Estrenos

Màrius Serra y Joan Arqué rompen los esquemas en la adaptación a la actualidad de ‘Tirant lo Blanc’

El Teatre Romea acoge, dentro del Grec, el estreno de esta obra con Quim Àvila, Laura Albert y Judit Neddermann, entre otros, en el reparto

 En el Teatre Romea de Barcelona se puede ver a partir del 25 de junio ‘Tirant lo Blanc’, con Quim Àvila, Laura Aubert, Judit Neddermann, Moha Amazian, Neus Ballbé, Clara Mingueza, Ireneu Tranis y Agnès Jabbour en el reparto. Joan Arqué (‘Canto jo i la muntanya balla’) dirige esta adaptación teatral firmada por Màrius Serra sobre el clásico literario de Joanot Martorell, y lo hace desde una perspectiva rompedora y actual. Es una producción de Teatre Romea y Grec 2024 Festival de Barcelona.

Cogiendo los capítulos más épicos de las aventuras del caballero de Valencia, seguimos a Tirant y Plaerdemavida en un naufragio hasta las costas del norte de África y en su largo periplo para volver a casa, en Constantinopla, con su amada Carmesina. Una historia llena de peligros, amores y conflictos que resuenan a través del tiempo hasta alcanzar el mundo de hoy. 

Escrita hace más de quinientos años, ‘Tirant lo blanc’ es un pilar de la literatura caballeresca. Ahora, este montaje vincula las aventuras del mítico personaje con los conflictos contemporáneos, estableciendo paralelismos con los relatos nacionales que nos contamos en la sociedad moderna, sugiriendo que la historia siempre la escriben los vencedores y que los héroes siempre se erigen sobre los cadáveres de gente inocente. Según Joan Arqué, la obra revisa la figura del mito, del héroe, para preguntarse en qué se sustenta y el porqué de la necesidad que tiene la sociedad de una narrativa que cree esa idea. “No olvidemos que Tirant lo Blanc es una gran ucronía. Una ucronía que la Europa de aquellos momentos tenía necesidad de comprar. Porque necesitamos mitos o héroes”.

El montaje de Joan Arqué dialoga desde dos temporalidades distintas, la dramática del SXV y la más épica del XXI, utilizando distintos lenguajes que van desde la interpretación en formas dramáticas y épicas, pasando por lenguajes propios del teatro de gesto y la manipulación de objetos, y una fuerte apuesta por el espacio sonoro y la musicalidad. “Es una obra de gran plasticidad y belleza, con una fuerte carga simbólica y política”, explica el director. Los retos son, añade Arqué, “llegar a la gente con un teatro en el que creemos, tanto en su forma como en sus contenidos, una propuesta que nos permita llegar a Tirant desde otro lugar, más actual. Porque algunas preguntas de las que se lanzan tienen hoy una absoluta vigencia”.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba