Críticas de espectáculos

Celebración (Festen)/Teatre Romea

Un gran banquete
Obra: Celebración (Festen)
Autores: Thomas Vinterberg, Mogens Rukov
Adaptación teatral: Bo hr. Hansen
Dramaturgia: Pablo Ley
Intérpretes: Marta Angelat, Cristina Brondo, Rosr Camí, Crales Canut, Eduardo González, Dani Klamburg, Jordi Llordella, Victoria Pagès, Jorge Peña, Mingo Rfaols, Boris Ruiz, Santi sans, Lluís Villanueva, Marina Calero
Escenografía: Alfons Flores
Vestuario: Míriam Compte
Espacio sonoro: Oscar Roig
Dirección: Josep Galindo
Producción: Teatre Romea, Atrium, Grec
Teatre Municipal de Manacor – 27-09-05
A partir de una de las primeras películas del movimiento Dogma, “Festen”, llega esta desgarrada propuesta teatral, que tras la adaptación de Bo hr. Hansen, se hace una espléndida dramaturgia a cargo de Pablo Ley para proporcionar un excelente texto que nos narra una dura disección de una familia burguesa, los conflictos familiares que llegan a la categoría de alegato, descriptos de una manera soberbia, con una suerte de elección de personajes que van describiendo su importancia en el todo, y que terminan con una denuncia grave de abusos sexuales del padre, precisamente en el día que celebran su sesenta cumpleaños.
Quizás la anécdota, la severa denuncia de la criminal posesión destructiva del padre de familia, el silencio cómplice de la madre, los desvaríos de los hermanos y hasta el suicidio de la hija mayor, gemela del hijo que desencadena toda la catarsis, sea un material provocador, penetrante, interesante en cuanto puede tener de universal en diferentes rangos y categorías de abusos, maltratos y autoritarismo.
Pero donde se convierte en un festín es en lo teatral. Hay un reparto excelente compuesto por catorce intérpretes. Inmejorable, con momentos individuales sublimes y con el trabajo coral perfecto, debido todo a una dirección inteligente, que aclara, que juega con los personajes para darles la relevancia adecuada, en un espacio escénico tan impresionante como práctico, con un delicado espacio sonoro que se convierte en momentos como el protagonista subconsciente, y una iluminación que ayuda a crear el ritmo emocional. Todo está perfectamente en su sitio, llega de manera cálida, provoca la admiración y proporciona dos horas de un banquete teatral como pocas veces se puede encontrar. No lo duden, apúntense a esta celebración en cuanto la vean anunciada. Lo celebrarán de verdad.
Carlos GIL

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba