entre el espacio - fuera de los edificios puramente teatrales - y la creación escénica) En la primera entrega nos preguntamos: ¿Qué elementos pone el espacio a nuestra disposición para crear una pieza artística en un determinado lugar?  Si en el texto anterior abordamos la cuestión desde la materialidad del espacio, en este lo haremos desde su organicidad, es decir, analizando aquello que nos remite a sus aspectos más humanos, aquellos que vinculan el lugar con las personas que lo utilizan, transitan o han dejado huella en él.

    Leer más »
Botón volver arriba