Sidebar

25
Lun, May

negro & negro | Norka Chiapusso

Regresó con fuerza el Festival Internacional de las Artes (FIA 2017) en San José de Costa Rica para celebrar su quinceava edición. Con un presupuesto que supera el millón y medio de dólares presentó una programación nacional e internacional con la participación de unos 1.500 artistas componentes de 135 agrupaciones que presentaron sus trabajos entre el 29 de junio y el 9 de julio pasados. 17 países representando las artes escénicas europeas y latinoamericanas fruto de una cuidada selección internacional, realizada impecablemente por Octavio Arbelaez, conocido y reconocido gestor cultural, que facilitó que se vieran compañías tan relevantes en Artes de la Calle como Antagon TheaterAKTion y Johan Lorbeer de Alemania, Circo Zoe de Italia, Kadavresky de Bélgica, KTO de Polonia... Destacar, porque me toca, que la representación vasca en calle fue importante: Kukai danza, Larrua danza, Zanguango Teatro, Shakti Olaizola y Markeliñe Teatro presentaron sus propuestas en quince funciones con el apoyo del Instituto Etxepare y en el marco del proyecto dFERIA abroad en colaboración con la dirección artística del destival. Desde América Latina llegaron a San José compañías como Maleza Teatro y Viaje Inmóvil de Chile, Teatro Petra y La Maldita Vanidad desde Colombia, Los Colochos desde México y Matías Umpiérrez desde Argentina en sala... Imposible resumir sin levantar susceptibilidades. Como no citar a Teloncillo, o Unahoramenos o Ron lala.

Calle y sala en un festival renovado, fresco, atrevido que propició el encuentro y la cooperación entre los artistas contribuyendo al uso y disfrute del espacio público de una manera distinta, reinventándoselo con cada hecho artístico. No faltaron actividades paralelas como los encuentro de la Red Eurolatinoamericana de Artes Escénicas (REDELAE) y el de la Asociación para el Desarrollo de la Industria de la Música Iberoamericana (ADIMI), además de talleres, mesas redondas, etcétera. Responsable de un amplio equipo humano y del buen funcionamiento de este festival, Ada Acuña, que no regateó esfuerzos. Y gran mérito de la Ministra de Cultura, Sylvie Durán, mujer impecable, implicada y persona de cultura, y de la Cultura, que entre otros méritos cuenta con la recuperación de este festival y su asentamiento como el más importante en Centro América y uno de los eventos escénicos más importantes en Latino-América entera.

Disfruté mucho en el FIA. El festival ayudará, sin duda, al desarrollo de las artes escénicas en Costa Rica. Me encantó Andrea Catania, o la compañía La Bicicleta. Disfruté viendo los espectáculos con público a rebosar con una organización que sorteaba la temporada de lluvias con una habilidad sorprendente, pareciese que daban al botón OFF y paraba de llover. Pocas funciones tuvieron incidencias. Presentan una nueva edición, también de carácter internacional, el próximo abril, en el 2018. Estén atentos porque este festival bien merece una visita.