Sidebar

18
Vie, Oct

La XXI edición del Festival Internacional de Teatro de Calle de Lekeitio que se celebró en sus habituales fechas del segundo fin de semana de julio, reunió a unos 18.000 espectadores según aseguran los organizadores que destacan además que la cita obtuvo un "gran éxito" y que se desarrolló en "un ambiente teatral impresionante".

Valoración de los organizadores de Festival Internacional de Teatro de Calle de Lekeitio

Las artes de calle en un mundo libre

La libertad de la imaginación artística tiene algo mágico que nos atrae. Desgraciadamente en estos tiempos no es muy habitual, ya que las calles sufren cada vez más prohibiciones. Pero ahí se levanta Lekeitio y cada segundo fin de semana de julio surge un mundo libre donde las experiencias que se viven vuelan por encima de todas las mugas.

Hicimos una apuesta por la creación innovadora en la edición 21. Y en ese camino nos encontramos con Les Commandos Percu. Su Le Concert de Feu sorprendió a los 5.000 espectadores que ocupaban la plaza y el puerto. Un trabajo magistral donde el virtuosismo es aplicado tanto a la percusión como a la pirotecnia. Demostró ser uno de los grandes grupos de Europa y en Lekeitio no defraudó.

Una tierra más allá en este territorio libre encontramos al clown argentino Loco Brusca. Preguntad a la multitud que tomaba el sol en la playa que ocurrió cuando llegó aquel hombre encorbatado. Mr X nos mostró con toda su crueldad el mono que todos llevamos dentro. Humor y tiempo para la reflexión. Recordaremos el final del espectáculo cuando el clown y el público, todos juntos, se bañaron en las aguas del mar. El domingo Loco volvió aclompañado del músico Claudio Levati. En esta ocasión fue la manipulación el tema de su locura. Así sacudió nuestra memoria cuando aparecieron King Kong, Fliper, Maradona, los Sanfermines… Todo es posible en las tierras de Loco Brusca.

Por un momento las máscaras tomaron la plaza. El grupo Mr Pejio's Wandering Dolls nos propuso el mundo poético del este europeo. Pocas veces se tiene la ocasión de disfrutar de tantas máscaras hermosas y sugerentes. Esto hay que agradecérselo al este grupo ruso que hacen de sus imágenes propias y originales un viaje por un país lleno de intensas maravillas. En pleno siglo XXI su estética nos trajo recuerdos de los años 70.

Y las máscaras también aparecieron de la mano de Groupe Démons et Merveilles. Miradas y personajes naif al servicio de una historia triste y trágica. Los malos tratos a niños sacudieron nuestras conciencias dejando al descubierto el lado pedagógico del teatro de calle. Una muestra de la variedad que este festival internacional ofrece al aficionado.

No es una situación habitual dos viejecitas cantando 'Maneras de Vivir' de Rosendo, vestidas con dos chupas de cuero. Llegaron de Araba, tal y como lo han hecho en años anteriores. Pikor lanza un mensaje revindicando la dignidad del ser humano, en cualquier etapa de su vida. Dos buenos trabajos actorales y una buena historia dejan al descubierto la calidad del teatro vasco.

Los componentes de Acrobuffos salieron de Nueva York, pasaron un mes en Afganistán, antes de llegar a Italia. Seguido acudieron a su cita en Lekeitio para viajar después a Canadá. En esta sorprendente gira esta pareja de clowns siembran la sonrisa allá por donde pasan. Un trabajo cercano y amable de esos que surgen en las tierras del humor hecho con cariño. El agua como protagonista en el campo creativo de este grupo americano.

Cantando un área de ópera en directo, nómadas que huyen del desierto, acrobacias en telas colgadas del cielo… llegó Kanbahiota Trup. Un grupo afincado en Madrid que bebe de las aguas del nuevo circo con una estética provocadora cerrando la noche del viernes subidos a un trapecio.

El tiempo fue otro gran espectáculo. El sol brillaba con todo el esplendor del verano. Artes de calle y playa, el gran plan de Lekeitio. En las calles, 18.000 espectadores tomaron parte en los espectáculos. Un ambiente teatral impresionante. Gran éxito. Emoción en cada rincón. El mundo libre de la creación volverá el año que viene. Las artes de calle tienen en Lekeitio una de sus mejores plazas.

Imanol Agirre.

Director artístico del Festival Internacional de Teatro de Calle de Lekeitio