Negro & negro | Norka Chiapusso

Estudia Filología Vasca en la Universidad de Deusto. Comienza a trabajar en San Sebastián asumiendo la Dirección de la Casa de Cultura de Loyola en 1987. En 1993 pasa a dirigir la Casa de Cultura Lugaritz que cuenta con un espacio escénico denominado Imanol Larzabal aretoa en el barrio del Antiguo hasta 1999.En ese momento, en 1999 asume la Dirección de la Programación de Artes Escénicas de Donostia Kultura. En el año 2000, además incorpora la Dirección de los Teatros Victoria Eugenia hasta 2007 y Principal hasta 2009. Desde el año 2000 comienza a dirigir la Feria de Teatro de San Sebastián, denominada dFERIA. Colaboró entre 1996 y 2009 con el Departamento de Cultura del Gobierno Vasco en el área de Teatro.

 

  • En el camino del Arte, TODO está en ti

    Escribí hace unos meses cómo el camino del Arte, cómo las rutas de las artes escénicas me han llevado a territorios cuando menos insospechados, muchas veces sorprendentes, acaso inusuales. Territorios como mínimo diferentes y siempre, siempre apasionantes. El otro día viajando a Burgos comencé a recapitular y a recordar algunos de esos momentos que fueron la causa de una gran afición, de una pasión, y a la postre, poco a poco, de una profesión de largo recorrido, de una carrera de fondo, de un maratón sin fin, sin destino determinado, con una incertidumbre iluminada por una LUZ al final de cada túnel.  

    Leer más »
  • Quince años no son nada

    En marzo de 2007 se reinaugura el Teatro Victoria Eugenia después de una larga y profunda rehabilitación que incluyó la reforma de todas las instalaciones, accesos y comunicaciones, también se mejoro la visión y la comodidad del público y se redistribuyeron las oficinas y otros usos del teatro. La renovación de cubiertas y terrazas, la reparación y limpieza de fachadas, los revestimientos y decoración, así como la rehabilitación de los elementos pictóricos del teatro. Pero, sobre todo, la reforma total e integral del escenario y su dotación técnica.

    Leer más »
  • En el camino del Arte…

    Escribir es gratificante. Es un reto, una aventura. Es iniciar un camino a alguna parte, con destino indeterminado, posiblemente desconocido. Confío, además, en que sea una actividad sanadora, que sea un ejercicio de retrospección, un reencuentro con uno mismo, una reconciliación con tu propio SER, con ese YO “vapuleado”, un tanto maltrecho. Y con ese SUPERYO pluriempleado, explotado por el anterior, que a duras penas, que a marchas forzadas hace lo que puede, o lo que se le permite hacer para enderezar una tendencia cuando menos insana.

    Leer más »
  • Desde el amor más profundo de mi corazón

    Hace unos días nos abandonó Susana Herreras. Se fue corriendo, sin apenas avisar. Ella que lo contaba todo, se fue en silencio. Si tuviera que buscar una palabra para definirla sería la palabra “amor”. Susana fue amor, repartió amor y dedicó su vida al amor: al amor por el teatro, por los artistas, por sus colegas, por sus amigos, por sus hijos, por su pareja, por la vida. Le dio a esta palabra una dimensión única, profunda y duradera. Sus 72 años fueron amor sincero y de verdad.

    Leer más »
  • Programar con criterios artísticos

    En estos últimos 30 años la labor de la programación ha evolucionado en el Estado español hacia una clara profesionalización. Quizás se ha reconocido y se ha dado visibilidad a un rol que ha existido siempre. Desde tiempos inmemorables alguien se encargaba de decidir que se ponía o se dejaba de poner encima de un escenario. Incluso la falta de decisión se convertía en si misma en una decisión con sus consecuencias. Existe un exceso en el protagonismo adquirido por la labor de programar un espacio. Protagonismo y profesionalización que no ha venido siempre acompañados de formación, de referentes o de expectativas acerca de las buenas prácticas de la función de programar.

    Leer más »
  • Sobre programación y programadores

    Las competencias en la gestión de la Cultura en España es compleja. La diversidad institucional entre instituciones generales, autonómicas, forales y municipales generan espacios fronterizos entre las competencias de cada una de ellas. Estos espacios se han ido solucionando como se ha podido, con quiebros sibilinos, con ordenes de subvención  de misión “compleja” y, en ocasiones, mirando hacia otro lado. Las comunidades autonómicas se responsabilizan del apoyo a la creación, fundamentalmente con programas de subvenciones a los creadores. Coordinan los circuitos autonómicos y crean programas específicos de circuitaje y gira. El gobierno central plantea apoyar indirectamente la creación a través de órdenes que fomentan las giras artísticas y la producción de espectáculos con una definición y desarrollo cogido como mínimo con pinzas.

    Leer más »
  • Adiós 2020, parte segunda

    Y llegó marzo, y con marzo llegó dFERIA, y llegó la pandemia... y nos encerramos en casa y nos pusieron una mascarilla. Nos despersonalizaron, nos quitaron la sonrisa de la cara, la borraron. Nos convirtieron en más individuos que nunca, en los más individualistas, si cabe, en la historia de la Humanidad. Mataron la sociabilidad, anularon la cooperación, nos dividieron de facto, generaron la desconfianza en el otro, crearon la “Gestapo” de balcón.

    Leer más »
  • Adiós al 2020, parte primera

    Con ganas de decir adiós a este 2020 tan complicado. ¿Histórico? Sí, lo ha sido. Nunca habíamos vivido una situación similar, ni parecida, ni se ha vivido una pandemia como esta. Se han vivido pandemias peores pero en otra época, la vida tenía otra consideración. La más devastadora fue la conocida como la peste negra, la pandemia de la peste más devastadora en la historia de la humanidad que afectó a Europa y Asia durante el siglo XIV y que alcanzó su punto máximo entre 1347 y 1353. Se calcula que fallecieron más de 100 millones de personas, equivalente aproximadamente al 40% de la población de Europa. Un tercio hubiera sido en cualquier caso demasiado optimista.

    Leer más »
  • Impresiones post-confinamiento

    La palabra encierro no sirve para definir este confinamiento inédito en un pueblo pequeño y verde de la Gipuzkoa más profunda. Salvando las distancias podría afirmar sin mayor pudor que es un espacio. Un espacio en el tiempo, un espacio de tiempo, una burbuja que flota y que genera una realidad paralela, una realidad silenciosa, una calma chicha que presagia una tormenta bastante parecida a un tsunami. Una burbuja vacía de responsabilidades y de prisas. Un tempus único que nos acerca a los ritmos más pausados que la propia Naturaleza marca. Un tiempo para contemplar, para reflexionar, para esperar, para replantearse cosas, actitudes, dinámicas,... Un tiempo para el reencuentro, acaso con la vida, con la que discurre paralela a la que hemos ido organizando. El confinamiento se nos ha podido mostrar como una oportunidad. Esto ha dependido de demasiadas circunstancias, pero también en gran medida, de cada uno de nosotros.

    Leer más »
  • A modo de homenaje…

    Juan José Artetxe tuvo mucha prisa por llegar al mundo. Fue el 1 de enero en San Sebastián, sin dejar pasar ni un día de aquel año 1929. No ha tenido tanta prisa en irse. Ha disfrutado de una vida intensa de más de 90 años aunque los últimos fueron más duros, sobre todo, después de la desaparición de su gran amor, de su mujer Blanca.

    Leer más »
Botón volver arriba