Sidebar

10
Vie, Jul

La 23ª Fira Mediterrània de Manresa, que se celebrará del 13 al 18 de octubre, combinará el formato en línea y el presencial y se alargará a seis días para adaptarse a la crisis sanitaria y ofrecer todas las garantías de seguridad a público y profesionales.

 

"Las celebraciones de cultura popular no las aplazamos ni las re-programamos, sino que las celebramos y compartimos adaptándolas al presente, repensándolas". Con esta idea y con el compromiso y la responsabilidad para con el sector profesional de las artes en vivo, el tejido asociativo de la cultura popular y tradicional y la ciudadanía, Fira Mediterrània de Manresa, celebrará el próximo mes de octubre una 23ª edición excepcional en un formato híbrido, combinando propuestas en línea y en vivo, y expandido, con seis días de duración. Se trata de una edición repensada y adaptada al presente con el objetivo de garantizar al máximo la seguridad de todos los participantes (público, profesionales, técnicos y personal de la organización) a que obliga la actual crisis sanitaria provocada por la Covid19.

Fira Mediterrània tiene clara vocación de servicio público hacia el sector cultural, el cual se ha visto especialmente afectado por esta crisis sin precedentes, y que necesita más que nunca herramientas que ayuden a superar las circunstancias adversas que nos ha tocado vivir. El mercado manresano pondrá todos los medios que tiene a su alcance para hacerlo, ya sea mediante la oferta de actividades profesionales y artísticas como poniendo a disposición de los acreditados un abanico de herramientas de fomento del intercambio y el trabajo en red.

La Fira de este año se expande excepcionalmente y comenzará antes de lo habitual, un martes, 13 de octubre, y se prolongará hasta el domingo 18 de octubre. Además, la Fira será híbrida, con dos formatos, uno en línea y otro en vivo en Manresa.

Fira Mediterrània en línea

La Fira ofrecerá del martes 13 a jueves 15 de octubre diversas actividades dirigidas exclusivamente al público profesional con jornadas profesionales, reuniones rápidas y presentaciones de proyectos, pensadas para ser un espacio de reflexión y especialmente de conexión entre profesionales. Lo hará en formato en línea, prescindiendo por razones de seguridad de la Lonja Profesional presencial. Este año, estas actividades y los contactos entre profesionales se podrán seguir de forma práctica y eficaz desde las aplicaciones en línea que la Fira pondrá a disposición de los acreditados. El grueso de profesionales que cada año se acreditan para asistir a la Fira tiene una procedencia muy diversa, y conscientes de la dificultad de la movilidad entre territorios que ha provocado la crisis sanitaria, estas medidas han sido pensadas para poder ofrecer el máximo de contenidos a los acreditados internacionales, catalanes y del resto del Estado español que no puedan desplazarse hasta Manresa. Estaba previsto que algunas de estas herramientas en línea fueran adoptadas en un futuro, pero la necesidad actual ha acelerado la implantación, así que muchas de ellas seguramente se mantendrán en futuras ediciones.

Fira Mediterrània en vivo

También en la línea de la responsabilidad de la Fira tanto para con los profesionales de las artes en vivo como de la cultura popular, la programación artística se desarrollará presencialmente en diversos espacios de Manresa del 15 al 18 de octubre con conciertos y espectáculos presenciales.

La programación, que se hará pública en las próximas semanas, continuará proponiendo una mirada a la raíz que nos habla en presente. Esta premisa, que debe servir para posicionar firmemente el discurso de la Fira como el mercado estratégico de la raíz, impregnará la programación de la 23ª edición. Este planteamiento se concretará con una programación integrada por propuestas que parten de la raíz y la cultura popular y tradicional como motor creativo, una raíz con miradas poliédricas, y que nos habla en presente. Por ese motivo la 23ª Fira se continuará articulando bajo tres grandes conceptos: miradas, jóvenes y presente.

Todas las actuaciones en vivo se llevarán a cabo cumpliendo siempre y de forma estricta con las medidas sanitarias vigentes, evitando la presencia masiva y no controlada de espectadores, para garantizar la seguridad de todos. La organización de Fira Mediterrània estará atenta a la evolución de la situación sanitaria con el fin de adaptar su oferta a las necesidades vigentes en el momento de su celebración, ya sea con la ampliación de aforos, si la evolución de la pandemia es favorable, o con su reducción si por el contrario fuera necesario hacer retroceder el calendario de desconfinamiento. Este modelo híbrido, en línea y presencial, permitirá adaptar la Fira según sea la situación en el próximo otoño.