Estrenos

Rocío Barriga y Laila Tafur presentan sus propuestas de danza en el ciclo Vertebración de Sevilla

El Teatro de la Maestranza estrena dos piezas de coreógrafas andaluzas

El Teatro de la Maestranza de Sevilla acoge los días 29 y 30 de abril, en la sala Manuel García, la XII edición de Vertebración, ciclo de danza contemporánea impulsado por la Asociación Andaluza de Compañías y Profesionales de la Danza (PAD), con la ayuda del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (INAEM)y la colaboración del propio Maestranza.

La cita, cuya celebración coincide este año con el Día Internacional de la Danza, persigue promover y visibilizar el talento de las compañías de danza contemporánea en Andalucía. Vertebración es un proyecto surgido en el año 2010 con el objetivo de convertirse en espacio de encuentro y de intercambio creativo entre compañías que se están iniciando y profesionales consolidados.

Para esta edición se han seleccionado dos propuestas escénicas. La primera de ellas, ‘Todo esto no es tradición’, de la sevillana Rocío Barriga, se estrenará el viernes 29 de abril. Se trata de una pieza en la que la creadora propone un mapa por el cual viajar a través del tiempo, con el objetivo de transmitir la importancia de llegar a conocerse a través del pasado.

Todo esto no es tradición -explica Barriga-, surge con la necesidad de conocerme y saber cuál ha sido mi pasado. Me inquietaba saber cuál había sido el papel de las mujeres en mi propia historia y conocer un poco mejor a estos referentes directos. Cuando inicio la investigación redescubro que en mi árbol genealógico ha existido mucha tradición militar. Esto me generó muchas preguntas que necesitaba abordar desde mi propio cuerpo. Como en la documentación que iba encontrando tenía mucho peso el papel masculino, me iba surgiendo la necesidad de dar su espacio al papel femenino y por eso decidí crear esta pieza, que subtitulo como ‘manual fallido para un estudio genealógico’ porque utilizo el árbol genealógico como una herramienta de creación escénica y fallido porque no encuentro en este árbol a los referentes femeninos que iba buscando, o la información es mínima en relación con la encontrada acerca de los hombres de mi familia”.

El 30 de abril será el turno del segundo de los proyectos, ‘Carne de canción’, de la granadina Laila Tafur, concierto escénico que combina lenguajes relacionados con el movimiento y la creación escénica multidisciplinar. Se trata de una pieza donde la canción es el eje principal. Un encuentro con la canción en el que la danzante se vuelve audaz en sus estudios de erudita ignorante. Según explica la propia autora, “Carne de canción es una oda al juego, a la experimentación a través del juego, al aprendizaje desde lo placentero y no sólo desde el esfuerzo”. En el caso de esta pieza -incide Tafur- la canción se aborda desde la perspectiva de una bailarina con sus herramientas de bailarina, «que no son otra cosa que un entrenamiento de lo sensible y la percepción del cuerpo y la piel puestas al servicio de la producción sonora. Trato de analizar cómo se produce música a través de una danza y cómo suena una danza y qué de cantar tiene el bailar. Es como dislocar los parámetros del baile y la canción o el toque y unirlos y ponerlos a jugar para ver cómo se afectan. Cómo modular eso”.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba