Festivales

XXV Edición del festival d’estiu de Barcelona, Grec 2001

«Don Juan o el festí de Pedra», de Molière, inauguró la XXV edición del Festival d’Estiu de Barcelona, el Grec 2001. El montaje, que dirige Ariel García Valdés, permanecerá 15 días en el Teatre Grec y contará con Lluís Homar y Jordi Boixaderas como protagonistas. El «Don Juan» de Molière tiene, según su director, «una dimensión universal» que no tenía el original de Tirso de Molina. Esta versión, que data de 1665, «no es una obra sobre un seductor que va de mujer en mujer, aquí no es únicamente un seductor, eso sería reducirlo mucho», dijo García Valdés.
Al contrario, «Don Juan» tiene como protagonista «a un hombre que se enfrenta a todo: a la sociedad, a los patrones, a la paternidad… es una inmensa máquina de subversión», según comentó el director.
Para García Valdés, «es el Molière más franco y más libre», y añadió que «el genio de este autor es increíble, estoy alucinado de su riqueza».
Lluís Homar, que interpreta a Don Juan, declaró que «tenía muchos prejuicios respecto a Don Juan pero ahora estoy totalmente seducido por él y su sentido de rebeldía y modernidad». «Es un gran hombre y eso no me lo esperaba», dijo Homar, al que dará réplica en el papel de Sganarelle Jordi Boixaderas.
Los dos hombres representan «dos maneras de ver el mundo», explicó García Valdés: «Uno vive su deseo al máximo y el otro cree que hay reglas que seguir, y que es imprescindible una moral para poder vivir», declaró el director. El personaje de Sganarelle siente, a la vez, «fascinación y odio» por Don Juan y aporta «genialidad» a la obra, en palabras del director.
La traducción de «Don Juan», que ha sido realizada por Carmen y Josep Maria Vidal, respeta el original. La escenografía y el vestuario son intemporales ya que el tema principal, «una crisis ideológica, un vive el instante porque está vacío», sigue siendo actual, según el director. Tras su paso por el Grec, la obra realizará una gira en septiembre, octubre y noviembre. En principio, no está prevista la exhibición del montaje, que produce Focus, en ninguna sala de la ciudad.
Ariel García Valdés ha desarrollado su carrera como actor en París y también ha dirigido obras de teatro y ópera, como «Lear o el sueño de una actriz», en el Teatre Lliure, «La vida es sueño», con la Compañía Nacional de Teatro Clásico, y «Plaça dels herois», en el TNC. En Francia fue nombrado Caballero de la Orden Nacional del Mérito por su trayectoria artística.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba